Batallón SS Francés

 

Por la derrota en 1940 y por la enemistad desde siglos entre Fracia y Alemania, el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, siempre fue muy inseguro a la hora de reclutar franceses para el ejército paneuropeo de las Waffen-SS. Cuando por fin se decantara por hacerlo, descubriría que no se iba a arrepentir, pues los franceses serían excelentos soldados.

El 22 de Julio de 1942, el Ministro de Exteriores de la Francia de Vichy, Pierre Laval, elaboró un decreto compuesto por dos atículos en los cuales se especificaba que todos los franceses podían enrolarse en las Waffen-SS:

Artículo 1º. Los franceses pueden enrolarse voluntariamente para combatir el bolchevismo fuera del territorio francés en las formaciones contruidas por el Gobierno alemán para ser agrupados en una unidad francesa.

Artículo 2º. Los que, perteneciendo a esta unidad, combatan efectivamente fuera del territorio nacional, se podrán beneficiar efectivamente de las ventajas previstas por las leyes y reglamentos para la Legión de Voluntarios Franceses contra el Bolchevismo.

Desde 1941 la Francia de Vichy desplegaba a la Legión de Voluntarios Franceses (LVF) en el Frente del Este combatiendo como una unidad del Ejército Alemán (Wehrmacht). En los primeros años de existencia las Waffen-SS no admitían a voluntarios franceses, pues eran una élite de etnias germánicas u nórdicas como noruegos, daneses, finlandeses, holandeses o belgas flamencos. Pero a partir de 1941 la cosa ya había cambiado, pues no sólo era Alemania la que combatía al comunismo, sino toda Europa y medio mundo, por lo cual se convirtieron a las Waffen-SS en un ejército internacional. Pronto el reclutamiento afectó a los franceses. El Mariscal Philipe Pétain junto con Pierre Laval, dieron el visto bueno a la idea, iniciativa a la que se sumaron líderes fascistas como Jaques Doriot del Movimiento Popular Francés y Marcel Bucard del Partido Francista.

Para los nuevos SS franceses el puesto de reclutamiento se instaló en París bajo cargo del Mando SS en Francia (SS-Ersatzkommando Frankreich). Por otro lado en el resto del territotio francés el alistamiento debía realizarse en los mandos locales de la Policía Alemana (Kommando der Orpo). Los voluntarios que se presentaban procedían de organizacione políticas como Jóvenes de la Nueva Europa, el Frente Revolucionario Nacional, el Partido Francista o el Movimiento Popular Francés, pero también de organismos del Estado como la Milicia Francesa o Jóvenes del Mariscal, así como de franceses que trabajaban en Alemania, soldados de los campos de prisioneros alemanes a cambio de su libertad y especialmente gente patriota o europeísta.

Una vez los voluntarios se enrolaban en París, marchaban a Sennheim en Alsacia para superar las pruebas. La instrucción sin embargo se hacía en la Escuela de Bad Tölz, uno de los mejores centros de entrenamiento en Alemania; mientras que los oficiales en la Escuela de Posen-Treskau. Esta vez la formación no sería como en la Legión de Voluntarios Franceses (LVF), sino como en las Waffen-SS donde sobrevivir era toda una hazaña en las pruebas físicas y de resistencia, además de la férrea instrucción política. El idioma fue un problema en la enseñanza, pues nadie hablaba alemán, por lo que se recurrió a profesores luxemburgueses o suizos para que dieran las lecciones. Tan dura fue la formación, que había un herido por día y un muerto por semana. De los 1.500 voluntarios que se presentaron en un principio, sólamente fueron escogidos 500, aunque para Septiembre ya eran 800 y en Octubre 1.000.

Cuando finalizaron las pruebas los franceses marcharon al cuartel de Networschitz en el Protectorado de Bohemia-Moravia a principios de 1944. Allí se intentó hacer un regimiento de artilleros, pero todos los franceses protestaron enérgicamente porque lo consideraban innoble, por tanto los alemanes decidieron finalmente usarlos como granaderos. La primera unidad creada fue el 1st Batallón SS compuesto la 1ª Compañía, la 2ª Compañía y la 3ª Compañía dotadas de armas cortas y antitanques Panzerfaust. Paul Gamory-Dubourdeau por aquel entonces fue elegido teniente coronel de los voluntarios franceses.

Hubo numerosas campañas para publicitar a los SS franceses. La mejor propaganda se realizó en un mítin de París el 5 de Marzo de 1945 donde León Degrelle, líder de la hermana 28ª División SS Belga Valona “Wallonie”, ofreció un discurso cargado simbología y patriotismo para unir a todos los occidentales contra el comunismo.

El 1th Batallón SS Francés partió el 30 de Junio de 1944 desde Bohemia-Moravia, atrevasando Eslovaquia e instalándose en Galitzia al noroeste de Ucrania, dentro de la 18ª División SS Horst Wessel. Concretamente los SS franceses se desplegaron en la comarca de Sanok para proteger la cercana Lvov por donde el Ejército Alemán y el Ejército Húngaro marchaban en retirada.

