Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”

El Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” fue la unidad de las Waffen-SS que representó a Noruega durante la Segunda Guerra Mundial. Inicialmente creada como una fuerza destinada a servir en el Ejército Finlandés, pronto desde Alemania sintieron interés por estos voluntarios a los que encuadraron entre sus filas para batirse contra el Ejército Rojo en la Guerra de Continuación y posteriormente en la Guerra de Laponia.

Formación

La negativa del Tercer Reich a que el Estado Noruego (nación satélite que Berlín tutelaba desde la ocupación de Noruega en 1940) dispusiera de sus propias fuerzas armadas, llevó al Primer Ministro Vidkun Quisling y al gobierno filofascista de la Unión Nacional “Nasjonal Samling” a buscar otras alternativas para sortear las cláusulas alemanas. Básicamente se trató de contactar con el Ejército Finlandés para levantar en secreto una unidad compuesta por militares noruegos dentro de la propia Finlandia (y por tanto fuera de la jurisdicción alemana) con la pretensión de participar en la lucha contra el comunismo sobre el Frente Oriental.

En Diciembre de 1941 el Gobierno del “Nasjonal Samling” habilitó una zona muy escondida de Noruega llamada Torpo, donde Alex Stang, en calidad de Ministro de Deportes y Servicio del Trabajo, junto con el famoso tenista Gust Jonassen, comenzaron a instruir discretamente (lejos de las miradas alemanas) a 120 voluntarios equipados con esquís y 20 perros que encuadrarían la “Compañía Noruega” del Ejército Finlandés. Desgraciadamente las autoridades del Ejército Alemán acabaron descubriendo lo que sucedía y apenas tardaron en desarticular a los soldados noruegos, por lo menos hasta que las Waffen-SS intercedieron para suspender los arrestos tras percatarse de la calidad de dichos combatientes. Fue entonces cuando desde Berlín finalmente se cedió a las demandas del Primer Ministro Vidkin Quisling y por tanto se autorizó a la creación de una unidad al servicio de las SS que representase al Estado Noruego.

Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord”

Bajo el amparo de las Waffen-SS, fue organizada la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” que fue incorporada a la 6ª División SS de Montaña “Nord”. Al mando del capitán finlandés Jouko Itälä, todos los voluntarios fueron enviados a Alemania para recibir instrucción los oficiales en la Academia de Bäd Tolz y los soldados en el Cuartel de Sennheim en Alsacia y también en la Escuela Militar de Dresde. Posteriormente todos los efectivos fueron reunidos en Danzig y embarcados en un buque que cruzó el Mar Báltico hasta el puerto de Hängo en Finlandia. Una vez en Escandinavia, los noruegos atravesaron 1.000 kilómetros en tren hasta Oulu, luego un trecho por carretera en autocares hasta Kiestinki y por último un trayecto a pie bajo a temperaturas de -30º C grados bajo cero y con un metro de altura de nieve hasta el enclave de Jeletjosero.

El 16 Abril de 1942 tuvo lugar el bautismo de fuego de la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” tras un breve tiroteo contra las tropas del Ejército Rojo en Laponia. Sin embargo no sería hasta el día 23 cuando de produjo el primer éxito después de que una patrulla de 43 soldados noruegos al mando del oficial Gust Jonassen se internasen 6 kilómetros por detrás de las líneas enemigas y capturasen a un prisionero soviético. Tan sólo tres jornadas más tarde, el 26, se produjo un triste incidente con la explosión de una mina que acabó con la vida de siete de los voluntarios, entre ellos el oficial y tenista Gust Jonassen. A raíz de este último suceso, se ofició un funeral militar en Kistinki donde Jonassen fue condecorado a título póstumo con la Cruz de Hierro de 2ª Clase, antes de disolverse definitivamente la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” en el verano de 1943.

Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”

Con la vuelta de los voluntarios de la Compañía SS de Esquiadores Noruega “Nord” a Oslo y su posterior licenciamiento, el Movimiento Juvenil “Nasjonal Samling Ungdoms Fylking” que simpatizaba con el Primer Ministro Vidkun Quisling, comenzó el reclutamiento de una nueva unidad que en esta ocasión debía tener el tamaño de un batallón. Así fue como se adhirieron multitud de jóvenes y también un gran número de veteranos de la Legión Noruega que habían combatido junto al Ejército Alemán al norte de Rusia, así como algunos miembros de la 5ª División SS Panzer “Wiking”. Gracias a esta iniciativa nació el Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” al mando del comandante noruego Frode Halle y supervisado por el oficial alemán Richard Benner que a bordo del carguero Monte Rosa partió de Oslo y desembarcó en el puerto de Arhus en Dinamarca, para luego viajar hasta Alsacia e iniciar su adiestramiento primero en el Cuartel de Sennheim y luego en el Cuartel de Hallein Bei Salzburg en Austria; salvo por la excepción de 160 gendarmes de la Policía Militar que permanecieron en Noruega para entrenarse en el Campamento de Holmestrand. Una vez finalizada la instrucción, el Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” marchó a Danzig y desde ahí a bordo de buques hasta los muelles de Oulu en Finlandia, donde según el organigrama, sus cuatro unidades fueron desplegadas del siguiente modo: la 1ª Compañía SS de Esquiadores en Ssennoseno, la 2º Compañía SS de Esquiadores en Hasselman, la 3ª Compañía SS de Esquiadores en Krapolat y la 2ª Compañía SS de Policía en Rugosero.

Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”:
-1ª Compañía SS de Esquiadores (Teniente Sophus Kahrs)
-2ª Compañía SS de Esquiadores (Teniente Martin Skjefstad)
-3ª Compañía SS de Esquiadores (Capitán Arnfinn Vik)
-2ª Compañía SS de Policía (Alférez de Caballería Erling Waksvik)

Batallas de Kaprolat y Hasselmann

El 15 de Enero de 1944 el Ejército Rojo desencadenó un ataque contra el Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” que en aquellos instantes se desplegaba sobre dos colinas fortificadas con búnkers y trincheras entre Kaprolat y Hasselmann, en medio de las cuales se situaba el Lago Kapanez de 800 metros de largo, así como otras dos lagunas menores denominadas “Bota” y “Plátano”. Aprovechándose de esta formidable barrera defensiva natural, los voluntarios noruegos repelieron el asalto enemigo causando a los soldados soviéticos 91 muertos a costa de sólo 4 fallecidos propios. A pesar de todo, las tropas soviéticas continuaron efectuando algunas arremetidas menores como la que tuvo lugar el 7 de Abril que acabó con la vida del voluntario sueco Harry Gauffin o desarrollando campañas propagandísticas mediante altavoces que llevó a cabo el comunista noruego Kjell Larsson (siempre sin éxito porque jamás hubo deserciones).

Esquiador del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”.

La noche del 24 al 25 de Junio de 1944, justo cuando los soldados del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” celebraban el solsticio de verano comiendo dulces, un vigilante interrumpió la fiesta tras advertir de un grito que había más de 2.000 tropas soviéticas aproximándose a 500 metros de distancia de Kaprolat y Hasselman. Se trataba de la gran ofensiva que el Ejército Rojo acababa de desencadenar sobre la Península Escandinava con la única misión de forzar la salida de Finlandia de la Segunda Guerra Mundial.

Kaprolat fue el primer sector atacado del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” cuando los solados del Ejército Rojo rebasaron la Laguna “Plátano” y el Lago Rund. Milagrosamente el puesto de mando de la 3ª Compañía SS de Esquiadores resistió el asalto con tan sólo 60 hombres que sufrieron siete bajas entre un muerto y seis heridos; así como las trincheras de reserva que aguantaron el envite, aunque en este último enfrentamiento falleció el teniente Aksel Steen después de que le reventaran el vientre. Desgraciadamente y a pesar de las pérdidas generadas a los rusos, finalmente a media mañana los 300 supervivientes de la 3ª Compañía SS de Esquiadores tuvieron que abandonar Kaprolat que cayó en manos enemigas, dejando atrás 150 bajas entre 135 muertos y 15 prisioneros.

