Hermanos del Bosque Estonios

 

Múltiples fueron las organizaciones anticomunistas guerrilleras que surgieron en los Estados Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) durante la Segunda Guerra Mundial y parte de la Guerra Fría. Agrupados los partisanos en los Hermanos del Bosque, los estonios tuvieron un papel destacado en la lucha contra el Ejército Rojo aportando más de 40.000 efectivos.

Cuando en otoño de 1939 la Unión Soviética ocupó Estonia y comenzó a represaliar a decenas de miles de ciudadanos, muchos antiguos soldados del Ejército Estonio, policías de la Guardia Nacional, políticos conservadores, sindicalistas moderados, sacerdotes ortodoxos, intelectuales, campesinos y empresarios tuvieron que esconderse en los espesos bosques para evitar ser capturados por el Ejército Rojo. Desde ese momento estos refugiados levantaron campamentos ocultos en plena naturaleza, cavaron búnkers bajo los árboles y plantaron sus propios cultivos en los claros de las arboledas, llegando incluso a camuflar viviendas y escuelas de enseñanza para sus mujeres y niños; sin olvidar la lucha armada desde la clandestinidad atacando convoyes de tropas soviéticas, matando colaboracionistas locales o robando armamento en los arsenales militares. Pronto se bautizaron a sí mismos como los Hermanos del Bosque Estonios (Metsavennad), en honor a sus abuelos que durante la Guerra Ruso-Japonesa de 1905 contra Japón se habían ocultado en el bosque cuando todavía Estonia formaba parte de Rusia y de ese modo evitar el reclutamiento forzoso dentro del Ejército Imperial Ruso.

Al iniciarse la “Operación Barbarroja” en el verano de 1941, Alemania y Finlandia atacaron la Unión Soviética convergiendo la primera por la frontera sur de Estonia y la segunda por la frontera norte. Durante el ataque más de 12.000 efectivos de los Hermanos del Bosque Estonios organizados en 13 regimientos apoyaron desde la retaguardia a las tropas finlandesas y alemanas, destacando los asaltos contra el Ejército Rojo que protagonizaron los 1.500 partisanos del Grupo “Guerrilla Sur” sobre el sector meridional del país, los 500 de la Milicia Local Voluntaria en la región de Parnumaa y los 300 del Destacamento “Hirvelaan”. También algunos Hermanos del Bosque Estonios entrenados por el Ejército Finlandés como los 65 comandos del 2nd Batallón “Erma” al mando del coronel Henn Ants Kurg tomaron numerosas aldeas, aseguraron instalaciones estratégicas, ocuparon varias islas del Mar Báltico e incluso contribuyeron a la reconquista de la capital de Tallin el 28 de Agosto de 1941, fecha en que toda Estonia resultó liberada del Ejército Rojo.

Hermanos del los Bosques Estonios combatiendo con una mezcla de uniformes alemanes y civiles, incluyendo un subfusil germano Stg-44.

Por segunda vez Estonia fue invadida por la URSS en otoño de 1944 después de que el Frente Oriental se derrumbase tras la “Operación Bragation”, algo que obligó a los Hermanos del Bosque Estonios a reactivarse para la defensa de la patria. Así fue como más de 30.000 guerrilleros atacaron en la retaguardia al Ejército Rojo sobre los distritos de Pärnu, Lääne, Tartu y Viru; aunque también combatieron como fuerza de choque de primera línea junto a la 20ª División SS de Granaderos “Estonia” en las Batallas de Narva o en la defensa de la capital de Tallin.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945 con la ocupación comunista del país y la proclamación de la República Socialista Soviética de Estonia, los Hermanos del Bosque Estonios continuaron la lucha armada en la retaguardia combatiendo al Ejército Rojo, al NKVD y a los colaboracionistas del Cuerpo de Fusileros Estonio leal a Moscú. De hecho hasta 1947 los Hermanos del Bosque controlaron grandes hectáreas de su patria con numerosas ciudades y pueblos. Solamente la amnistía general decretada en 1953 tras la muerte de Iósif Stalin y el inicio de un período político mucho más moderado, favoreció la disolución de los Hermanos del Bosque que volvieron a la vida pública sin sufrir represalias. Únicamente unos pocos Hermanos del Bosque Estonios continuaron con la guerrilla, siendo el último caído en combate August Sabbe de 69 años cuando el 27 de Septiembre de 1978 murió ahogado en un río mientras intentaba escapar de agentes rusos del KGB.

Aproximadamente entre 1944 y 1947 los Hermanos del Bosque Estonios protagonizaron 773 acciones armadas y mataron a 1.000 soldados soviéticos del Ejército Rojo.

Finalizada la Guerra Fría y caído el comunismo, Estonia volvió a recuperar su independencia en 1990. Como reconocimiento a la contribución nacional de los Hermanos del Bosque, a todos sus antiguos veteranos se les restituyó el honor siendo condecorados y considerados héroes nacionales.

 

Bibliografía:

Fernando Sánchez Redondo, Los Hermanos del Bosque y la Ocupación Soviética (1940/1941-1944/1953), Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.24-31
https://en.wikipedia.org/wiki/Forest_Brothers#In_Estonia