29ª División SS de Granaderos Italiana

Al producirse en Septiembre de 1943 el Armisticio de Italia con los Aliados y la fundación de la República de Saló por Benito Mussolini, nuevamente el Eje Berlín-Roma volvió a resurgir para continuar librando la Segunda Guerra Mundial. Dentro de este marco de cooperación con Alemania, las Waffen-SS que estaban gestando su “ejército internacional” decidieron admitir a voluntarios italianos entre sus filas con la formación de la 29ª División SS de Granaderos Italiana “Italianische”.

Escudo de la 29ª División SS Italiana “Italianische” en forma de “Fascio”.

Formación

El 13 de Noviembre de 1943 las Waffen-SS presentes en Italia crearon la Organización “Legionarios de las Milicias Armadas”, también conocida como 1ª Brigada de Asalto de las Legiones SS Italianas y finalmente rebautizada como 29ª División SS de Granaderos Italiana (29ª Italienische Waffen-Grenadier Division der SS). Formada por 15.000 voluntarios al mando del general Pietro Mannelli y del comandante Peter Hansen, este último oriundo de Chile, los reclutas fueron enviados al Centro de Instrucción de Muzzingen en la Selva Negra de Alemania, donde se estructuraron del siguiente modo: los 81º y 82º Regimientos SS de Granaderos, el 29º Regimiento SS de Artillería, el 29th Batallón SS de Fusileros, el Grupo SS Mixto Anticarro, la Milicia SS Armada y las 29ª Compañías SS de Ingenieros, Reconocimiento y Anticarro, más los Batallones SS “Italia”, “Vendetta” y “Benito Mussolini”.

Carteles de propaganda de las SS italianas en la República de Saló.

Numerosas unidades de la 29ª División SS de Granaderos Italiana no procedieron del reclutamiento convencional efectuado en la República de Saló, sino de extintas formaciones del Ejército Real Italiano (Regio Esercito). Fue el caso del Batallón SS “Debica” organizado a partir de la 3ª División Alpina “Julia” y la 57ª División de Infantería “Lombardía”, que a pesar de ser inicialmente sólo aceptados 38 de los 400 candidatos (las autoridades temían de su pasado monárquico), finalmente se integró por 591 voluntarios entre 20 oficiales y 571 soldados que se adiestraron en el Centro de Instrucción de Feldstten e hicieron maniobras cerca de Cracovia en Polonia. También desde Yugoslavia se adhirieron algunas unidades ya existentes del Ejército Real Italiano como el Regimiento Miliciano “De María” con 2.950 hombres al frente del comandante Gustav Lombard con base en Dalmacia; o desde Grecia el Batallón de Camisas Negras “Fedelissimo” liderado por Gilberto Fabris.

29ª Division SS Italiana “29 Divisione Italiana delle SS”:
-81º Regimiento SS de Granaderos “81 Reggimento Fanteria delle SS”
-82º Regimiento SS de Granaderos “82 Reggimento Fanteria delle SS”
-29º Regimiento SS de Artillería “29 Reggimento Artiglieria delle SS”
-29th Batallón SS de Fusileros “29 Battaglioni Fucilieri delle SS”
-29ª Compañía SS Anticarro “29 Compagnia Anticarri delle SS”
-29ª Compañía SS de Ingenieros “29 Compagnia Ingenieri delle SS”
-29ª Compañía SS de Reconocimiento “29 Compagnia Riconoscimiento delle SS”
-Batallón SS Debica “Battaglioni Debica delle SS”
-Batallón SS Italia “Battaglioni Italia delle SS”
-Batallón SS Venganza “Battaglioni SS Vendetta delle SS”
-Batallón SS Benito Mussolini “Battaglioni SS Benito Mussolini delle SS”
-Milicia SS Armada “Milizia Armata delle SS”
-Grupo SS Mixto Anticarro “Gruppo Combinate Anticarri delle SS”
-Regimiento SS Miliciano De María “Reggimento Milizia De Maria delle SS”
-Batallón SS de Camisas Negras Fedelissimo “Battaglioni Camicie Nere Fedelissimo delle SS”

Uniformes de oficial y soldados de la 29ª División SS de Granaderos Italiana.

