28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie”

La 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” fue la unidad que junto a la 27ª División SS de Granaderos Belga Flamenca “Langemarck” representó a Bélgica durante la lucha contra el comunismo en la Segunda Guerra Mundial. Al mando del general León Degrelle del Partido Rexista, los voluntarios belgas valones destacaron por ser unos de los mejores infantes extranjeros de las Waffen-SS en el Frente del Este.

Legión Valona

Escudo de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie”.

Hasta la Segunda Guerra Mundial en 1939, el Partido Rexista (“Christus Rex” en latín o “Cristo Rey”) liderado por León Degrelle había sido el principal movimiento fascista de Bélgica y al mismo tiempo separatista de la región francófona de Valona respecto a la holandesa de Flandes. Imitando al fascismo italiano de Benito Mussolini en cuestiones como el corporativismo económico y el nacionalismo (además de añadir cierto catolicismo), durante la “Era de Entreguerras” llegó a obtener el 20% de los escaños del Parlamento de Bruselas. Curiosamente cuando el Tercer Reich invadió Bélgica en Mayo de 1940, los militantes del Partido Rexista y el propio León Degrelle combatieron contra el Ejército Alemán tras alistarse en el Ejército Belga. No obstante y en cuanto se produjo la capitulación del Gobierno y el país fue ocupado por Alemania, los rexistas pasaron de combatir a los alemanes a colaborar con ellos, sobretodo a partir de 1941 coincidiendo con el ataque del Eje a la Unión Soviética al que siguió el anuncio de una “cruzada contra el comunismo”.

Solamente una semana después de iniciarse la “Operación Barbarroja” en Rusia, el Partido Rexista reclutó en tiempo récord a más de 1.000 voluntarios con todas sus respectivas pruebas médicas superadas, los cuales para Junio de 1941 alcanzaron los 1.500 hombres. Bautizada la unidad inicialmente como Cuerpo Franco Valón (Corps Franc Wallonie), pronto se modificó el nombre por el de Legión Valonia (Legion Wallonie), siendo elegido Georges Jacob su comandante y el propio León Degrelle admitido como soldado raso. El 8 de Agosto de 1941 esta formación fue despedida en la Estación de Bruselas con una multitudinaria manifestación a la que acudieron 860 combatientes, antes de ser enviada al Campo de Instrucción de Meseritz en Prusia Oriental, donde adquirió como símbolo oficial la Cruz de Borgoña (igual a la Cruz de San Andrés de los Tercios de España y Bélgica en los siglos XVI y XVII) y se autorizó a todos sus integrantes lucir en el pecho las condecoraciones ganadas en la Primera Guerra Mundial (curiosamente obtenidas luchando contra los alemanes).

León Degrelle llamando al alistamiento en las Waffen-SS por toda Bélgica.

Oficialmente en Octubre de 1941 la Legión Valona fue desplegada en el Frente Oriental de la URSS, concretamente en Ucrania como parte del XVII Ejército adscrito al Grupo de Ejércitos Sur. Como a comienzos de su operatividad la unidad estuvo destinada a combatir a los partisanos comunistas en retaguardia, surgieron una serie de fricciones entre los belgas y los alemanes debido a que los primeros se sintieron relegados a una tarea innoble. Sin embargo esa tendencia cambió en Diciembre cuando el Ejército Rojo pasó a la contraofensiva con 4.000 tropas para chocar contra 300 soldados de la Legión Valona que resistieron heroicamente sobre una línea de trincheras entre Gromovaya y Balka. Gracias a que los belgas combatieron cuerpo a cuerpo por cada calle y vivienda de estos dos pueblos, los rusos fueron finalmente rechazados con cientos de bajas, a costa de sufrir la Legión Valona la pérdida de de un tercio de sus hombres y la muerte de 20 oficiales (de los 22 existentes), lo que obligó a la unidad a ser retirada a Prusia Oriental, antes de repartirse entre los supervivientes 32 Cruces de Hierro (una para Legón Degrelle que fue ascendido a sargento).

A inicios de 1942, la Legión Valona al mando del general Georges Tchekhoff (un ruso nacionalizado belga que había sido ex-combatiente de antigua Marina Imperial Rusa durante la Guerra Civil Rusa de 1917 a 1923), regresó al Frente Oriental cruzando el Río Dniéper, luchando durante el invierno sobre el Valle del Río Donets y participando en la Batalla de Kharkov. A continuación fue asignada a la 97ª División de Cazadores Alemana que tomó parte en la campaña del Cáucaso, la “Operación Edelweiss”, después de haber recorrido la una marcha de 800 kilómetros a pie sobre la Ciscaucasia.

Carteles de reclutamiento para los voluntarios de la Legión Valona y la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie”.

