Hermanos del Bosque Letones

 

Los Hermanos del Bosque fue una organización guerrillera anticomunista que surgió durante la Segunda Guerra Mundial en los Países Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania). Una de las facciones más famosas fue la de los letones con casi 40.000 combatientes.

Cuando se produjo la ocupación de la Unión Soviética a Letonia en otoño de 1939, numerosos letones marcharon a los bosques para ocultarse de la represión comunista, siendo la mayoría militares del Ejército Letón, funcionarios, políticos de derechas, socialistas moderados, campesinos o religiosos. Malviviendo en el bosque, estos guerrilleros que atacaban a las tropas soviéticas, mataban colaboracionistas o robaban en los depósitos de armas se organizaron en comunidades rurales levantando entre la tupida vegetación campamentos, búnkers, escondites con forma de matorral e incluso viviendas y escuelas camufladas para sus mujeres y niños. Copiando el nombre de sus antepasados que como ellos se habían ocultado en los bosques para evitar el reclutamiento cuando Letonia formaba parte de Rusia en la Guerra Ruso-Japonesa de 1905 contra Japón, los partisanos bautizaron a su movimiento como Hermanos del Bosque Letones (Meza Bräli).

Al iniciarse la invasión de Alemania a la URSS en Junio de 1941 durante la “Operación Barbarroja”, los Hermanos del Bosque salieron de sus escondites y junto con las tropas alemanas del Grupo de Ejércitos Norte contribuyeron a expulsar de Letonia a los soviéticos. Una vez liberado el país, los alemanes otorgaron una autonomía especial a Letonia que los antiguos Hermanos del Bosque acogieron gustosamente, encuadrándose muchos de ellos en la policía local, en unidades auxiliares del Ejército Alemán (Wehrmacht) o en las 15ª y 19ª Divisiones SS Letonas de las Waffen-SS que lucharon en el Frente Oriental.

Hermanos del Bosque Letones

Con la llegada otra vez del Ejército Rojo a Letonia tras la “Operación Bragation” en el verano de 1944, los Hermanos del Bosque volvieron a organizarse en la retaguardia enemiga. Durante la invasión estos partisanos letones que sumaron 20.000 efectivos repartidos en 700 bandas mataron a numerosos soldados soviéticos en distritos como Abrene, Ilûske, Dundaga, Taurkalne, Lubâna, Aloja, Smiltene, Rauna o Lîvâni; mientras que otros 4.500 combatieron como fuerza de choque de primera línea sobre Curlandia hasta 1945.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en Europa, los 6.000 Hermanos del Bosque Letones supervivientes se agruparon el 24 de Agosto de 1945 en la Unión Nacional de Partisanos de Letonia (Latvijas Nacionalo Partizanu Apvieniva o LNPA). Desde entonces estos guerrilleros letones combatieron al Ejército Rojo, la NKVD y colaboracionistas de la República Socialista Soviética de Letonia hasta su completa desaparición en el año 1948. A pesar de todo, todavía algunos partisanos lucharían hasta bien entrada la Guerra Fría en 1957.

Aproximadamente entre 1944 y 1957 los Hermanos del Bosque Letones protagonizaron más de 3.000 ataques y provocaron 2.122 bajas a las tropas soviéticas entre 1.562 muertos y 560 heridos.

Derrotado el comunismo con la caída de la URSS en 1990, la labor desempeñada por los Hermanos del Bosque Letones fue reconocida por la recién independizada Letonia. A partir de esa fecha todos los veteranos volvieron a ser simbólicamente admitidos en el Ejército Letón y su honor completamente restaurado.

 

Bibliografía:

Fernando Sánchez Redondo, Los Hermanos del Bosque y la Ocupación Soviética (1940/1941-1944/1953), Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.24-31
https://en.wikipedia.org/wiki/Latvian_partisans