Origen de las Waffen-SS

Las Waffen-SS pasaron a la Historia por convertirse en el ejército “multinacional” y “multirracial” que luchó a favor del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. No obstante y a pesar de ostentar ese título, originalmente antes del conflicto esta fuerza de choque fue pensada como la precursora de un ejército racialmente germánico encargado de defender la Alemania Nacionalsocialista.

Guardia “Leibstandarte-SS Adolf Hitler”

Cuando Adolf Hitler alcanzó la Cancillería el 30 de Enero de 1933 y se proclamó Führer del Tercer Reich, ordenó al Reischsführer de las SS, Heinrich Himmler, la creación de una especie de “guardia de corps” que ejerciese funciones de escolta y protección a su persona. Encomendada la tarea al SS-Gruppenführer Sepp Dietrich, fueron seleccionados 120 voluntarios del Cuerpo de Seguridad de Hitler (Stosstrupp Adolf Hitler), los cuales recibieron un entrenamiento militar especial antes de agruparse en la “SS-Stabswache”.

Formación del Sonderkommando Zossen de las SS.

La “Stabswache” ubicó a su personal en el Cuartel Alexander de la Calle Friedrichstrasse de Berlín, muy cerca de la Cancillería del Reich, donde a partir de Mayo de 1933 amplió su plantilla con tres nuevas compañías que se agruparon en el “Sonderkommando Zossen”. Dichas unidades que fueron previamente adiestradas por comisarios de la Gendarmería y oficiales del Ejército de la República de Weimar (Reichswehr), se dedicaron a abortar misiones antiterroristas y a disolver eventuales manifestaciones de grupos revolucionarios de izquierda.

Gracias a las innumerables solicitudes de inscripción, en Junio de 1933 se reclutaron tres nuevas compañías que integraron el “Sonderkommando Jüterbog”; siendo dicha formación fusionada al “Sonderkommando Zossen” en Septiembre durante una celebración del Congreso del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP) que terminó con la creación del Estandarte Adolf Hitler (Adolf Hitler Standarte). Esta nueva guardia que fue presentada al público el 9 de Noviembre de 1933 en una ceremonia frente el Templo Feldherrnhalle de Munich mediante un juramento de fidelidad al Führer, fue definitivamente rebautizada con el nombre de “Leibstandarte-SS Adolf Hitler”.

A finales de 1933, la “Leibstandarte-SS Adolf Hitler” o “LAH” fue ubicada en el Cuartel de Berlín-Lichterfelde con un personal de 986 soldados alemanes y austriacos, los cuales fueron ampliados en 1935 con un total de 2.551 efectivos. Entre sus funciones a realizar estuvo la de proteger la Cancillería del Reich mediante patrullas móviles o fijas en turnos de 24 horas al día o escoltar al Führer a mítines y reuniones públicas. Al mismo tiempo también ejercieron algunas labores secundarias como vigilar el Cuartel General de la Gestapo e incluso algunos miembros fueron elegidos como ayudantes del propio Hitler en servicios de criados, chóferes o camareros.

Unidades “SS-Verfügungstruppe”

Mientras el “Leibstandarte Adolf Hitler” se iba constituyendo en Berlín, simultáneamente fueron proliferando otras unidades similares en Alemania de forma independiente a la Algemaine-SS. Bautizadas como “SS-Verfügungstruppe”, estas fuerzas de choque estuvieron conformadas por tropas político-paramilitares que siguieron un estricto entrenamiento centrado de manera muy exclusiva en el deporte y el atletismo.

Miembros de la SS-Verfühgungstruppe con estandarteres nacionalsocialistas.

Varias fueron “SS-Verfügungstruppe” que se distribuyeron de forma irregular por el Tercer Reich. El primero fue el “SS-Standarte 1/VT”, también conocido como “Deutschland”, que al mando del Sturmmbannführer Felix Steiner tuvo una estructura de regimiento de infantería; mientras que poco después fueron organizados el “SS-Standarte 2/VT” o “Germania” y el “SS-Standarte 3/VT” o Der Führer”.

Cabezas de la Muerte “Totenkpofverbände”

La Allgemeine-SS había pasado a controlar todos los recintos penitenciarios de Alemania desde que las SA habían sido desplazadas de estas funciones tras la Noche de los Cuchillos Largos de 1934. Desde entonces los campos de concentración como Dachau dependían del SS-Gruppenführer Theodor Eicke y de una serie de compañías denominadas “Wachverbände”, las cuales a su vez se dividían en pequeños pelotones conocidos como “Watchtruppe”.

Distribución de la “Wachverbände”:
SS-Wachtruppe Oberbayern———–Dachau
SS-Wachtruppe Ostfriesland———–Esterwegen
SS-Wachtruppe Elbe———————Lichtenburg
SS-Wachtruppe Sachsen—————Sachsenburg
SS-Wachtruppe Brandenburg———Oranienburg y Columbia-Haus
SS-Wachtruppe Hansa——————Hamburgo-Fuhlsbüttel

A partir de 1935 todas las “Wachverbände” adscritas a la Allgemeine-SS, fueron separadas y convertidas unidades completamente independientes, las cuales únicamente quedaron sometidas a las órdenes directas del propio Heinrich Himmler. Dichas fuerzas de seguridad, a su vez se fragmentaron y reconvirtieron a sus “Wachtruppe” en cinco batallones independientes denominados “Wachtsturmbann”.

