28ª División SS Belga Valona “Wallonie”

 

Escudo de la 28ª División SS Belga Valona “Wallonie”.

Entender a la 28ª División SS Belga Valona hubiera sido imposible de no ser por el Partido Rexista (Christus Rex en latín o Cristo Rey) de León Degrelle. Imitando al fascismo italiano con su corporativismo y estética, además de un catolicismo añadido y un nacionalismo valón que deseaba separarse de los flamencos de Flandes, el Partido Rexista llegó a ocupar el 20% de los escaños del Parlamento de Bélgica antes de la Segunda Guerra Mundial. Estallado el conflicto, su fundador León Degrelle luchó contra los alemanes hasta que Bélgica fue ocupada totalmente por el Tercer Reich. A partir de ese instante la política del Partido Rexista se disgregó entre colaborar o lanzarse a la resistencia contra el invasor. Todo cambió cuando se produjo la agresión del Eje a la Unión Soviética, ya que el Partido Rexista con Degrelle a la cabeza se vió en la necesidad de aportar su grano de arena con el fin de acabar con la amenaza comunista mundial. Adolf Hitler estudió la posibilidad y permitió a los belgas valones inscribirse voluntariamente en la cruzada anti-bolchevique.

Legión Valona

Degrelle fue el encargado de llevar a cabo el reclutamiento entre las filas del Partido Rexista, un trabajo que desempeñó impecablemente porque en la primera semana “post-Operación Barbarroja” se habían reclutado ya 1.000 voluntarios con las pruebas médicas superadas. En un principio la fuerza se iba a llamar Cuero Franco Valón (Corps Franc Wallonie), pero se le cambió al de Legión Valonia (Legion Wallonie). El comandante Georges Jacob fue elegido jefe divisionario, renengando de ello honradamente Degrelle a pesar de que Hitler le ofreció el mando, el cual decidió alistarse desde la escala de soldado raso.

León Degrelle llamando al alistamiento por toda Bélgica.

Un total de 1.500 hombres encuadraron la Legión Valona que se instaló en el campo de instrucción de Meseritz en Prusia Oriental. La más multitudinaria despedida se hizo en Bruselas con 860 voluntarios el 8 de Agosto de 1941. La simbología oficial de la Legión Valona fue la Cruz de Borgoña, igual a la Cruz de San Andrés roja y aspada que tenían los Tercios de la España Imperial en Flandes y Bélgica. Curiosamente se permitió a los voluntarios lucir en el pecho condecoraciones ganadas en la Primera Guerra Mundial cuando combatieron a los alemanes.

Para Octubre de 1941 la Legión Valona fue desplegada en el Frente del Este, concretamente en Ucrania dentro del Grupo de Ejércitos Sur en el XVII Ejército. Al principio las relaciones de los belgas con los alemanes no fueron buenas porque estos les daban un trato no muy amable, además se sentían piezas secundarias por ser empleados como una fuerza antipartisana. La oportunidad cambió a finales de 1941 cuando se produjo la contraofensiva soviética. La Legión Valona se distinguió heroicamente en la línea Gromovaya-Balka, resistiendo 300 hombres dirigidos por el capitán Pierre Pauly a 4.000 tropas del Ejército Rojo. La batalla allí se convirtió en una pelea cuerpo a cuerpo por cada calle y cada casa hasta que finalmente vinieron en socorro de los belgas tanques y aviones alemanes que permitieron desbaratar el ataque ruso. Ante esta acción que costó la pérdida de 20 oficiales de los 22 iniciales y un tercio de los soldados, la Legión Valona fue obligada a regresar a retaguardia para recomponerse el 22 de Marzo de 1942. Por su buen comportamiento se repartieron 32 Cruces de Hierro, entre estas una se otorgó a León Degrelle que fue ascendido a sargento.

Reorganizándose la Legión Valona en Prusia Oriental, cambió de jefe al ser agregado el comandante Georges Tchekhoff, ruso nacionalizado belga de la antigua Marina Imperial Rusa antes de la caída del Ejército Blanco en la Guerra Civil Rusa. Inmediatamente a los cambios la Legión Valona cruzó el Río Dniéper, combatió durante el invierno en el Valle del Río Donets y participó en la Batalla de Kharkov. Luego fue asignada con refuerzos a la 97ª División de Cazadores Alemana, siendo a continuación trasladada al Cáucaso, campaña en la que atravesó 800 kilómetros a pie, liderada en aquel entonces por el comandante Lucien Lippert y contando con el teniente Degrelle recién ascendido.

Carteles de reclutamiento para los voluntarios belgas valones.