Uniformológicamente los soldados de la 29ª División SS de Granaderos Italiana mantuvieron las prendas del Ejército Italiano con sus características guerreras “grigoverdi”, aunque con la simbología propias de las Waffen-SS. Por ejemplo en el cuello lucían las características runas sobre fondo rojo o negro, en la manga mostraban un escudo de paño con la bandera tricolor verde, blanca y roja de Italia o el Fascio del Imperio Romano; mientras que las gorras llevaron cosidas la cabeza de la muerte “totenkopf” y los cascos pintados en un lateral con las letras SS. Solamente el armamento se mantuvo de producción nacional con los fusiles Carcano M91 y Moschetto 91/38, más la ametralladora Breda 30; aunque las condecoraciones fueron modificadas por otras alemanas que llevaban la cruz gamada sobre los colores nacionales con una frase que decía: “Siempre fiel al Duce y al Führer”.

Operaciones

Oficialmente el primer despliegue de la 29ª División SS de Granaderos Italiana lo protagonizó en Noviembre de 1943 el Grupo SS Mixto Anticarro y la Milicia SS Armada sobre el Piemonte, estableciéndose el Estado Mayor en Pinerolo y los soldados entre los pueblos de Lecco y Ferrera con la finalidad de reclutar nuevos candidatos y de paso administrar los productos agrícolas de la zona que estaban siendo saboteados por partisanos antifascistas. Al mismo tiempo, el Regimiento SS Miliciano “De Maria” fue distribuido de manera desigual por todo el norte de Italia ejerciendo labores policiales en ciudades como Milán, Turín, Bolonia, Novara, Trieste y el Valle de Aosta.

Piemonte centró el área de operaciones de la 29ª División SS de Granaderos Italiana entre finales de 1943 e inicios de 1944 cuando sus voluntarios obtuvieron su primer gran éxito al desalojar de enemigos la Fortaleza de Vinadio y aniquilar a una banda de guerrilleros entera en tan sólo tres horas. A partir de entonces la presencia de los italianos de las Waffen-SS fue decisiva en el Piemonte porque las victorias se fueron sucediendo: el Batallón SS “Debica” derrotó a los partisanos en los Valles de Germanasca y Chisone capturando numerosas piezas de artillería; y el Grupo Mixto Anticarro se apoderó de dos baterías enemigas. Gracias a estos triunfos locales, en Abril de 1944 la 29ª División SS de Granaderos Italiana había eliminado a todas las bolsas de guerrilleros en Spoletto y conquistado los Pasos de Scheggia, Asis y Gubbio a costa de tan sólo 50 muertos entre sus filas.

Mariscal Rodolfo Graziani y el general Karl Wolf pasando revista a las tropas de la 29ª División SS de Granaderos Italiana.

Cuando se produjo la Batalla de Anzio con el desembarco del Ejército Estadounidense y el Ejército Británico al sur de Roma, la 29ª División SS de Granaderos Italiana envió a 650 efectivos de los Batallones SS “Debica” y “Vendetta” que se atrincheraron cerca de las playas del Lazio. La presencia de estos voluntarios italianos fue decisiva para frenar el avance de las columnas anglo-norteamericanas entre las localidades de Nettuno y Viterbo porque los latinos mantuvieron la posición durante largos meses provocando cientos de bajas a las tropas estadounidenses y británicas, a las que además causaron la destrucción de varios tanques y vehículos. Solamente la caída de Roma el 4 de Junio de 1944 obligó a la 29ª División SS de Granaderos Italiana a abandonar sus atrincheramientos en el Lazio, no sin antes combatir contra las vanguardias del Ejército Estadounidense en el Canal de Mussolini, Borgo, Podgora y Borgo Carso, antes de replegarse de forma definitiva hacia el Piemonte. Una vez finalizada la Batalla de Anzio, la 29ª División SS de Granaderos Italiana contabilizó unos 300 muertos, aunque sus veteranos obtuvieron 52 ascensos y unas condecoraciones que incluyeron 22 Cruces de Hierro y 10 Medallas de Plata al Valor Militar.

