22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa”

 

Era 9 de Abril de 1944, cuando el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, dió luz verde a la creación de una unidad de voluntarios procedentes de Hungría en su ejército internacional, las Waffen-SS.

La caballería sería la sección militar escogida para la futura división SS húngara. Como Hungría era un aliado de Alemania, el gobierno alemán tuvo que obtener el permiso del Regente húngaro, el Almirante Miklós Horthy, para llevar a cabo su proyecto, cosa que se logró tras intensas negociaciones. La razón de que Alemania buscase voluntarios de Hungría, era que muchos húngaros, sobretodo del Partido de la Cruz Flechada de Ferenc Szalási, no les gustaba Horthy ni su conservadurismo tradicional, pues preferían la alternativa de revolución fascista, con lo cual les atraían más las Waffen-SS internacionales que el Ejército Magiar Húngaro.

Escudo de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa”.

Al principio los que llevaron a cabo la formación de la división fueron “volksdeutsches”, es decir, ciudadanos húngaros de raza germánica que enseñarían a los otros húngaros no alemanes a luchar dentro de las Waffen-SS y ayudarían también al reclutamientio. Aquellos volksdeutsches escogidos provenían del Grupo Racial Germano en Hungría (Volksbund der Deutschen in Ungarn) integrado en 8ª División de Caballería Florian Geyer con 1.820 hombres repartidos en 38 oficiales, 209 suboficiales y 1.573 soldados, la mayoría veteranos de guerra. Todo el programa de reclutamiento y formación de la división recaería bajo la responsabilidad del SS-obergruppenführer Georg Keppler, un alemán experto en temas húngaros. El plazo de instrucción que dieron a Keppler fue de seis meses, pero con el desembarco de Normandía y la “Operación Bragation” que destrozaron a los ejércitos del Eje en Europa Occidental y Oriental, obligó a que el programa se adelantase ante la necesidad de tropas tanto por parte de Alemania como de Hungría. Los cuarteles para el adiestramiento de infantería se seleccionaron dentro de suelo húngaro, siendo localidades como Budapest, Gyor y Kisber, mientras que la artillería se estacionó en Bieske, Zsamek y Rati. Para Junio ya había casi 5.000 húngaros alistados, la mayoría de ellos de origen puro magiar. Para Agosto la cifra alcanzaba los 12.000 alistados, mientras que como unidad de caballería se recogieron 20.000 caballos de nacionalidad húngara. El nombre final que se decidió para la unidad de los voluntarios húngaros fue el de 22ª División de Caballería SS Húngara “Maria Theresa” (22 SS Freiwilligen Kavallerie Division Maria Theresa), en honor a la Emperatriz María Teresa de Habsburgo que unió a Austria con la Hungría de los magiares en el siglo XIX.

La composición de la 22ª División SS Húngara “Maria Theresa” se dividió en 5 regimientos, dos grupos especiales y seis batallones. De los más de 12.500 voluntarios unos 9.000 eran húngaros magiares y 3.000 de origen alemán “volksdeutsche”, aunque en el 22th Batallón de Artillería Antiaérea había algunos eslavos procendentes de Ucrania y Rusia. La división también poseía algunos tanques, aunque pocos alemanes, la mayoría provenían de fabricas en la misma Hungría o Italia.

El uniforme de Waffen-SS húngaro en la División “Maria Theresa” era muy colorido y variado. El recluta a pie portaba una guerrera y pantalón con camuflaje marrón y oliva italiano, gorra de dril verde y botas marrón oscuro claveteadas. Por otro lado el jinete de caballería portaba un blusón de camuflaje con colores primaverales y un pantalón de montar azul oscuro. El escudo y a la vez parche de la división comprendía la llamada Flor de Anciano o Flor de Maíz, el tipo de flor preferida por la Emperatriz de Austria Maria Teresa, aunque había otro con la bandera tricolor húngara roja, blanca y verde. Las runas “sigrunen” que los distinguían eran también la Flor de Anciano, la cual provocó una confusión al llegar los cargamentos en el cuartel general porque nadie sabía a qué unidad pertenecía, irónicamente algún oficial llegó a creer que se trataba de una división de voluntarios ecologistas.