Maikop, uno de los pozos petrolíferos del Caúcaso y Europa, fue el destino de la Legión Valona en donde se distinguió notablemente sufriendo 854 bajas de los 1.000 hombres con los empezó. A pesar de las dificultades pudieron hacerse junto a los alemanes y caucásicos colaboracionistas con Maikop, Tjerkakow y llenar las bajas sufridas con refuerzos desde Bélgica. Todavía la Legión Valona tendría protagonismo en el Cáucaso con la conquista de Tuapse, acción que realizaron y lograron bajo una intensa lluvia de aguanieve y bombardeos de la artillería y aviación rusa. A mediados de Noviembre de 1942 la Legión Valona había encajado tantas bajas que tuvo que ser retirada del Cáucaso.

Brigada SS Belga Valona en Korsun-Cherkassy

Desde que existía el ejército paneuropeo de las Waffen-SS, León Degrelle había querido integrar a los belgas valones en un una división, tal y como ya lo habían hecho los belgas flamencos en la 19ª División SS Flamenca. El Reichsführer de las SS Heinrich Himmler aceptó la petición de Degrelle en Junio de 1943 y el 3 de Julio de ese mismo año fue inscrita en las Waffen-SS la Brigada SS Belga Valona (Freiwilligen-Sturmbrigade Wallonien).

Belgas valones de las SS con la bandera de la Cruz de Borgoña, igual a la de los Tercios Españoles de Flandes.

El campo de entrenamiento de Widflecken fue el lugar escogido para los voluntarios de la Brigada SS Belga Valona para adiestrarse. La Legión Valona se disolvió y sus 1.500 integrantes fueron enviados a Widflecken, mientras que de Belgica llegaron 400 reclutas nuevos, lo que derivó en que otra vez se abrieran plazas en el campo de instrucción de Meseritz. Una de las novedades fue que a la Brigada SS Belga Valona se la designó como unidad motorizada con hasta 250 camiones, cuyas compañías artilleras se equipaban con dos cañones pesados de 150 milímetros y cuatro cañones ligeros de 75 milímetros. Lucien Lippert siguió siendo el comandante. La división contaba con los dos 69º y 70º Regimientos SS de Granaderos; el 28º Regimiento SS de Artillería; los cuatro 28th Batallones SS de Cazatanques, Panzer de Reconocimiento, Intendencia e Ingenieros; las siete Compañías SS de Avituallamiento, Antiaéreos, Administración, Sanitaria, Veterinaria, Refuerzos y Ataque; y el Grupo Capelle.

28ª División SS Belga Valona “Wallonie”:
69º Regimiento SS de Granaderos “SS-Panzergrenadier Regiment 69”
70º Regimiento SS de Granaderos “SS-Panzergrenadier Regiment 70”
28º Regimiento SS de Artillería “SS-Artillerie Regiment 28”
28th Batallón SS de Cazatanques “SS-Panzerjäger Abteilung 28”
28th Batallón SS Panzer de Reconocimiento “SS-Panzeraufklaürungs 28”
28th Batallón SS de Intendencia “SS-Nachrichten Abteilung 28”
28th Batallón SS de Ingenieros “SS-Pioner Bataillon 28”
28ª Compañía SS de Avituallamiento “SS-Nachsub-Kompanie 28”
28ª Compañía SS de Artillería Antiaérea “SS-Flak-Kompanie 28”
28ª Compañía SS Administrativa “SS-Verwaltungskompanie 28”
28ª Compañía SS Sanitaria “SS-Sanitäts-Kompanie 28”
28ª Compañía SS Veterinaria “SS-Veterinar-Kompanie 28”
28ª Compañía SS de Refuerzo “SS-Ersatz-Bataillon 28”
28ª Compañía SS de Ataque “SS-Sturm-Bataillon 28”
Grupo Capelle “Kampfgruppe Capelle”

A finales de 1943 la Brigada SS Belga Valona se asentó en Ucrania. Poco después, al empezar 1944, el Ejército Rojo lanzó una ofensiva hacia el bosque ucraniano de Teklino, próximo a donde acampaban los belgas. La 5ª División SS “Wiking” y la División “Germania” fueron las primeras en intentar reconquistar Teklino con un resultado fallido. Entonces se recurrió a la Brigada SS Belga Valona par intentar conquistar el bosque, algo que causó risas entre los alemanes de la Wiking que llegaron a mostrar un cártel burlesco que rezaba: “El circo de Wallonia. Espectáculo gratuito. Mañana de 6 a 8”. Con nieve y una temperatura bajo cero en grados, la Brigada Valona se lanzó al asalto contra el bosque de Teklino para quedar frenada poco después ante la superioridad soviética. Sin embargo se ordenó que grupos pequeños con ametralladoras se infiltraran en el bosque y hostigaran las vías de comunicación y suministros de las vanguardias soviéticas con la retaguardia. La táctica funcionó a la perfección porque los rusos se retiraron y la Brigada SS Valona destruyó hasta un total de 700 búnkers y nidos defensivos soviéticos.