Nuevamente el 12 de Junio de 1944 la 29ª División SS de Granaderos Italiana volvió a la lucha contra los partisanos del Comité Nacional de Liberación en la retaguardia mediante una ofensiva que realizó en torno al Lago Maggiore junto a la 162ª División de Infantería Alemana y la Guardia Nacional Republicana Italiana. Sobre dicha región, los voluntarios de las Waffen-SS pelearon contra los guerrilleros en Obtello y el cercano Lago Bolsena; aunque algunas unidades italianas tuvieron que desprenderse del grueso principal para atender la nueva amenaza surgida más al sur cuando el Ejército Estadounidense se aproximó a la zona. De hecho los italianos tuvieron que enfrentarse otra vez a las tropas norteamericanas en la costa del Mar Tirreno y Forlimpopoli, además de rechazarlas durante un tiempo en la Batalla de Florencia, donde 200 latinos combatieron ferozmente casa por casa hasta muerte.

Soldado y oficial italianos de las Waffen-SS.

Hacia el norte de Italia se trasladó la 29ª División SS de Granaderos Italiana en el verano de 1944 para extinguir la guerrilla comunista surgida en los Alpes Occidentales. Entre los éxitos cosechados durante esta campaña estuvo la expulsión de los partisanos de los Valles de Stura y Susa, así como el rescate de 350 soldados italianos que habían sido previamente capturados por los guerrilleros. Acto seguido la unidad se trasladó cerca de la frontera con Austria para desarrollar una ofensiva bajo el apoyo desde el cielo de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) contra el Valle Sangone y el Monte San Miguel que las tropas italianas ocuparon con facilidad. Tan sólo unos días después, los soldados de la 29ª División SS de Granaderos Italiana descendieron por el Macizo de Sietta y en una maniobra envolvente muy ingeniosa, causaron una tremenda derrota a los partisanos que fueron capturados a miles o bien hubieron de huir forzosamente hacia la frontera con Francia. También otra victoria similar obtuvieron los voluntarios italianos junto a elementos de la Xª Flotilla MAS tras organizar una carga frontal contra el Reducto de la Valtelina, lo que valió a los veteranos de la 29ª División SS de Granaderos Italiana recibir la visita de Benito Mussolini el 20 de Septiembre de 1944.

A partir de Octubre de 1944 la 29ª División SS de Granaderos Italiana fue enviada a las inmediaciones de Turín y desplegada sobre Valsassina, donde desencadenó una exitosa ofensiva que acabó con la destrucción de la 89ª Brigada Partisana “Poletti” y la puesta en fuga con muchas bajas de la 55ª Brigada Partisana “Roselli”. Al año siguiente, a comienzos de 1945, las acciones antiguerrilleras de la 29ª División SS de Granaderos Italiana prosiguieron en Pragelato, Val di Lanzo, Val di Viú, Val d’ Ossola y Vighizzolo di Cantú, además de trasladarse a la Cordillera de los Apeninos como ocurrió en diversos choques sobre el Río Trebbia y Val di Nure.

El Lago Como comprendió al últimza zona de operaciones de la 29ª División SS de Granaderos Italiana a finales de Abril de 1945. Sobre esta región el Batallón SS “Debica” resultó diezmado durante los combates contra los partisanos y la mayor parte de sus prisioneros asesinados ante pelotones de fusilamiento. Afortunadamente el resto de la 29ª División SS de Granaderos Italiana escapó intacta hacia el sur hasta rendirse a las tropas del Ejército Estadounidense el 29 de Abril de 1945 tras un acuerdo en el que se acordó respetar la Convención de Ginebra.

Mortero de la 29ª División SS de Granaderos Italiana.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945 y derrocada la República de Saló, la 29ª División SS de Granaderos Italiana fue disuelta para siempre. Hasta ese momento las tropas italianas que habían combatido como voluntarias en esta unidad, sobretodo durante la Batalla de Anzio, habían escrito una de las páginas más brillantes en lo referente a la resistencia de una posición durante la Historia Militar de Italia en el siglo XX.

 

Bibliografía:

-Manuel Peña y Luis Alonso, La 29 División SS, los SS italianos, Revista Serga Nº21 (2003), p.41-46
-Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS, “29ª División Waffen SS Grenadier”, Libsa (2009), p.177-178
-Redacción Serga, 29.Waffen-Grenadier-Division der SS [Italianische NR.1] (1ª Parte), Revista Serga Nº68 (2010), p.38-46
-Redacción Serga, 29.Waffen-Grenadier-Division der SS [Italianische NR.1] (2ª Parte), Revista Serga Nº69 (2011), p.36-43
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “Soldados italianos con los Aliados en Cassino y con los alemanes en Anzio”, S.A.R.P.E. (1978), p.1392