22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa”

Hungría fue uno de los países más importantes del Eje en Europa durante la Segunda Guerra Mundial y por tanto no fue extraño que se convirtiera en uno de los principales suministradores de voluntarios para el “ejército internacional” de las Waffen-SS. Así nacería la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” que se batiría con bravura contra el Ejército Rojo y se cubriría de gloria en la defensa de Budapest.

El Regente Miklós Horthy que gobernaba Hungría como Jefe del Estado se mostró muy reacio a que sus conciudadanos se enrolaran en las Waffen-SS a pesar de las presiones del movimiento fascista del Partido de la Cruz Flechada al frente de Ferenc Szalási. Solamente el despliegue del Ejército Alemán (Wehrmacht) en Hungría, propició que finalmente el Gobierno de Budapest pactase con el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, la autorización el 9 de Abril de 1944 de la admisión de magiares en las Waffen-SS.

Escudo de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa”.

Inicialmente los primeros efectivos magiares de las Waffen-SS fueron 1.820 veteranos de la 8ª División SS de Caballería “Florian Geyer” repartidos en 38 oficiales, 209 suboficiales y 1.573 soldados que procedían del Grupo Racial Germano en Hungría (Volksbund der Deutschen in Ungarn) gestionado por el general Georg Keppler en el Centro de Instrucción de Kisber. A pesar de que el plazo para la formación de una unidad tamaño división fue de seis meses, se tuvo que acortar en Junio de 1944 como consecuencia del desembarco de Normandía y la apertura del Frente Occidental, por lo que el reclutamiento se aceleró hasta reunirse 5.000 voluntarios que comenzaron a realizar su instrucción del siguiente modo: los jinetes en los cuarteles de Budapest, Gyor y Kisber; y los artilleros en los centros de Bieske, Zsamek y Rati.

En Agosto de 1944 fue creada la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” (22 SS Freiwilligen Kavallerie Division “Maria Theresa”), nombre que adoptó en honor a la Emperatriz María Teresa de Habsburgo que unió Austria con Hungría en el siglo XIX. Al mando del general August Zehender, la unidad estuvo conformada por 12.500 efectivos que incluyeron 9.000 húngaros, 3.000 alemanes étnicos “volksdeutsches” y 500 rusos blancos y ucranianos, además de 20.000 caballos.

Uniformológicamente la 22 División SS de Caballería “Maria Theresa” consistió en una guerrera y pantalón con camuflaje marrón y oliva italiano, gorra de dril verde y botas marrón oscuro claveteadas. A los jinetes se les añadió además un blusón de camuflaje con colores primaverales y un pantalón de montar azul oscuro. Respecto al escudo, el emblema fue la Flor de Anciano o Flor de Maíz (tipo de flor preferida por la Emperatriz de Austria Maria Teresa) y también la bandera tricolor húngara roja, blanca y verde; mientras que las runas “sigrunen” imitaron al símbolo de la unidad (irónicamente algunos oficiales comentaron que se trataba de una división de voluntarios ecologistas).

22ª División SS de Caballería Húngara Maria Theresa “22 SS Freiwilligen Kavallerie Division Maria Theresa”:
-52º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 52”
-53º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 53”
-54º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 54”
-55º Regimiento SS de Caballería “SS-Freiwilligen Kavalleria Regiment 55”
-22º Regimiento SS de Artillería “SS-Freiwilligen Artillerie Regiment 22”
-22th Batallón SS Panzer de Reconocimiento “SS-Panzer Aufklärungs Abteilung 22”
-22th Batallón SS Blindado “SS-Sturmgeschütz Abteilung 22”
-22th Batallón SS de Intendencia “SS-Nachrichten Abteilung 22”
-22th Batallón SS de Cazacarros “SS-Panzerjäger Abteilung 22”
-22th Batallón SS de Ingenieros “SS-Pioner Bataillon 22”
-22th Batallón SS de Artillería Antiaérea “SS-Flak Abteilung 22”
-Grupo SS Especial de Combate Naoas “SS-Kampfgruppe “Naoas”
-Grupo SS Especial de Combate Ney “SS-Kampfgruppe Ney”

Al producirse el Levantamiento de Varsovia el 1 de Agosto de 1944 por parte de la Resistencia Polaca (Armia Krajowa) con la finalidad de expulsar al Ejército Alemán antes de la llegada del Ejército Rojo, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” fue enviada a Polonia para sofocar la rebelión. Sin embargo y en cuanto la unidad se presentó a las afueras de la misma Varsovia, el Regente Miklós Horthy pactó con el mariscal Heinz Guderian su vuelta a Hungría, quedándose únicamente el Grupo SS Especial de Combate “Ney” que combatió contra el Ejército Rojo en torno a las orillas del Río Vístula.

