37ª División SS de Caballería Húngara “Lützow”

 

Escudo oficial de la 37ª División SS de Caballería Húngara “Lützow”.

Oficialmente el 19 de Febrero de 1945 la 37ª División SS de Caballería Húngara “Lützow” fue creada estableciendo su sede en Senz. La primera unidad en formarse junto al Río Danubio entre Orth, Leopolsdorf y Gaensdorf fue el 92º Regimiento SS de Caballería. Al mismo tiempo entre Stupava, Malachy y Gajary unidades de artillería de la antigua 22ª División SS de Caballería Hungára “Maria Theresa” se agruparon para levantar el 37º Grupo de Artillería Pesada con una batería de 150 milímetros, cuatro más de 105 milímetros, una con Flaks de 88 milímetros, una de piezas de 35 milímetros y otra de Flaks de 20 milímetros. A pesar de que empezó a componerse tarde, el 24º Regimiento SS de Caballería fue el primero en completarse, más tarde se terminarían el 93º Regimiento SS de Caballería, la 37ª Escuadra de Escolta y los 37th Batallones de Ingenieros, Reconocimiento, Campaña y Comunicaciones. En tanques se levantó el 37º Grupo SS de Cazacarros con varios blindados Hetzer 38. El nombre de “Lützow” a la división fue en honor a Ludwig Adolf Wilhelm Freiherr que con sus “tropas negras” hizo frente en la Guerra de Liberación de Hungría a la Francia de Napoleón Bonaparte.

37ª División SS de Caballería Lützow “37. SS Freiwilligen Kavallerie Division Lützow” (Standartenführer Karl Gesele):
92º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen-Kavallerie-Regiment 92” (Obersturmbannführer Waldemar Fegelin)
93º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen-Kavallerie-Regiment 93” (Obersturmbannführer Karl-Heinz Keitel)
94º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen-Kavallerie-Regiment 94” (Sturmbannführer Anton Ameiser)
37º Grupo SS de Artillería Pesada “SS-Grosskampfbatterie 37” (Sturmbannführer Albert Scheuffele)
37º Grupo SS de Cazacarros “SS-Panzerjäger-Abteilung 37” (Obersturmführer Rudolf Müller)
37th Batallón SS de Ingenieros “SS-Pioner-Bataillon 37” (Oberturmführer Karl Von Wanka)
37 th Batalón SS de Reconocimiento “SS-Aufklarungs-Abteilung 37” (Sturmbannführer Karl-Siegesmund Litzmann)
37th Batallón SS de Campaña “SS-Feldersatz-Bataillon 37” (Sturmbanführer Ernst Imhoff)
37ª Escuadra SS de Escolta “SS-Begleit-Squadron 37” (Obersturmführer Günther Temme)
37th Batallón SS de Comunicaciones “SS-Nachrichten-Abteilung 37” (Obersturmführer Heinz Winkler)

Todas las fuerzas de la 37ª División SS de Caballería “Lützow” provenían de húngaros voluntarios que contemplaban como la Unión Soviética en 1945 se tragaba su país, “volksdeutsches” étnicos germano-húngaros y antiguas tropas alemanas y húngaras de la 8ª División SS de Caballería “Florian Geyer” y la 22ª División SS Húngara “Maria Theresa” respectivamente. Había también una pequeña porción de miembros de la División de Caballería Honved perteneciente al Ejército Húngaro. La intención con todas estas agrupaciones de germanos y magiares que acertadamente tuvo el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, fue el de incluir en su ejército internacional, las Waffen-SS, una división mixta compuesta por húngaros y alemanes.

Procedentes de Budapest, por aquel entonces bajo asedio de los soviéticos, llegaron a Bratislava, Eslovaquia, país miembro del Eje que acogía a muchas tropas europeas, más de 170 húngaros de la 22ª División SS de Caballería “Maria Theresa”. Aquellos fueron el primer contingente de la nueva división que las Waffen-SS tenían en mente. La zona de instrucción se ubicó en el Centro de Reclutamiento de las Divisiones de Caballería de las SS “Rekruten Depot der SS-Kavallerie-Divisionen”. En seguida se presentaron voluntarios de otros muchos sitios, entre ellos innumerables “volksdeutsche” que aseguraban luchar por Hungría y no por Alemania, ya que la mayoría se sentían húngaros y pocos sabían nada del idioma alemán, algo que hizo que la mayor parte de órdenes fueran en húngaro. Aún así la moral era muy alta y a pesar del conflicto estar tocando a su fin, todos tenían ganas de entrar en combate y entonaban canciones patrióticas húngaras, de hecho la relación entre los escasos alemanes con la mayoría húngara de la división fueron muy amistosas. Caballos y monturas había de sobra, ya que la mayoría de equinos húngaros procedentes de la 22ª División SS “Maria Theresa” no se habían empleado en la Batalla de Budapest y se acantonaban a salvo en Viena, Bratislava y Marchfeld, por lo que en seguida fueron transferidos a los nuevos jinetes.

La primera unidad en ser enviada al frente, concretamente al norte de Hungría que estaba siendo atacado por el Ejército Rojo, fue el 24º Regimiento SS de Caballería comandado por Anton Ameiser y encuadrado en el VIII Cuerpo Húngaro a finales de 1945. En esa región septentrional de Hungría se estrenó la 37ª División SS de Caballería “Lützow” en torno a la localidad de Grant donde se registraron fuertes combates. No muy lejos de Grant, se estacionó el 92º Regimiento SS de Caballería en Znaim siendo igualmente de difícil la lucha contra los soviéticos, pero el ánimo de los húngaros era tan elevado al estar defendiendo su patria que consiguieron mantenerlos a raya. Por último se incorporaron a la pelea el 37º Grupo SS Cazacarros y el 37º Grupo SS de Artillería Pesada, con ellos vinieron varios tanques Hetzer 38.