Batallones “Wachtsturmbann”:
SS-Wachtsturmbann I Oberbayern———-Dachau
SS-Wachtsturmbann II Elbe——————-Lichtenburg
SS-Wachtsturmbann III Sachsen————Sachsenburg
SS-Wachtsturmbann IV Ostfriesland——-Esterwegen
SS-Wachtsturmbann V Brandenburg——Oranienburg y Columbia-Haus

“Totenkpofverbände” o “Cabezas de la Muerte” por el cráneo cadavérico que distinguía a su insignia oficial, fue el nombre que se otorgó a finales de 1935 a las unidades destinadas a los campos de concentración, las cuales se constituyeron como una fuerza absolutamente independiente de todas las instituciones del Estado. Formada por una élite muy especial de jóvenes de 20 años, todos ellos de posición obrera y tras haber superado un examen de limpieza racial en la sangre, su misión fue la de proteger los recintos penitenciarios al mismo tiempo que sus voluntarios se instruían como una milicia paramilitar de nivel regimental.

Regimientos “Totenkopfverbände”:
SS-Totenkopfstandarte 1 Oberbayern———-Dachau
SS-Totenkopfstandarte 2 Brandenburg——–Sachsenhausen
SS-Totenkopfstandarte 3 Thüringen————Buchenwald

Las SS Armadas

Waffen-SS o “SS Armadas” fue el nombre que se otorgó a todas aquellas unidades adscritas a las SS, pero sin estar vinculadas a la Allgemeine-SS. De todas estas, las más destacadas al comienzo de su existencia serían las formaciones “Leibstandarte-SS Adolf Hitler”, “SS-Verfïgnungstruppe” y la “SS-Totenkopsfverbände”.

Tropas del “Leibstandarte Adolf Hitler” en formación.

Oficialmente el primer bautismo de fuego de las Waffen-SS lo protagonizó la “Leibstandarte-SS Adolf Hitler” en la Noche de los Cuchillos Largos, cuando 40 miembros de la unidad liderados por el SS-Obergruppenführer Sepp Dietrich, contribuyeron a la detención y purga de numerosos miembros de la milicia de las SA que infructuosamente habían intentando volverse contra Hitler. Cuatro años más tarde, en Marzo de 1938, la misma “Leibstandarte-SS Adolf Hitler”, reconvertida en una fuerza motorizada, participó en la anexión de Austria recorriendo 1.000 kilómetros en tan sólo 48 horas; mientras que al año siguiente, en1939 tomó parte en la ocupación pacífica de los Sudetes y Checoslovaquia.

Selección y formación

Varios era los requisitos exigidos para poder ingresar en las Waffen-SS. Primeramente los candidatos debían cumplir unas condiciones físicas impecables, medir como mínimo 1’80 metros de altura y estar en una edad comprendida entre los 16 y 22 años, además de disponer de un árbol genealógico exclusivamente ario y ostentar una pureza racial con la consiguiente limpieza de sangre. Superados estos exámenes, los jóvenes escogidos debían firmar un compromiso que cambiaba según el rango: los soldados lo hacían por un período de 4 años, los suboficiales por 12 y los oficiales por 25.

Instalación de la Totenkopfverbände albergando un gran número de combatientes formados en un patio frente a un enorme estandarte de la SS.

Habitualmente las condiciones dentro de las Waffen-SS solían ser muy duras tanto física como psicológicamente y los cadetes debían someterse al sistema jurídico y al código disciplinario de las SS. Normalmente se hacían pruebas de resistencia mucho más extremas de lo normal como en el combate personal o en las marchas, algo que se iba complementando con los más diversos deportes y largas de horas de disparo en las galerías de tiro. Precisamente las maniobras se hacían con fuego real e incluso se utilizaban proyectiles de verdad para simular bombardeos de artillería. Fuera del ámbito militar, los voluntarios recibían clases de adoctrinamiento ideológico y otras materias como estrategia o historia nacional que iban compaginando con la instrucción. Gracias a ello y una vez completado el adiestramiento, los futuros miembros de las Waffen-SS salían convertidos en auténticos superhombres y en atletas muy eficaces.

Juramento de las SS

“Yo te juro, Adolf Hitler, Führer y Canciller del Reich, fidelidad y valor. Prometo obediencia a ti a los superiores por ti designados. Que Dios me ayude.”

 

Bibliografía:

-Robin Lumsden, Historia Secreta de las SS. “Orígenes y Organización de las Waffen-SS”, la Esfera de los Libros (2005), p.331-355
-Editores de Time-Folio-Books, Hitler y el III Reich, las SS. “Capítulo 4 El ejército privado de Hitler”, Time-Folio-Books (2008) p.143-149
-Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS. “Las primeras divisiones SS”, Libsa (2009), p.11-13