 

Un grupo de la húngaros de la 22ª División SS “Maria Theresa” en Busapest armados con Panzerfaust.

Cuando Rumanía firmó la paz con la Unión Soviética y traicionó al Eje declarando la guerra a Alemania y Hungría en Septiembre de 1944, rápidamente la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” acudió a la frontera de Transilvania donde el 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea, compuesto mayoritariamente por rusos blancos y ucranianos al mando del capitán Toni Ameiser, peleó contra el Ejército Rumano encajando 40 bajas entre 15 muertos, 21 heridos y 4 desaparecidos. Al mes siguiente, en Octubre de 1944, todo el grueso de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” se reunió en la Gran Llanura Septentrional para combatir en la Batalla de Debrecen que terminó en una notable victoria del Ejército Húngaro.

El 15 de Octubre de 1944 se produjo un golpe de Estado en Budapest por parte de las Milicias de la Cruz Flechada que curiosamente estuvieron apoyadas por elementos de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” durante la toma del Palacio de Buda, algunos edificios gubernamentales y las estaciones de ferrocarril. La sublevación que acabó con el derrocamiento del Regente Miklós Horthy y la proclamación de la República Húngara liderada por el movimiento fascista de la Cruz Flechada al frente del nuevo Jefe del Gobierno Ferenc Szalási, siguió con un desfile triunfal en Budapest de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” que fue galardonada con todos los honores por haber contribuido a la proclamación del nuevo régimen.

Nuevamente la frontera entre Rumanía y Hungría fue el área de operaciones de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” cuando el 52º Regimiento SS de Caballería y el 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea fueron desplegados entre Budaors a Arad como parte del II Cuerpo Panzer. A pesar de que la contraofensiva del Ejército Rojo obligó a los húngaros a abandonar Arad y replegarse de Szolonte, milagrosamente mantuvieron las posiciones defensivas en la ciudad de Gyula que cambió varias veces de dueño tras una serie de sangrientos combates cuerpo a cuerpo que finalmente acabaron en triunfo magiar.

El 2 de Octubre de 1944 el Ejército Rojo desencadenó una ofensiva contra la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” que dejó embolsado al 52º Regimiento SS de Caballería, cuyas tropas al mando del capitán Harry Vandieken aguantaron heroicamente en sus trincheras hasta el 6 de Octubre, cuando tras interrogar los magiares a un prisionero ruso, entendieron que continuar resistiendo sería imposible y por ello optaron por una ruptura. Fue así como el 52º Regimiento SS de Caballería lanzó una carga frontal con la que abrió una brecha entre Gyoma y Mezetuer, logrando los soldados escapar cruzando a nada el Río Harmas (los puentes habían sido volados) e incluso haciendo cadenas humanas sobre las aguas para aquellos que no supieran nadar o estuvieran heridos. Una vez al otro lado, los húngaros prosiguieron la huida en un episodio que bautizaron como la “Larga Marcha” (a imitación de la del Partido Comunista Chino durante la Guerra Civil China de 1934), teniendo desde entonces que encontrar refugio donde dormir, cazar en el bosque o buscar comida para alimentarse, y esquivar las patrullas del Ejército Rojo a lo largo de extensas praderas, interminables bosques y serpenteantes montañas. Finalmente y después de 28 días a pie durante un trayecto de 200 kilómetros, sólo 47 supervivientes alcanzaron la seguridad de las líneas del Ejército Húngaro en Dunaföldvár.

Ante la amenaza del Ejército Rojo sobre la capital de Budapest, el Ejército Húngaro desarrolló una contraofensiva el 1 de Noviembre de 1944 en la que participó la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” que rompió el frente sobre Vecses y derrotó posteriormente la jornada del 6 a las tropas del Ejército Rojo presentes en Karola. Al día siguiente, el 7 de Noviembre, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” ayudó a la 13ª Divisón Panzer a reconquistar el pueblo de Vasad, aunque durante las dos semanas siguientes se atrincheró en la zona para resistir las continuas embestidas soviéticas. Solamente la pérdida de Vecses obligó a los húngaros a replegarse a una línea entre Pestzentimre y Soroksar, para a continuación hacer lo mismo cruzando el Río Danubio y fortificarse sobre los Islotes de Majohaza y Szigetszentmiklos. Sobre esta última posición la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” rechazó varios asaltos e incluso cuando se marchó los días 4 y 6 de Diciembre desbarató un ataque soviético en Ocsa, antes de refugiarse en Budapest con 12.453 efectivos después de haber causado baja 1.053 voluntarios.