Sobre la Cordillera del Cáucaso, la Legión Valona al mando del comandante Lucien Lippert y con León Degrelle recién ascendido a teniente, contribuyó a la captura de los petrolíferos de Maikop y la localidad de Tjerkakow tras un elevado saldo de 854 bajas durante los diversos enfrentamientos contra el Ejército Rojo. Igual de complicado fueron los asaltos contra el puerto de Tuapse porque los belgas pelearon bajo una fuerte tormenta de aguanieve y duros bombardeos de la artillería y la aviación rusa que a mediados de 1942 obligaron a la unidad a ser retirada del Cáucaso.

Reorganización

Con la internacionalización de las Waffen-SS en Junio de 1943, el teniente León Degrelle solicitó al Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, que incluyera a la Legión Valona dentro del “ejército paneuropeo” que se estaba gestando. Así fue como tan sólo un mes más tarde, el 3 de Julio de 1943, Berlín autorizó la admisión del trámite e inscribió a la unidad en la organización con el nombre de Brigada SS Motorizada Belga Valona (Freiwilligen-Sturmbrigade Wallonien).

Soldados valones de las Waffen-SSSS con la bandera de la Cruz de Borgoña, igual a la de los Tercios Españoles de Flandes.

La Brigada SS Motorizada Belga Valona “Wallonien” estuvo conformada por 1.900 efectivos entre los 1.500 veteranos de la Legión Valona que fueron enviados al Cuartel de Widflecken y 400 reclutas nuevos procedentes de Bélgica que iniciaron su entrenamiento en el Centro de Instrucción de Meseritz. También la unidad contó con un importante parque de vehículos que incluyó 250 camiones y un lote compuesto por diez cañones pesados de 150 milímetros y veinte cañones medios de 75 milímetros; así como un organigrama constituido por los 69º y 70º Regimientos SS de Granaderos, el 28º Regimiento SS de Artillería, los cuatro 28th Batallones SS de Cazacarros, Reconocimiento Panzer, Intendencia e Ingenieros, las siete Compañías SS de Avituallamiento, Antiaéreos, Administración, Sanitaria, Veterinaria, Refuerzos y Ataque, y el Grupo “Capelle”.

28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie”:
-69º Regimiento SS de Granaderos “SS-Panzergrenadier Regiment 69”
-70º Regimiento SS de Granaderos “SS-Panzergrenadier Regiment 70”
-28º Regimiento SS de Artillería “SS-Artillerie Regiment 28”
-28th Batallón SS de Cazacarros “SS-Panzerjäger Abteilung 28”
-28th Batallón SS de Reconocimiento Panzer “SS-Panzeraufklaürungs 28”
-28th Batallón SS de Intendencia “SS-Nachrichten Abteilung 28”
-28th Batallón SS de Ingenieros “SS-Pioner Bataillon 28”
-28ª Compañía SS de Avituallamiento “SS-Nachsub-Kompanie 28”
-28ª Compañía SS de Artillería Antiaérea “SS-Flak-Kompanie 28”
-28ª Compañía SS Administrativa “SS-Verwaltungskompanie 28”
-28ª Compañía SS Sanitaria “SS-Sanitäts-Kompanie 28”
-28ª Compañía SS Veterinaria “SS-Veterinar-Kompanie 28”
-28ª Compañía SS de Refuerzo “SS-Ersatz-Bataillon 28”
-28ª Compañía SS de Ataque “SS-Sturm-Bataillon 28”
-Grupo Capelle “Kampfgruppe Capelle”

Bolsa de “Korsun-Cherkassy”

Nuevamente a finales de 1943 la Brigada SS Motorzada Belga Valona “Wallonie” fue desplegada en Ucrania sobre la zona de Teklino para recibir a inicios de 1944 una ofensiva del Ejército Rojo. Como la propia ciudad de Teklino fue ocupada por las tropas soviéticas y la 5ª División SS Panzer “Wiking” y la División Motorizada “Germania” fracasaron a la hora de reconquistarla, se recurrió a la Brigada SS Motorzada Belga Valona “Wallonie” para salvar la situación. Curiosamente los veteranos de la 5ª División SS Panzer “Wiking” que no confiaban en los belgas, se mofaron de los voluntarios diseñando un cártel burlesco que rezaba: “El circo de Wallonia. Espectáculo gratuito. Mañana de 6 a 8”. Sin embargo y contra todo pronóstico, los voluntarios belgas se internaron en pequeños grupos equipados con ametralladoras dentro de un bosque cercano cubierto de nieve (no estaba vigilado debido a la escasa visibilidad y las heladas temperaturas), por lo que rápidamente cortaron la vía de comunicación y suministros de las tropas soviéticas en la zona, lo que obligó al Ejército Rojo a retirarse de Teklino dejando atrás numerosos prisioneros y un total de 700 búnkers y fortificaciones que fueron tomadas por los valones.

