Batallón SS de Esquiadores Noruegos “Nord”

 

Profesionales en la taiga euroasiática eran el tipo de esquiadores que las Waffen-SS necesitaban para mantener el Frente del Ártico en Finlandia. Y que mejores esquiadores iban a existir que los noruegos.

Proyecto

Mucho antes de la creación del Batallón SS de Equiadores Noruego “Nord”, la iniciativa para el nacimiento de dicha unidad fue idea del Estado Noruego del Primer Ministro Vidkun Quisling del partido nacionalsocialista Unión Nacional (Nasjonal Samling). Esta decisión víno con el veto continúo de los alemanes al prohibir a la Noruega bajo su ocupación la formación de un ejército que pudiera enfrentarse al bolchevismo. Pero secretamente Quisling inició el desarrollo de una unidad militar de noruegos que se encuadraría en el Ejército Finés, ya que Finlandia era mimebro del Eje y simpitazaba más que nadie con el Estado Noruego. Sólo de este modo se combatiría a la Unión Soviética de Iósif Stalin.

De manera clandestina, en Diciembre de 1941, sobre una zona que desconocían los alemanes llamada Torpo, Quisling con la colaboración imprescindible del Ministro de Deportes y de Servicio del trabajo, Axel Stang, y del líder deportivo del Nasjonal Samling y famoso tenista, Gust Jonassen, levantaron la Compañía Noruega. Un total de 120 voluntarios entrenados en esquís y con 20 perros que sabían estirar trineos compusieron la unidad. Sin embargo al final los alemanes se acabaron enterando. No obstante los germanos descubrieron que la preparación de los noruegos era tan buena que comprendieron que sería una lástima deshacerse de ellos, por lo que finalmente aceptaron incluirlos en las Waffen-SS.

Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord”

Sin secretismos en esta ocasión la Compañía Noruega fue denominada Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” y encuadrada en la 6ª División SS de Montaña “Nord”. Los oficiales recibieron adiestramiento en la Academia de Oficiales SS de Bäd Tolz y los reclutas fueron entrenados en Sennheim, Alsacia, al mando de un SS-hauptsturmführer finés llamado Jouko Itälä, aunque otro grupo recibió instrucción en Dresde. Entre las armas que recibieron los noruegos estaban fusiles Mauser Kar-98, subfusiles MP-40 y ametralladoras MG-34.

Un esquiador SS noruego del Batallón SS de Esquiadores Noruegos “Nord”.

No fue hasta Febrero de 1943 cuando la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” partió de sus cuarteles a Dantzig, para ser transportada en barco vía Mar Báltico hasta Finlandia, desembarcando en el puerto de Hängo. La marcha hasta el frente fue dura, ya que cruzaron en tren 1.000 kilómetros de bosques desde Hängo a Oulu, para luego continuar en autocares hasta Kiestinki. El último los infantes lo hicieron a pie a través de un metro de altura de nieve y a una temperatura de -30º grados bajo cero hasta Jeletjosero.

A partir de Abril de 1941 los noruegos ya se encontraban en el Frente de Finlandia, siendo su bautismo de fuego el día 16 que se saldó sin incidentes. El primer éxito para la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” víno el día 23 de Abril cuando una patrulla de 43 hombres liderada por Gust Jonassen se internó 6 kilómetros en las líneas enemigas y capturó a un prisionero soviético. Después de esa misión apenas hubo acciones para esta unidad militar hasta el 26 de Mayo un accidente provocado por pisar una mina que explosionó acabó con la vida de 7 noruegos, entre ellos el tenista Gust Jonassen. Los caídos fueron despedidos en un funeral militar en Kiestinki y Jonassen fue condecorado a título póstumo con la Cruz de Hierro de 2ª Clase. Tras este suceso al llegar verano de 1943, la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” fue disuelta y enviada a su país.

Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”

Al regresar a Noruega los voluntarios de la Compañía SS de Esquiadores “Nord” fueron licenciados. Paralelamente el Movimiento Juvenil de Quisling llamado Nasjonal Samling Ungdoms Fylking, dirigido por Sverre Tidemand Ruud, se le ocurrió la iniciativa de ampliar los efectivos a tamaño de batallón sobre la antigua compañía. Entre los jóvenes reclutados del país, los nuevos voluntarios y los ex-veteranos de otras unidades nacionales como la Legión Noruega o la 5ª División SS “Wiking” sumaron un gran número de hombres. Así nació Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”.

Hasta otoño de 1943 los primeros contingentes del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” no zarparon desde Oslo en dirección Arhus en Dinamarca, sobre el navío Monte Rosa. De allí pasaron a adiestrarse en Sennheim, Alsacia, durante dos semanas. A continuación estuvieron diez semanas más en Hallein Bei Salzburg, Austria. Únicamente las unidades de policía con 160 gendarmes se entrenaron en Noruega, concretamente en el campamento de Holmestrand cerca de Oslo. El sturmbannführer noruego Frode Halle se hizo con el mando, supervisado por el alemán sturmbannführer Richard Benner. El batallón se compondría de las 1ª, 2ª y 3ª Compañías SS de Esquiadores, además de la 2ª Compañía SS de Policía.

Terminado el entrenamiento en el Tercer Reich, desde Danzig en Polonia el batallón partió hacia Oulu en Finlandia, país al que más ganas tenían de defender los noruegos. La 1ª Compañía SS de Esquiadores se estableció en Ssennoseno, la 2º Compañía SS de Esquiadores en Hasselman, la 3ª Compañía SS de Esquiadores en Krapolat y la 2ª Compañía SS de Policía en Rugosero.

Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”:
1ª Compañía SS de Esquiadores (SS-Obersturmmführer Sophus Kahrs)
2ª Compañía SS de Esquiadores (SS-Obersturmmführer Martin Skjefstad)
3ª Compañía SS de Esquiadores (SS-Hauptsturmmführer Arnfinn Vik)
2ª Compañía SS de Policía (Alférez de Caballería Erling Waksvik)

Batallas de Kaprolat y Hasselmann

Kaprolat y Hasselmann eran dos colinas fortificadas con búnkers y trincheras en donde se situó el Batallón SS de Esquiadores Noruego en 1944. Entre un monte y otro se situaba el Lago Kapanez con 800 metros de alto, seguido de unas lagunas más pequeñas que hacían de obstáculo natural a los que denomiaban “Bota” y “Plátano”. Allí vivieron los noruegos durante meses sin ningún encuentro serio y con una absoluta tranquilidad.

El bautismo de fuego de los noruegos tuvo lugar el 15 de Enero de 1944, protagonizando la jornada la 2ª Compañía SS de Policía que sufrió únicamente 4 muertos tras rechazar un ataque soviético en Schapkozero que provocó a los rusos la elevada cifra de 91 muertos. Para el 7 de Abril de 1944 murió el único voluntario de Suecia dentro del Batallón SS de Esquiadores Noruego, se llamaba Harry Gauffin, siendo la primera y última baja sueca. Aunque los rusos intentaron desmoralizar a sus enemigos, ni siquiera surgió efecto la propaganda por altavoces que el comunista noruego Kjell Larsson realizaba desde el lado soviético, pues la moral noruega fue siempre elevada.

La noche del 24 al 25 de Junio de 1944, los miembros del Batallón SS de Esquiadores Noruego celebraron el solsticio de verano con una fiesta y comiendo dulces, justo en el instante en que alguien gritó que 2.000 soldados soviéticos se acercaban a Kaprolat y Hasselman a sólo 500 metros de distancia. Se trataba de una ofensiva del Ejército Rojo sobre toda Finlandia a gran escala.

Kaprolat fue el primer sector en ser atacado, siendo rebasadas nada más comenzar las líneas en la laguna “Plátano” y el Lago Rund. El puesto de mando de la 3ª Compañía SS de Esquiadores con sólo 60 hombres resistió logrando repeler el ataque tras sufrir un muerto y seis heridos. Poco después falleciría con el vientre reventado el untersturmmführer Aksel Steen que dirigía la defensa. Sin embargo no pudo impedirse la caída definitiva de Kaprolat esa misma mañana con 300 hombres que huyeron en retirada. Atrás los noruegos dejaron 135 muertos y 15 prisioneros.