Hasselman fue el segundo sector asaltado del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” y cercado con 57 voluntarios de la 2ª Compañía SS de Esquiadores que quedaron completamente aislados en una bolsa. Sorprendentemente y contra todo pronóstico, los sitiados rechazaron los ataques enemigos durante todo el día hasta quedar poco menos de 30 supervivientes al despuntar la tarde. Una vez anocheció, un total de 400 tropas soviéticas cargaron contra los noruegos y pelearon cuerpo a cuerpo hasta que a las 00:00 horas del 26 de Junio los atacantes terminaron coronando la cima de Hasselman tras un costoso saldo de 364 rusos muertos. Curiosamente cuando el oficial soviético encargado de custodiar a un prisionero preguntó cuántos hombres había antes de la batalla en Hasselman, y éste último respondió que cincuenta y siete, el ruso no se le creyó. Según los testigos la conversación transcurrió del siguiente modo: “57 hombres” (prisionero noruego); “¿Quérras decir 750?” (oficial soviético); “No, quiero decir 57” (prisionero noruego).

Ocupadas Kaprolat y Hasselman por el Ejército Rojo, el Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” se replegó al Lago Ssenosero, donde la 1ª Compañía SS de Esquiadores repelió todos los asaltos soviéticos, además de resistir los soldados noruegos sus posiciones en Jeletjosero y Muschto-Lahti. De hecho en cuestión de pocos días el Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” estabilizó la línea del frente entre Tuoppa y Pää antes de que el 4 de Septiembre de 1944 la Unión Soviética y Finlandia firmasen la paz. Hasta ese momento la Guerra de Continuación había costado al Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” un total de 200 muertos, entre ellos 100 militantes del “Nasjonal Samling”.

Guerra de Laponia

Inmediatamente al término de la Guerra de Continuación comenzó la Guerra de Laponia entre Finlandia y Alemania, lo que obligó al Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” a iniciar una marcha desde Kuusamo recorriendo más de 1.000 kilómetros a pie para intentar de alcanzar la frontera con Noruega. Durante el trayecto que transcurrió en orden gracias a la red logística organizada por el comandante Rolf Ugelstad, los noruegos repelieron todas las incursiones de los finlandeses (tampoco estos últimos se mostraron muy hostiles hacia unos escandinavos que consideraban “hermanos”) y participaron en la quema y destrucción de la ciudad de Rovaniemi.

El 7 de Noviembre de 1944 el grueso del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” que acababa de situarse en las tierras de Finnmark, cruzó la frontera con Noruega a través del sector de Troms. Simultáneamente el resto de efectivos que habían quedado rezagados, obtuvieron permiso de la neutral Suecia para pasar por su territorio y llegar a su patria mediante diferentes medios: montados en camiones hasta Narvik, caminando a pie hacia Mojosen a pié, a bordo de buques hasta Trondheim y en tren hasta Mysen.

Disolución

Reagrupados todos los supervivientes del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord” en Oslo, la unidad pasó a depender del Gobierno del “Nasjonal Samling” y del Primer Ministro Vidkun Quisling. Desde entonces los voluntarios nórdicos se dedicaron a ejercer labores de seguridad nacional y a combatir contra la Resistencia Noruega a las afueras de las ciudades, así como a prepararse en el litoral para rechazar un eventual desembarco de las tropas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

El 8 de Mayo de 1945, coincidiendo con el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa y la derrota del Eje, los Aliados desembarcaron pacíficamente en Noruega y procedieron al desarme y disolución del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”. A pesar de que algunos de los oficiales fueron encarcelados y otros procesados, a los pocos años todos fueron absueltos y puestos en libertad. Así fue como concluyó la aventura del Batallón SS de Esquiadores Noruego “Nord”, que tuvo la particularidad de ser la unidad que más bajas cosechó de la Historia Militar de Noruega en el siglo XX.

 

Bibliografía:

-Erik Norling, Sangre en la Nieve. “Capítulo III. Voluntarios noruegos en Finlandia 1939-1944: V El Batallón de Esquiadores Voluntarios “Norge” de las Waffen-SS 1943-1945″, García Hispán Editor (1996), p.131-154