22ª División de Caballería SS Húngara Maria Theresa “22 SS Freiwilligen Kavallerie Division Maria Theresa”:
52º Regimiento SS de Voluntarios “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 52”
53º Regimiento SS de Voluntarios “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 53”
54º Regimiento SS de Voluntarios “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 54”
55º Regimiento SS de Voluntarios “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 55”
22º Regimiento SS de Artillería “SS-Freiwilligen Artillerie Regiment 22”
22th Batallón SS Panzer de Reconocimiento “SS-Panzer Aufklärungs Abteilung 22”
22th Batallón SS Blindado “SS-Sturmgeschütz Abteilung 22”
22th Batallón SS de Intendencia “SS-Nachrichten Abteilung 22”
22th Batallón SS de Cazacarros “SS-Panzerjäger Abteilung 22”
22th Batallón SS de Ingenieros “SS-Pioner Bataillon 22”
22th Batallón SS de Artillería Antiaérea “SS-Flak Abteilung 22”
Grupo Especial de Combate SS Naoas “SS-Kampfgruppe “Naoas”
Grupo Especial de Combate SS Ney “SS-Kampfgruppe Ney”

El Levantamiento de Varsovia en Polonia empezó el 1 de Agosto de 1944 con el fin de obtener los polacos el control del país una vez expulsaran a los alemanes y así evitar que lo pudiera dominar la Unión Soviética. La 22ª División SS Húngara “Maria Theresa” llegó a Varsovia a principios de Agosto para enfrentarse a la Resistencia Polaca del Armia Krajowa, sin embargo al poco de asentarse, el general alemán Heinz Guderian, llegó a un acuerdo con el Presidente húngaro Horthy, para retirar la unidad que sería más útil en Hungría. De esa manera se hizo, aunque quedó en suelo polaco el Grupo Especial de Combate SS Ney, el cual fue trasladado al Frente del Río Vístula donde logró repeler un ataque del Ejército Rojo provocando a los soviéticos numerosas bajas.

Rumanía, nación recientemente ocupada por el Ejército Rojo, fue el segundo lugar de pruebas para la “Maria Theresa”, destino en el que sólamente se estableció el 22th Batallón de Artillería Antiaérea. Los húngaros aguantaron en la frontera rumana con su país a lo largo de todo Septiembre de 1944. A final de mes el 22th Batallón de Artillería Antiaérea hubo de retirarse sufriendo 40 bajas, repartidas en 15 muertos, 21 heridos y 4 desaparecidos.

Mientras tanto en Hungría llegaba el resto de la 22ª División SS de Caballería Húngara procedente de Polonia y Rumanía. Allí el grueso principal se estableció en Debrecen, lugar en el que las tropas alemanas y húngaras mantenían una dura lucha con los soviéticos que habían comenzado a invadir el país.

Sin saberlo los SS húngaros que luchaban en Debrecen, el 15 de Octubre de 1944, en la capital de Budapest se llevaba a cabo el derrocamiento del Presidente Miklós Horthy tras la toma del Castillo de Buda por parte de paracaidistas alemanes y milicias fascistas húngaras del Partido Cruz Flechada. Para asegurar de la capital participaron algunos húngaros de la División “Maria Theresa”, ya que compartían la ideología nacionalsocialista de los alemanes. Sus integrantes se distinguieron especialmente en la toma de algunos edificios presidenciales y de los ferrocarriles. Finalmente el derrocamiento del Almirante Miklós Horthy acabó en un completo éxito. Ferenc Szalási, líder de la Cruz Flechada fue proclamado Jefe del Estado, algo que gustó de sobremanera a los miembros de la División “Maria Theresa”, hermanos ideológicos de esa fuerza política.