Dos soldados SS húngaros de la 22ª División SS  de Caballería “Maria Theresa” en el Palacio Real de Budapest para custodiar al nuevo Jefe de Estado, Ferenck Szalási, líder de la Cruz Flechada.

La Batalla de Budapest a mediados de Diciembre de 1944 comenzó con la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” primeramente desplegada en el Barrio de Pest y luego al otro lado del Río Danubio en el Barrio de Buda, con la excepción del Grupo SS Especial de Combate “Ney” que salió fuera de la ciudad para unirse a la 25ª División SS de Granaderos Húngara “Hunyadi” y a la 37ª División SS de Caballería Húngara “Lutzow”. Inicialmente, el 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea fue la unidad que llevó el mayor peso de la lucha porque durante doce días defendió la Estación Ferroviaria Sur con sus piezas de 20 milímetros y a continuación combatiendo los artilleros cuerpo a cuerpo contra los soviéticos hasta que acabaron por rechazar a los invasores con éxito. Algunos días más tarde, el 31 de Diciembre de 1944, uno de los cañones de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” destruyó un jeep Willy con bandera blanca que causó la muerte a todos sus ocupantes soviéticos cuando trataban de parlamentar, lo que enfureció tanto a Iósif Stalin en Moscú que ordenó represaliar a todos los miembros de esta formación una vez que la batalla hubiese acabado. A partir de este suceso, sumado a la crueldad de las tropas rusas que asesinaron civiles y violaron miles de mujeres, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” tuvo que pelear con más ahínco como por el ejemplo hizo el 1 de Junio de 1945 desbaratando un asalto enemigo en la línea férrea que enlazaba la Estación de Budapest con Viena o protegiendo con bravura la pista de un aeródromo de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) que se había convertido en una fuente de alimentos esencial debido a que la unidad habían tenido que sacrificar a sus últimos dieciséis caballos para comer. Simultáneamente al sur de Budapest, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” fue artífice de un contraataque con el que rodeó y destruyó a un regimiento soviético entero capturando su bandera; mientras uno de sus contingentes mantuvo intacto de las continuas cargas enemigas el Puente Ferroviario de Osszekoto.

Hasta el 11 de Febrero de 1945, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” no protagonizó el intento el intento de ruptura en torno al asedio de Budapest cuando tras dejar un contingente de 500 efectivos para cubrir la retirada al otro lado del Río Danubio en el Barrio de Buda, apoyó junto a otras formaciones un asalto frontal contra el Ejército Rojo que facilitó la huida de 1.000 soldados húngaros, entre estos sólo 170 voluntarios de la unidad. A raíz de este fracaso, el general August Zehender se suicidó de un tiro de pistola en la cabeza y la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” comenzó a disolverse y sus hombres a escapar, teniendo algunos muy mala suerte como los efectivos del 22th Batallón SS de Artillería Antiaérea que fueron apresados bajo el alcantarillado de la ciudad cuando trataban de dirigirse a la boca de salida. Así fue como el 13 de Febrero de 1945, los últimos elementos de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” se rindieron al Ejército Rojo para ser enviados como prisioneros a la Unión Soviética, donde muchos fallecerían en largas marchas de la muerte a pie o como esclavos en los gulags.

A la caída de Budapest y la ocupación de media Hungría por parte del Ejército Rojo, los restos de la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” se reunieron cerca del Lago Balatón para reorganizarse y reclutar más personal de las ciudades adyacentes hasta reunir unos pocos miles de voluntarios. Al mes siguiente, en Abril de 1945, la 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” fue enviada a Alemania y desplegada en Silesia para contener la ofensiva del Ejército Rojo, antes de ser trasladarse los últimos 600 supervivientes hacia Austria para rendirse al Ejército Estadounidense el 6 de Mayo de 1945.

La 22ª División SS de Caballería Húngara “Maria Theresa” fue una de las formaciones del Eje que más se distinguió en el asedio a Budapest. Esta unidad, que junto con otras divisiones de la misma nacionalidad en las Waffen-SS se batieron contra el Ejército Rojo en la defensa de Hungría, demostraron la excelente calidad del soldado magiar en la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Rodrigo Muñoz y Cabrera, 22. SS-Freiwilligen-Kavallerie-Division “Maria Theresa” I [Ungarische NR.1], Revista Serga Nº58 (2009), p.34-44
-Rodrigo Muñoz y Cabrera, 22. SS-Freiwilligen-Kavallerie-Division “Maria Theresa” II [Ungarische NR.1], Revista Serga Nº59 (2009), p.34-41
-Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS, “2ª División SS Freiwilligen Kavallerie Maria Theresa”, Libsa (2009), p.165-166