Durante gran parte de Marzo de 1945 la”Lützow” participó en la defensa final del suelo de su patria. Ocupada prácticamente Hungría, sus integrantes se retiraron a Znojmo y de allí habiéndose reagrupado las fuerzas del 92º y 94º Regimientos, el 37º Grupo SS Cazacarros y el 37º Grupo SS de Artillería Pesada, partieron hacia Austria para establecerse en Gutenstein.

La defensa de Austria para la 37ª División SS “Lützow” comenzó el 4 de Abril con intensos combates en Wiener Neustadt que se extenderían a los días siguientes hacia Neunkirchen, Terwitz, Stixenstei y Windischgarsten. Los húngaros, muchos de ellos jóvenes, todavía muy motivados y con una alta capacidad de combate y espíritu de lucha, no rechistaron cuando se les ordenó la reconquista de las localidades de Unter-Hoeflein, Johannam-Steinfelde, Willendorf y Bad Fischau, cosa que intentaron cargando aunque sin éxito debido a la impresionante superioridad soviética. A pesar de todo demostraron un valor incalculable.

La próxima línea defensiva para proteger a Austria de la invasión fue la Sierra de Schneeberg, una cadena montañosa de difícil acceso con amplios bosques y altos riscos, lugar en el que se estacionó sin dudarlo la 37ª División SS “Lützow” colocando su cuartel general en Gruenbach y el grueso de tropas en Puchberg, por aquel entonces con 3.500 efectivos. A lo largo de la mitad de Abril los húngaros resistirán hasta la extenuación, una vez terminadas las provisiones hubieron de replegarse a la otra cadena montañosa de Schwarzau, para volver a retirarse luchando contra escaramuzas soviéticas en Sieding, Huetberg-Kloster Taler y Gscheid-Sparbachter Hütte. A finales del mes la división tuvo un respiro al ser abastecida con gran cantidad de equipo y munición en Sisak, justo después gran parte de esta abandonó la zona cruzando la frontera montañosa con Checoslovaquia para luchar en lugares como Pisek, Tabor y Zwettl. Terminado el mes y llegado Mayo, los húngaros continuaban en la región montañosa retirándose a la vez que luchaban en mortíferos enfrentamientos contra los soviéticos en Aegyd o en la heroica resistencia en la Cota 1.056.

Una última ofensiva fue encomendada a la 37ª División SS “Lützow” el 8 de Mayo, sus protagonistas fueron el 37º Grupo SS Cazacarros y el 37th Batallón SS de Reconocimiento que tenían el objetivo de reconquistar las ciudades de Sieding y Stixenstein. Así lo hicieron con éxito, aunque sufriendo muchas bajas, a pesar de todo eran tan pocos en número que tiempo después fueron desalojados quedando la ruta del Ejército Rojo hacia Austria y Checoslovaquia quedó abierta. Acabadas las esperanzas, el 7 de Mayo, la 37ª División SS de Caballería “Lüzow” inició las negociaciones para la rendición con Estados Unidos en secreto.

Un último combate tuvo lugar para la 37ª División SS “Lützow” que dirigió su jefe Karl Gesele en Praga, capital de Checoslovaquia. Los defensores fueron 280 jinetes con 70 caballos, sin embargo antes que dejar que los equinos cayeran en manos de los rusos se los regalaron a granjeros checos. Dentro de Praga la mayoría de húngaros murió o fueron capturados por los rusos, sufriendo igual destino en los gulags de Siberia.

El 10 de Mayo la 37ª División SS “Lützow” acordó con las tropas de Estados Unidos entregarse a ellos y evitar a los soviéticos, así que los húngaros marcharon hacia el oeste de Austria con numerosos caballos, motociclistas y tanques Hetzer 38. Por el camino todavía sufrieron alguna escaramuza enemiga en Schwarzau y Wildalpen. Finalmente el 12 de Mayo de 1945 los únicos 180 supervivientes sanos de más de los 3.500 de la “Lützow” se entregaron a los estadounidenses en Windischgarsten. El 37º Grupo SS de Artillería proveniente de Linz fue el único que se rindió en otro lugar, en este caso Freistadt.

Dos únicos destinos tuvieron los pocos supervivientes de la 37ª División SS de Caballería “Lützow”, entre los que estuvieron los campos de prisioneros en Mauerkirchen y Altheim. Curiosamente el 13 de Mayo, un día después de la rendición, todos los prisioneros del campo de Altheim se escaparon en una fuga masiva y espectacular. Sólamente se capturó a unos pocos días después, regresando la mayoría de incógnito a sus casas porque las fuerzas americanas tampoco se preocuparon mucho en buscarlos. Terminada la Segunda Guerra Mundial los norteamericanos liberarían a los soldados primero en grupos de tres personas, mientras que los oficiales esperarían hasta el año 1946 para regresar a Hungría.

Aunque la 37ª División SS de Caballería “Lützow” apenas tuvo tiempo de participar en la Segunda Guerra Mundial y el número de hombres no fue muy elevado, el comportamiento de los voluntarios húngaros fue de primer nivel.

 

Bibliografía:

Rodrigo Muñoz y Cabrera, 37 SS Freiwilligen Kavallerie Division “Lutzow”, Revista Serga Nº63 (2010) p.34-44
Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS. “37.Division SS Freiwilligen Kavallerie Lutzow”, Libsa (2009), p.184