Un grupo de la húngaros de la 22ª División SS “Maria Theresa” en Busapest armados con Panzerfaust.

Pero la llegada al poder de Szalási en Hungría no detendría al ya imparable Ejército Rojo que había comenzado a invadir el país. Inmediatamente después del golpe de Estado del 15 de Octubre y tras hacer un desfile algunos de los Cruces Flechadas pertenecientes a la “Maria Theresa” por Budapest, la división tuvo que ponerse en marcha al frente. Lo hicieron el 52º Regimiento SS y el 22th Batallón SS de Artillería antiaérea, ambos dentro del II Cuerpo Panzer Alemán. Su nuevo sector sería la frontera desde Budaors a Arad entre Hungría y Rumanía, este último país ocupado por los soviéticos. Nada más llegar a la frontera rumana se dió orden a los SS húngaros de replegarse a la línea entre Arad y Szolonta, justo en el puesto defensivo fuerte de Gyula, orden modificada por la rápida penetración soviética con sus vanguardias. Gyula se convirtió en foco de asaltos frontales soviéticos que los húngaros repelieron todas las veces, de vez en cuando los rusos tomaban una localidad y los húngaros tenían que expulsarlos, algunas aldeas llegaron a cambiar incontables veces de dueños.

El 2 de Octubre de 1944 el Ejército Rojo lanzó una poderosa ofensiva contra los húngaros que dejó embolsado en un anillo al 52º Regimiento SS de la “Maria Theresa”. A pesar del peligro que suponía el cerco de un regimiento, el resto de la división recibió órdenes de volver a Budapest para impedir nuevos asedios. Era evidente que el desastre ya estaba anunciado, pero aún así los húngaros resistieron cuatro días hasta el 6 de Octubre, momento en el cual tras interrogar a un prisionero ruso llegaron a la conclusión de que había escapar rompiendo el cerco. Ese mismo 6 de Octubre la caballería SS húngara con un ataque frontal abrió una brecha en el cerco entre las localidades de Gyoma y Mezetuer. Los soldados de la “Maria Theresa” lograron escapar y llegar a la orilla del Río Harmas, como como los puentes habían sido volados, los húngaros tuvieron que abandonar sus caballos y cruzar a nado, llegándose a hacer incluso una cadena humana en el agua para que pasaran al otro lado los que no sabían nadar y los heridos. Una vez cruzado el río, los húngaros se dieron cuenta de que estaban en territorio controlado por los soviéticos y tendrían que llegar hasta Budapest a pie cada uno por su cuenta. Esta versión húngara de la “Larga Marcha” de China protagonizada por comunistas chinos una década atrás, fue de lo más lamentable y dura para sus protagonistas. Por el camino tuvieron que encontrar refugio donde dormir, cazar en el bosque para alimentarse y buscar comida, todo eso evitando a las tropas soviéticas y sin abandonar a ningún herido para no dejar pista a sus enemigos, por lo que hubieron de cargar con ellos todo el trayecto a través de extensas praderas e interminables bosques y montañas. Finalmente, tras una heroica marcha de 28 días a lo largo de un camino de 200 kilómetros, un total de 47 supervivientes del 52º Regimiento SS de la “Maria Theresa” consiguieron llegar a la ciudad de Dunaföldvár, todavía controlada por el Ejército Húngaro, para ser evacuados poco después a Budapest.