Mientras la Brigada SS Valona ocupaba Teklino, la ofensiva soviética continuaba y dejaba cercados a un gran número de divisiones del Eje en la bolsa de Korsun-Cherkassy. Encerrada en la bolsa, los valones se dedicaron a defender la zona de Novaya-Buda, sitio en el que murió Lucien Lippert, el cual fue sustituido en el mando por el mismo León Degrelle. A través de Lisyanka el Eje rompió el cerco de Korsun-Cherkassy, siendo precisamente por ese mismo punto por donde escapó la Brigada SS Valona. Unos 1.400 belgas valones cayeron en Korsun-Cherkassy de los 2.000 inciales, sólo sobrevivieron 632 hombres.

Defensa de Narva

Gracias a la maestra comandancia provisional de la Brigada SS Valona, León Degrelle fue ascendido a SS-Sturmbannführer y recibió la Cruz de Caballero, quedando como segundo al mando el SS-Sturmbannführer Franz Hellebaut. Pero el cambio más significativo fue la reconversión de la Brigada SS Valona en la 28ª División SS Belga Valna “Wallonie” de las Waffen-SS. Una de las razones de esta reconversión fueron los 8.000 voluntarios belgas valones que se reclutaron en Bélgica gracias a una intensa campaña mediática de reclutamiento que realizó el Partido Rexista. Otra novedad fue la inclusión de franceses leales a la Francia de Vichy y españoles. En el caso de los voluntarios venidos de España procedían del movimiento filofascista de la Falange y también de la División Azul. Degrelle que tenía amistad con el militar hispano-belga Antonio Alfonso Van Horembeke, veterano de la Guerra Civil, aceptó encuadrar hasta 250 españoles para que lucharan junto a los valones, al mando de estos quedó el SS-Obersturmführer Luis García Valdajos.

Soldados de la 28ª División SS Belga Valona “Wallonie” en el Frente del Este.

Narva en Estonia fue el siguiente destino de la División SS Valona en Junio de 1944. Únicamente 440 belgas se desplegaron en la localidad de Dorpat bajo control del III Cuerpo SS Panzer que lideraba el SS-Obergruppenführer Felix Steiner. Del 10 de Agosto a Septiembre los valones defendieron Narva presentando una heroica resistencia y logrando abatir con armas antitanque Panzerfaust a innumerables poderosos tanques rusos T-34 y Stalin IS-2. En los combates se distinguió el SS-Untersturmführer Leon Gillis que consiguió destruir en solitario a muchos tanques T-34, recibiendo la Cruz de Caballero. Por suerte un gran número de belgas sobrevivió al cerco de Narva, ya que desde el puerto de Reval en el Mar Báltico fueron evacuados por barco hasta que fueron enviados a Breslau o Dinamarca.

Berlín

Bélgica fue liberada por los Aliados a finales de 1944 y a principios de 1945 los belgas SS valones se habían quedado sólos sin poder regresar a su país que los acusaba de traidores. A pesar de todo decidió apostar por caer junto al Eje y por eso se integró en el XXIX Cuerpo Panzer que intentó liberar sin éxito en Febrero de 1945 una bolsa en la que estaban atrapados algunos alemanes en Arnswalde. Aunque los belgas se estrellaron contra el avance ruso, provocaron serias bajas a los soviéticos en aquella misión denominada “Operación Sonnenwende”.

León Degrelle.

Durante la retirada de las fuerzas del Eje hacia el Oeste cuando empezó la Batalla de Berlín, los belgas valones muy próximos a la capital, apoyados por numerosos españoles, pelearon encarnizadamente en Stargard, Kollin y Stettin. A principios de Abril la 28ª División SS Valona cruzó el Río Oder por Lübeck y se rindió a los ejércitos de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Los 625 soldados supervivientes pudieron regresar a Bélgica, no se tomó represalias contra ellos, únicamente contra unos pocos mandos. León Degrelle decidió exiliarse, huyendo primero a Noruega y después, tras estrellarse con un avión, logró entrar en la España de Francisco Franco donde viviría toda su vida, convirtiéndose en un historiador destacado y valorado dentro del mundo de la extrema derecha respecto al caso de los voluntarios extranjeros en las Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial. Moriría en Málaga el 31 de Marzo de 1994.

 

Bibliografía:

Redacción Serga, 28. SS Freiwilligen-Grenadier-Division “Wallonie” (1ª Parte), Revista Serga Nº70 (2011), p.36-43
Redacción Serga, 28. SS Freiwilligen-Grenadier-Division “Wallonie” (2ª Parte), Revista Serga Nº71 (2011), p.36-43
Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS. “28.ª División SS Freiwilligen Grenadier Wallonien”, Libsa (2009), p.176
Carlos Caballero Jurado, Foreign Volunteers of the Wehrmacht 1941-1945, “The Legion Valonie”, Osprey Publishing (1983), p.4-6