XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco

 

“Aventurero” o “Qasaq” fue el significado que etimológicamente haría honor a la palabra “Cosaco” durante la Segunda Guerra Mundial. Dispuestos a defender su patria y a su gente, decenas de miles de jinetes y monturas encuadraron el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco que lucharía bravamente contra el comunismo.

Formación

Emblema de los cosacos en las Waffen-SS.

Cuando en el verano de 1941 se produjo la invasión del Eje a la Unión Soviética en la conocida como “Operación Barbarroja”, numerosos fueron los cosacos del Ejército Rojo que abandonaron sus filas y desertaron para entregarse a los alemanes, alegando que deseaban colaborar con ellos en la lucha contra Iósif Stalin. Así sucedió con un regimiento entero de la 155ª División de Fusileros Soviética después de que su comandante Iván Kononov, un cosaco que había visto como los bolcheviques ahorcaban a su padre y mataban a sus dos hermanos durante la “Descosaquización” de 1918-1920, convenciese a sus hombres para pasarse al bando alemán. Repentinamente miles de cosacos comenzaron a hacer su aparición en los distintos campos de batalla de Ucrania y Rusia a medida que el Ejército Alemán (Wehrmacht) avanzaba por territorio soviético o liberaba campos de concentración con población cosaca interna. Ancianos, jóvenes y adolescentes se presentaron ante los puestos de mando alemanes vestidos del uniforme tradicional cosaco y armados con pistolas, espadas y fusiles que durante años habían permanecido ocultas en zulos. Incluso el mundo entero se llevó una sorpresa cuando apareció el mítico Atamán Nikolay Kulakov, un héroe cosaco de la Guerra Civil Rusa (1917-1924) que después de haberse escondido casi 22 años todos habían dado equivocadamente por muerto en 1919.

Inicialmente las autoridades alemanas ignoraron las peticiones cosacas de incorporarse a la cruzada anticomunista, por lo menos hasta que el coronel de caballería Helmuth Von Pannwitz consiguió convencer a otros militares como Ernst Koestring o Claus Von Stauffenberg (quién atentaría contra Adolf Hitler sin éxito en 1944) y al propio jefe supremo de las Waffen-SS, Heinrich Himmler. Precisamente el Reichsführer quedó tan maravillado ante la idea de incluir un ejército cosaco entre sus filas que el 11 de Agosto de 1942 dio la autorización para la creación del XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco (XV SS Kosaken Kavallerie Korps).

Grupo de combatientes cosacos de las Waffen-SS jurando bandera.

Estructuralmente el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco al mando del general Helmuth Von Pannwitz fue organizado en dos importantes fuerzas según la procedencia de la tribus con más de 50.000 cosacos entre sus filas. Por ejemplo la 1ª División SS de Caballería Cosaca incluía a los 1º, 2º y 4º Regimientos SS de Caballería del Don, Siberia y Kubán, más el 1º Regimiento SS de Artillería; y la 2ª División SS de Caballería Cosaca los 3º y 5º Regimientos SS de Caballería Cosaca, más el 2º Regimiento SS de Artillería; además de complementarse de manera independiente el Regimiento SS de Artillería y los Batallones SS de Señales, Reconocimiento e Ingenieros. Mielbau fue el campo de instrucción elegido para su entrenamiento y entre las artes aprendidas estuvieron tácticas tan variadas como la lucha a sable o las prácticas de tiro con cañones PaK de 50 milímetros o morteros de 80 milímetros.

Muy llamativa fue la uniformidad cosaca para prestar servicio en una fuerza de élite como las Waffen-SS. A diferencia de otros soldados de diversas nacionalidades, los cosacos reservaron su guerrera tradicional “tcherkessa” cubierta de cartucheras decorativas y los clásicos gorros de lana, siempre con el águila nacionalsocialista obligadamente cosida en ambos, además de unas rayas laterales en los pantalones que variaban el color según la procedencia de su tribu (Don, Kubán, Terek o Siberia). Tampoco no tuvieron problema en lucir sus condecoraciones obtenidas en tiempos del Zar Nicolás II, así como un curioso armamento compuesto por espadas “shashka”, dagas y fusiles de tirador de montaña.

XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco:
1ª División SS de Caballería Cosaca
-1º Regimiento SS de Caballería del Don
-2º Regimiento SS de Caballería de Siberia
-4º Regimiento SS de Caballería del Kubán
-1º Regimiento SS de Artillería
2ª División SS de Caballería Cosaca
-3º Regimiento SS de Caballería del Kubán
-5º Regimiento SS de Caballería del Don
-2º Regimiento SS de Artillería
Regimiento SS de Artillería Cosaco
Batallón SS de Señales Cosaco
Batallón SS de Reconocimiento Cosaco
Batallón SS de Ingenieros Cosaco

Campaña de los Balcanes

Oficialmente el 25 de Septiembre de 1943, el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco fue desplegado en zona de batalla, concretamente la 1ª División SS de Caballería Cosaca en los Balcanes para desilusión de muchos cosacos que habían esperado combatir al Ejército Rojo en el Frente Oriental. Sin embargo los alemanes prefirieron utilizarles en misiones antipartisanas contra la guerrilla comunista de Yugoslavia dirigida por el Josip Tito, principalmente por miedo de que desertasen cuando se toparan cara a cara contra la caballería cosaca al servicio del Ejército Rojo.