Ningún húngaro quería hacerse la idea de que su capital fuera a quedar cercada, por eso el Ejército Magiar Húngaro lanzó una contraofensiva con todos sus efectivos el 1 de Noviembre de 1944, apoyados por sus aliados alemanes y también por la 22ª División SS Húngara “Maria Theresa”. El punto de ruptura fue Vecses, donde el Ejército Húngaro llevó a cabo los más intensos combates, distinguiéndose especialmente la “Maria Theresa” durante la operación derrotando a los rusos en Karola, localidad que conquistó el 6 de Noviembre. Un día después, el 7, los húngaros de la “Maria Theresa” ayudaron a los alemanes de la 13ª División Panzer a recapturar el pueblo de Vasad. Todo parecía ir bien, pero de nuevo los rusos lanzaron la contraofensiva con todo su material haciendo que la “Maria Theresa” se atrincherara en Vecses, sitio en el que resistiría durante semanas enfrentándose cara a cara contra los soviéticos en interminables combates. A mediados de mes los SS húngaros se retiraron a la línea entre Pestzentimre y Soroksar, después hubieron de esconderse tras el Río Danubio en cuanto los rusos conquistaron en medio de sus aguas las Islas de Majohaza y Szigetszentmiklos. Para Diciembre la retirada en medio de fuertes refriegas entre húngaros y rusos continuó, de hecho la “Maria Theresa” otra vez tuvo que repeler un duro contraataque en Ocsa entre los días 4 y 6 de ese mes. Finalmente los húngaros recibieron órdenes de retirarse a Busapest para llevar a cabo la que sería la batalla final por su país. En esos instantes la división tenía a su disposición a 12.453 soldados húngaros, desde su creación habían muerto o dado baja 1.053 hombres.

Dos soldados SS húngaros de la 22ª División SS  de Caballería “Maria Theresa” en el Palacio Real de Budapest para custodiar al nuevo Jefe de Estado, Ferenck Szalási, líder de la Cruz Flechada.

La Batalla de Budapest comenzó a mediados de Diciembre de 1944, estacionándose al principio la 22ª División de Caballería SS Húngara “Maria Theresa” en Pest, concretamente en la parte oriental de la capital al otro lado del Río Danubio, pero en seguida se modificó el plan enviándola hacia la parte oeste de Buda. De toda la división sólamente el Grupo Especial de Combate SS Ney pudo escapar fuera de la capital instalándose en la zona occidental de Hungría dentro de la 25ª División SS Húngara “Hunyadi”, aunque para eso hubo de entregar sus caballos a la 37ª División SS de Caballería Húngara “Lutzow”. Con piezas de 20 milímetros el 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea de la “Maria Theresa” fue la unidad que llevó el mayor peso de la lucha en Budapest durante 12 días defendiendo la Estación Ferroviaria Sur, zona en la que los rusos llegaron a entrar dentro de las trincheras enemigas enfrentándose a sus oponentes cuerpo a cuerpo, aunque en todas las ocasiones los húngaros los consiguiron rechazar provocando a los soviéticos muchos muertos. El último dia del año 1944, 31 de Diciembre, un jeep Willy fabricado en Estados Unidos y en manos de los soviéticos cruzó las líneas de la “Maria Theresa” con bandera blanca para instar a los defensores a rendirse que obviamente rechazaron entregarse, entonces, al irse el vehículo, un soldado del Ejército Húngaro abrió fuego con un cañón matando a toda la tripulación, suceso que confundió a los rusos al creerse que habían sido los hombres de la “Maria Therese”, lo cual traería unas terribles consecuencias para ellos porque Iósif Stalin amenazó con matarlos a todos una vez se rindieran sin previo juicio en fosas comunes. Para día de Año Nuevo, 1 de Enero de 1945, la “Maria Theresa” con el 22º Regimiento SS de Artillería protagonizó una cruel batalla en la línea férrea que enlazaba Budapest con Viena, allí pudo verse como los soviéticos cumplían su amenaza al ejecutar sin más a todos los prisioneros húngaros, por si fuera poco mataron por diversión a los civiles y violaron a las mujeres y niñas, algo que horrorizó a los soldados SS húngaros que pusieron más empeño en defender su tierra. Un ejemplo de ese instinto por sobrevivir fue cuando los húngaros de la “Maria Theresa” provocaron una severa derrota a los soviéticos en el sur de la capital, llegando a destruir un regimiento soviético entero y capturando su bandera. A mediados de Enero toda la Maria Theresa se concentraba en Buda resistiendo en un anillo cada vez más pequeño, tal era la falta de alimentos que a diario tenían que matar 16 de sus caballos para comer. Cuando se perdió el último aeródromo de la ciudad, los defensores tuvieron que empezar a construir otro para que la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) prosiguiera con las evacuaciones, pero antes de que estuviera terminada la nueva pista los rusos irrumpieron en ella, por suerte, gracias a que los hombres de la “Maria Theresa” intervinieron, pudieron recuperar la instalación y expulsar a los soviéticos. Como eran necesarios hombres en tantos sitios y escaseaban, los húngaros de origen germano, a pesar de que no hablaban alemán, fueron trasnferidos a la 8ª División de Caballería SS “Florian Geyer” en el puente ferroviario de Osszekoto, el cual defendieron con éxito hasta la muerte. El 11 de Febrero de 1945 comenzó el intento de romper el cerco en Budapest por parte de la 22ª División “Maria Theresa” junto a los soldados alemanes y a la milicia húngara de la Cruz Flechada, mientras que en retaguardia quedó un contingente de 500 SS húngaros próximo al Río Danubio en Buda para cubrir la retirada, sin embargo el destino en la mayoría de los casos fue la muerte tras un resistencia fanática, sólo 1.000 soldados consiguieron escapar, entre ellos alrededor de 100 eran de la “Maria Theresa”. El jefe de la división, el SS-brigaderführer August Zehender se suicidó de un tiro en la cabeza antes que aceptar la rendición. Más trágico fue el destino del 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea, que tras creer que iban a ser libres después de marchar por el alcantarillado de la ciudad, se encontraron al final con que los rusos les esperaban en la salida, siendo el destino de todos morir o caer prisioneros. Definitivamente el 13 de Febrero de 1945 Budapest cayó, la mayoría de miembros de la “Maria Theresa” serían ejecutados inmediatamente, el resto morirían en penosas marchas de la muerte en su camino hacia la Unión Soviética.