La primera vez que estuvo bajo fuego enemigo el Batallón SS Francés fue el 9 de Agosto de 1944 cuando una tormenta de proyectiles que efectuó el Ejército Rojo cayó sobre los franceses. Acabado el fuego artillero, los galos tuvieron una desagradable sorpresa, ya que no atacó la infantería soviética, sino los partisanos desde la retaguardia provocando las primeras bajas mortales a los franceses. Al día siguiente, el 10 de Agosto, la 2ª Compañía empezó a ser rodeada mientras tiradores daban cuenta de ella. Por otro lado, la 1ª Compañía se fue replegando bajo una potente lluvia de proyectiles. Entre el 11 y el 12 de Agosto, la 2ª Compañía consiguió escapar por los pelos de quedar cercada tras intensos combates, uniéndose a esta poco después la 1ª Compañía en el tendido ferroviario Sanok-Cracovia. Sobre los mismos ferrocarriles, el 13 de Agosto, el 1st Batallón SS Francés realizó un épica carga a bayoneta contra el Ejército Rojo que le hizo retirarse con elevadas bajas y suspender así su ofensiva durante 24 horas. Un día más tarde, el 13, los rusos que habían aprendido la lección de no subestimar a los franceses, simplemente abrieron un denso fuego de cañones que machacó las posiciones galas sobre el ferrocarril, aunque sin lanzarse al asalto. Pero a los franceses les daba igual, pues el 15, la 1ª Compañía hizo una marcha rápida de 2 kilómetros a través de la retaguardia y atacó con una carga a bayoneta a unos partisanos que tenían rodeados a un grupo de SS alemanes. Tras vencer a los guerrilleros liberaron a sus camaradas germanos y luego los escoltaron hasta sus propias líneas, todo un acto de caballerosidad para dos países que pocos años antes habían sido enemigos. La 3ª Compañía también entró en combate durante esos días junto a la 2ª Compañía y la 1ª Compañía que regresó después de liberar a los alemanes. Una vez, todo el 1st Batallón SS Francés agrupado, resistió tenazmente durante los cinco días siguientes en el ferrocarril Sanok-Cracovia sin dejar pasar al Ejército Rojo y encajando unas pérdidas propias de 130 bajas entre muertos y heridos.

Agotado el 19 de Agosto, el 1th Batallón SS Francés con sólo 800 soldados, recibió la orden de retirarse del ferrocarril Sanok-Cracovia, para situarse esta vez en una línea defensiva de unos 15 kilómetros que protegía la ciudad de Mielec. Como los SS franceses eran pocos, tuvieron que desplegar a sólo 60 hombres por cada kilómetro. Durante la noche del 19 al 20 de Agosto, el Ejército Rojo descargó una ofensiva sobre Mielec apoyado por artillería y camiones lanzacohetes Katyuska que martillearon a los franceses. Pocas horas después, al mediodía del 20 de Agosto, los alemanes emitieron un comunicado a los franceses informándoles de que estaban a punto de ser cercados por fuerzas muy superiores. Aprovechando la oscuridad de la noche, el 21 de Agosto, los franceses escaparon de Mielec a través de un bosque cercano. Al amanecer llegaron a la población de Mokre, donde formaron otra línea defensiva para contener al Ejército Rojo que le pisaba los talones, y eso que no quedaban más de 300 hombres. Los soviéticos llegaron el 22 de Julio a Mokre, en ese punto los franceses repelieron una oleada tras otra de tropas rusas que les triplicaban en número. A lo largo de aquel 22 y luego el 23 de Julio, los franceses defendieron a ultranza Mokre de los soviéticos, y aunque lo lograron, perdieron a 150 hombres en los combates.

Por fin el 24 de Agosto, el Batallón SS Francés recibió orden de retirarse a la retaguardia. La evacuación finalizó en Tarnow, donde los mandos alemanes repartieron 60 Cruces de Hierro a los franceses, muchas de ellas a título póstumo.

Después de la lucha en Galitzia, el Batallón SS Francés había casi desaparecido, por lo que se disolvió para integrar otras unidades. De los 1.200 hombres que lo componían, estaban dados de baja 840, entre los que había 130 muertos, 660 heridos y 50 desaparecidos, además de los 20 oficiales originales que componían la unidad 18 estaban muertos y sólo 2 quedaban vivos.

A mediados de 1944 el Batallón SS Francés fue disuelto para formar parte de la 33ª División SS Francesa “Carlomagno”.

 

Bibliografía:

Carlos Caballero Jurado, Contra Stalin y De Gaulle. “El 57º Regimiento francés de las Waffen-SS / Gloria y tragedia de un batallón SS francés”, García Hispán Editor (2001), p.133-180