Caballería cosaca de las Waffen-SS en formación.

La primera misión armada fue protagonizada por la 1ª División SS de Caballería Cosaca en la región balcánica de Syrmia, concretamente en los Montes Fruska Gora el 12 de Octubre de 1943, donde los cosacos cosecharon una victoria al tomar la aldea de Beocin y capturar a todos los oficiales yugoslavos presentes en el pueblo. Poco después de esta operación, la 1ª División SS de Caballería Cosaca se encargó de custodiar el ferrocarril entre Zagreb y Belgrado, mientras que el 2º Regimiento SS de Caballería de Siberia combatió a los partisanos en Gora y Glina.

La llegada de 1944 supuso el traslado del XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco a Bosnia-Herzegovina. Algunas de las zonas en las que combatieron dichos cosacos fue en los alrededores de Sarajevo y en la región de Dvar durante la “Operación Rösselprung”.

Fuera de los Balcanes, hubo ciertas unidades que pelearon en otras zonas de Europa. Por ejemplo la 2ª División SS de Caballería Cosaca se enfrentó en Hungría al Ejército Rojo y a los comunistas de la República Popular de Bulgaria, donde en una ocasión un grupo de 400 jinetes cosacos lograron capturar 450 prisioneros soviéticos y varios cañones. Otras unidades menores de cosacos estuvieron en Polonia aplastando el Levantamiento de Varsovia y algunos más se desplegaron en Francia para luchar contra el “maquis”.

Unos jinetes cosacos de las Waffen-SS y sus monturas tomándose un descanso tras los combates.

Una de las mayores gestas de XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco en los Balcanes ocurrió en Septiembre de 1944 cuando un contingente de 300 soldados croatas del Eje, quedaron atrapados en la cabeza de puente de Banja Luka sobre el Río Vrbas a manos de un contingente de partisanos yugoslavos apoyados desde el aire por aviones británicos. Fue entonces cuando en la retaguardia se organizó un contraataque perpetrado por el 4º Regimiento SS de Caballería del Kubán y refuerzos del 1º Regimiento SS de Caballería del Don junto a milicias croatas ustachas que asaltaron el Río Vrabas. A pesar de encontrarse en inferioridad numérica, los cosacos y ustachas se abrieron paso logrando liberar con éxito a los 300 soldados croatas al otro lado del río.

A finales de 1944 el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco formó parte de la defensa de Croacia después de que el Ejército Rojo penetrase en los Balcanes. Curiosamente el aspecto ruso y los ropajes tradicionales de los cosacos provocaron en ciertas ocasiones confusiones como cuando la 1ª División SS de Caballería Cosaca cruzó el pueblo de Klostar Ivanic, donde multitud recibió a los jinetes jubilosamente con pancartas que rezaban “Bienvenida a los soldados del glorioso Ejército Rojo”.

Pitomaca se convirtió en el principal escenario del XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco al terminar el año. Esta plaza fuerte defendida por el Ejército Rojo, fue bombardeada por artillería y asaltada por el 1º Regimiento SS de Caballería del Don el 25 de Diciembre de 1945, entablándose el primer combate del conflicto entre los cosacos de las Waffen-SS y los soviéticos. Inicialmente los cosacos se replegaron debido a la tenaz resistencia soviética, pero poco después contraatacaron logrando tomar Pitomaca y capturar un gran número de prisioneros rusos, armas, equipo militar y suministros.

Carga a sable de la caballería cosaca de las Waffen-SS.

Durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial en Europa, entre Marzo y Abril de 1945, el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco se fue replegando poco a poco a través de Croacia y Eslovenia mientras combatía a las vanguardias soviéticas y partisanas yugoslavas en los Alpes. Finalmente en Mayo de 1945, el XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco se disolvió y se entregó al Ejército Británico en Austria.

Por desgracia al terminar la Segunda Guerra Mundial, un gran número de combatientes del XV Cuerpo SS de Caballería Cosaco internos en los campos de prisioneros británicos fueron extraditados forzosamente a la URSS durante la “Operación Keelhaul”, siendo muchos de ellos ejecutados o deportados a los gulags de Siberia. Afortunadamente algunos pudieron escapar de los recintos aliados antes de ser entregados a los soviéticos y emigrar a Estados Unidos, Europa Occidental o países de la Commonwealth. Por ejemplo el comandante Iván Kononov se evadió en 1946 y se afincó en Australia hasta su muerte en un accidente de tráfico en 1967. Castigados o en el exilio durante largas décadas, la disolución de la URSS hizo que Rusia volviese a reconocer el valor de los cosacos y restituirlos como tribu honorífica.

 

Bibliografía:

Redacción de Serga, XV.[SS] Kosaken Kavallerie Korps, Revista Serga Nº85 (2014), p.13-18
http://www.axishistory.com/axis-nations/germany-a-austria/waffen-ss/150-germany-heer/heer-divisionen/3903-1-kosaken-kavallerie-division