Mientras la Brigada SS Motorizada Belga Valona “Wallonie” ocupaba Teklino, la ofensiva del Ejército Rojo sobre los otros sectores dejó encerradas a un gran número de fuerzas del Eje en la llamada “Bolsa de Korsun-Cherkassy”. Una vez consolidado el cerco, los 2.000 belgas atrapados combatieron por su mera supervivencia en la zona de Novaya-Buda, donde falleció el comandante Lucien Lippert que fue sustituido por el oficial León Degrelle (tras ascender a su mismo rango). Sin embargo y cuando ya todo parecía perdido, la Brigada SS Motorizada Belga Valona “Wallonie” rompió el anillo durante un contraataque junto a otras fuerzas alemanas con el que milagrosamente escaparon a través de Lisyanka. Aproximadamente un total de 632 belgas valones sobrevivieron a la “Bolsa de Korsun-Cherkassy”, aunque 1.400 cayeron muertos o prisioneros de los 2.000 iniciales, lo que supuso el 70% del total.

Defensa de Narva

A mediados de 1944 la Brigada SS Motorizada Belga Valona “Wallonie” fue reconvertida en la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” con la incorporación de 8.000 voluntarios belgas que fueron puestos al frente del comandante León Degrelle y su segundo Franz Hellebaut. A estos efectivos también se sumaron algunos franceses simpatizantes de la Francia de Vichy y 250 españoles al mando del teniente Luis García Valdajos que fueron encuadrados gracias a la intermediación del militar hispano-belga Antonio Alfonso Van Horembeke, muchos de estos últimos veteranos de la División Azul o miembros del movimiento de la Falange.

Soldados de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” en el Frente Oriental.

Estonia fue el destino de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” cuando en Junio de 1944 un total de 440 belgas fueron integrados en el III Cuerpo SS Panzer del general Felix Steiner y desplegados en Narva. Sería en el sector de Dorpat , donde desde el 10 de Agosto hasta inicios de Septiembre, los voluntarios valones ofrecieron una heroica resistencia destruyendo con armas anticarro Panzerfaust a un gran número de tanques soviéticos T-34 y Stalin IS-2, destacando especialmente el subteniente León Gillis que en solitario pulverizó a incontables blindados enemigos. Una vez terminado el trabajo de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” en Estonia, los belgas fueron embarcados en el puerto de Reval y transportados en barco a través del Mar Báltico hasta Dinamarca o Breslau en Alemania.

Batalla de Berlín

Cuando Bélgica fue ocupada por los Aliados a finales de 1944, los voluntarios de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” comprendieron que no podrían regresar a su patria porque el Gobierno de Bruselas les había imputado en su ausencia de traición a su patria. A partir de entonces a los valones no les quedó más remedio que luchar por la supervivencia en Europa Oriental, como hicieron en Febrero de 1945 desencadenando un ataque junto al XXIX Cuerpo Panzer contra Arnswalde que aunque fracasó a la hora de liberar a una guarnición alemana cercada, al menos provocaron grandes bajas al Ejército Rojo dentro del marco de la “Operación Sonnenwende”.

General León Degrelle.

La Batalla de Berlín en Abril de 1945 comprendió el último episodio de la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” contra el Ejército Rojo. Durante la lucha los voluntarios belgas al mando del general León Degrelle destacaron sobretodo primero por cubrir la retirada en Pomerania y luego por la defensa de los distritos de Stargard, Kollin y Stettin, donde mataron a numerosos soldados soviéticos y destruyeron varios tanques, antes de iniciar la retirada hacia el oeste cruzando el Río Oder y rendirse a inicios de Mayo al Ejército Británico en el puerto de Lübeck (aunque unos pocos capitularon ante la URSS en Brandenburgo).

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” fue disuelta y los 625 supervivientes regresaron a Bélgica sin que se tomara ningún tipo de represalia contra ellos (salvo por unos pocos mandos que fueron juzgados). Respecto al general León Degrelle, tuvo que exiliarse tras ser condenado a muerte “en ausencia” por el Tribunal de Bruselas, fijando su residencia desde entonces en España donde fallecería en 1994. Fuese como fuese, e independientemente del destino posterior de sus veteranos, la 28ª División SS de Granaderos Belga Valona “Wallonie” se erigió como una de las mejores unidades extranjeras de las Waffen-SS.

 

Bibliografía:

-Redacción Serga, 28. SS Freiwilligen-Grenadier-Division “Wallonie” (1ª Parte), Revista Serga Nº70 (2011), p.36-43
-Redacción Serga, 28. SS Freiwilligen-Grenadier-Division “Wallonie” (2ª Parte), Revista Serga Nº71 (2011), p.36-43
-Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS. “28.ª División SS Freiwilligen Grenadier Wallonien”, Libsa (2009), p.176
-Carlos Caballero Jurado, Foreign Volunteers of the Wehrmacht 1941-1945, “The Legion Valonie”, Osprey Publishing (1983), p.4-6