Al caer Budapest los hombres de la “Maria Theresa” que habían escapado y otros que se encontraban fuera de la ciudad antes de que fuera asediada, estaban diseminados por toda Hungría. Asombrosamente a pesar de la dispersión, las Waffen-SS lograron reunirlos y organizarlos. Casi simbólicamente se recompuso la división con tamaño de regimiento, participando los SS húngaros en la defensa de Silesia sobre Alemania Oriental en Abril de 1945, los cuales una vez más destacaron en los combates contra el Ejército Rojo. Mientras se combatía en Berlín, los últimos supervivientes, 600 personas en total, escaparon hacia Austria llegando a la zona controlada por Estados Unidos el 6 de Junio de 1945, de ese modo pudieron evitar los campos de concentración en Siberia que les tenía preparados Iósif Stalin.

En la Historia de la Segunda Guerra Mundial muchas divisiones SS de voluntarios extranjeros se quejaron de que no se les equipaba adecuadamente ni se las armaba como era debido. Esto era algo muy normal debido a la escasez de todo a finales de 1944. No fue el caso de la 22ª División de Caballería SS Húngara “Maria Theresa”, una fuerza militar completamente entrenada y equipada que mostró al mundo su profesionalidad en el arte de la guerra. En este caso las Waffen-SS apostaron bien y ganaron.

 

Bibliografía:

Rodrigo Muñoz y Cabrera, 22. SS-Freiwilligen-Kavallerie-Division “Maria Theresa” I [Ungarische NR.1], Revista Serga Nº58 (2009), p.34-44
Rodrigo Muñoz y Cabrera, 22. SS-Freiwilligen-Kavallerie-Division “Maria Theresa” II [Ungarische NR.1], Revista Serga Nº59 (2009), p.34-41
Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS, “2ª División SS Freiwilligen Kavallerie Maria Theresa”, Libsa (2009), p.165-166