Hasselman resultó cercado desde el principio del asalto con 57 noruegos de la 2ª Compañía SS de Esquiadores en el interior de la bolsa. Resistieron todo el día hasta la caída de la noche cuando se lanzó el ataque final con 400 soldados soviéticos contra los 30 supervivientes. A las 00:00 horas del 26 de Junio Hassleman cayó en manos del Ejército Rojo tras sufrir los soviéticos 364 muertos. Cuando un oficial ruso preguntó a un prisionero noruego cuántos hombres había inicialmente en Hasselman y este respondió que 57, no se lo creyó. La conversación siguió de la siguiente manera: “57 hombres” (prisionero noruego); “¿Quérras decir 750?” (oficial ruso); “No, queremos decir 57” (prisionero noruego).

Ssennosero y su lago defendidos por la 1ª Compañía SS de Esquiadores fue la siguiente zona de ofensiva soviética, extendiéndose las avanzadillas desde Jeletjosero a Muschto-Lahti. Por suerte el frente quedó estabilizado entre Tuoppa y Pää cuando Finlandia firmó la rendición con la Unión Soviética el 4 de Septiembre de 1944. Hasta ese momento el Batallón SS de Esquiadores Noruego había tenido 200 muertos, de ellos 100 pertenecían al Nasjonal Samling, lo que causó una fuerte conmoción en Noruega.

Guerra de Laponia

Firmanda la paz entre la URSS y Finlandia, las Waffen-SS se preparaban para ser evacuadas a través del territorio finés hasta Laponia. El problema era que los alemanes habían practicado la tierra quemada a medida que se retiraban, lo que provocó que unidades militares finesas, aunque no todas, les atacaran en la llamada Guerra de Laponia, un conflicto de corta duración sobre la región de ese mismo nombre en que se vió envuelto el Batallón SS de Esquiadores Noruego.

Desde Kuusamo a lo largo de 1.000 kilómetros, los voluntarios del Batallón SS de Esquiadores Noruego viajaron en dirección a su patria cruzando toda Finlandia a través de Laponia. Por el camino tomaron parte en la destrucción de Rovaniemi, una serie de incendios que provacoron los alemanes a esa ciudad como castigo a la población civil por boicotearles la marcha. Gracias a la intendencia de suministros que ideó el comandante Rolf Ugelstad, a los noruegos no les supuso ningún problema las incursiones de los finlandeses.

A Troms por fin llegaron el 7 de Noviembre de 1944, dando salto a Noruega, a través de las tierras más al norte de Europa desde Finnmark. Otros tuvieron más suerte y cruzaron a través de la neutral Suecia en camiones hasta Narvik, de allí hasta Mojosen a pié, luego en barco hasta Trondheim y finalmente por tren a Mysen.

Fin

Reunidos todos los integrantes del Batallón SS de Esquiadores Noruego en su país. Su nueva tarea según se la asignó Quisling fue la de proteger a la nación de la Resistencia Noruega y de una probable insurrección comunista, además de frenar un posible desembarco de Estados Unidos en las costas del Mar del Norte.

Nada más ocurrió en Noruega durante la Segunda Guerra Mundial, pues el 8 de Mayo de 1945, el Estado Noruego de Quisling se rendió y los Aliados que desembarcaron pacíficamente en el país. El Batallón SS de Esquiadores Noruego se entregó a los soldados aliados y fue desarmado. Las tropas noruegas pronto fueron liberadas, pero algunos oficiales estuvieron encerrados unos pocos años en la cárcel, hasta que se les perdonó las condenas.

Rehabilitado el Batallón SS de Esquiadores Noruego, fue la unidad militar noruega que más bajas cosechó durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

Erik Norling, Sangre en la Nieve. “Capítulo III. Voluntarios noruegos en Finlandia 1939-1944: V El Batallón de Esquiadores Voluntarios “Norge” de las Waffen-SS 1943-1945″, García Hispán Editor (1996), p.131-154