20ª División SS Estonia

 

Escudo de la 20ª División SS Estonia.

Desde que Alemania conquistó Estonia en 1941, la población estonia había recibido a los alemanes entusiásticamente tras liberarles de la Unión Soviética. La ocupación rusa anterior había sido un auténtico infierno, dejando tras de sí un reguero de sangre que acabó con la vida de 70.000 estonios, un 6% de la población, muchos de ellos deportados a los gulags de Sibera. Con ganas de venganza, los estonios quisieron formar parte del ejército internacional de las Waffen-SS contra el bolchevismo, deseando hacerles pagar a los comunistas sus crímenes y también obtener a largo plazo la autonomía de Estonia por parte del Tercer Reich alemán.

Un año después de la ocupación alemana, en el verano de 1941, coincidiendo con el aniversario de la liberación de Estonia en Tallin, se anunció la creación de la Legión SS Estonia. Apróximadamente unos 800 soldados estonios marcharon a recibir instrucción en Polonia, finalizando su entranamiento en Enero de 1943. Un mes después, en Febrero, los voluntarios fueron integrados en la 5ª División SS “Wiking” dnetro del recién bautizado Batallón SS de Granaderos Panzer Voluntarios Estonios “Narva”, más conocido simplemente como “Batallón Narva”.

Waffen-SS en Estonia:
Legión SS Estonia (Estnische SS-Legion)
Batallón SS de Granaderos Panzer Voluntarios Estonios “Narva” (Estnisches SS-Freiwilligen-Panzer-grenadier-Bataillon “Narwa”)

Durante la primera mitad de 1943 el Batallón Narva recibió su primer bautismo de fuego luchando contra los partisanos en retaguardia. No fue hasta Julio de 1943 cuando por primera vez el Batallón Narva fue desplegado en primera línea del frente, concretamente en Andrejewka al sur de Kharkov, donde resistió heroicamente y con mucho éxito a unas fuerzas del Ejército Rojo que le superaban abrumadoramente en número, logrando mantener la posición a costa de sufrir de 643 bajas, aunque provocando a los rusos más de 7.000 muertos y prisioneros. Esta victoria tan diferencial otorgó a los estonios 40 Cruces de Hierro.

Oficiales estonios de las Waffen-SS. Obsérvese la bandera de Estonia en el hombro.

A principios de 1944 el Batallón Narva fue cercado en la Bolsa de Cherkassy. Atrapado y rodeado por fuerzas soviéticas muy numerosas, logró romper el cerco y escapar milagrosamente. Su próximo destino fue Polonia, lugar para recomponerse de sus bajas con nuevos reclutas de Estonia, voluntarios estonios de la Wehrmacht e incluso del Ejército Finlandés. Con más de 15.000 hombres entre sus filas se cambió el nombre al Batallón Narva por el de 20ª División SS de Granaderos Estonia “Estonische”.

Estructuralmente la 20ª División SS Estonia se componía por los 45º, 46º y 47º Regimientos SS de Granaderos, por el 20º Regimiento SS de Artillería y por los 20th Batallones SS de Fusileros Divisionarios, Cazacarros, Artillería Antiaérea, Ingenieros y Reconocimiento. Su armamento personal variaba de fusiles Mauser a subfusiles MP-40, pasando por ametralladoras francesas FM 24/29 y antitanques Panzerschreck o Panzerfaust, además de ametralladoras MG-34 y MG-43. Los vehículos con los que disponía la formación eran de 24 tanques Hetzer y coches acuáticos Schwimmwagen. El escudo oficial fue una “E” de Estonia con una espada cruzada, símbolo tanbién del parche del cuello, además de la bandera tricolor estonia en las mangas con las barras horizontales azul, negra y blanca.

20ª División SS de Granaderos Estonia (20. Waffen-Grenadier-Division der SS Estnische Nr.1):
45º Regimiento SS de Granaderos (SS-Freiwilligen-Grenadier-Regiment 45)
46º Regimiento SS de Granaderos (SS-Freiwilligen-Grenadier-Regiment 46)
47º Regimiento SS de Granaderos (SS-Freiwilligen-Grenadier-Regiment 47)
20º Regimiento SS de Artillería SS-Freiwilligen-Artillerie-Regiment 20
20th Batallón SS de Fusileros Divisionarios (SS-Freiwilligen-Division-Füsilier-Bataillon 20)
20th Batallón SS de Cazacarros (SS-Panzerjäger-Abteilung 20)
20th Batallón SS de Artillería Antiaérea (SS-Freiwilligen-Flak-Abteilung 20)
20th Batallón SS de Ingenieros (SS-Freiwilligen-Pioner-Bataillon 20)
20th Batallón SS de Reconocimiento (SS-Nachrichten-Abteilung 20)

La zona de combate en donde se desplegó la 20ª División SS Estonia dentro del III Cuerpo SS Panzer fue en la cabeza de puente del Río Narva el 8 de Febrero de 1944, exactamente por delante de sus orillas entre el Lago Peipus y la Bahía de Narva, una excelente barrera natural para impedir pasar al Ejército Rojo. Casi inesperadamente el 20 de Febrero la 20ª División SS Estonia liderada por el comandante Paul Vent se lanzó a la ofensiva contra las líneas rusas en el sector Vaasa-Siiversti-Vepsküla, cargando frontalmente el 45º Regimiento SS de Granaderos, mientras que simultáneamente el 46º Regimiento SS de Granaderos efectuaba un flanqueo de diversión atravesando un campo de minas. El éxito estonio fue decisivo, ya que destruyeron casi al completo a la 378ª División de Fusileros del Ejército Rojo y expulsaron a los soviéticos del Río Narva provocándoles miles de bajas a costa de muy pocas propias.

Unas chicas estonias regalan comida a los soldados de la 20ª División SS Estonia que marchan hacia el frente.

Casi hasta Mayo de 1944 la 20ª División SS Estonia permaneció en Narva, momento en que se la trasladó a la Línea Tannenberg el 25 de Julio para defender la localidad protegida por colinas de Kinderheim. Entre los varios triunfos de los estonios estuvo el de expulsar a dos divisiones soviéticas en una cabeza de puente del Río Emjogi. Los estonios resistieron incluso cuando el Ejército Rojo rompió la línea, contraatacando por el cementerio de Tornimägi, batalla en la que llegaron a participar los heridos del hospital de campaña, logrando una vez más expulsar a los rusos. También hubo un intento de reconquistar la ciudad de Tartu los días del 4 al 6 de Septiembre, pero la defensa de cuatro divisiones soviéticas en la plaza fuerte lo impidió, aunque durante la resistencia los rusos sufrieron 16.000 bajas a manos de los intrépidos estonios.

Para desgracia de muchos estonios Berlín decretó la evacuación de Estonia a mitad de Septiembre de 1944 ante la necesidad de defender las fronteras del Reich. Poco a poco la 20ª División SS Estonia fue replegándose hacia el sur, llevándose consigo a 2.500 prisioneros del campo de concentración de Klooga. Curiosamente se permitió a todos aquellos voluntarios de la 20ª División SS Estonia abandonar sus filas e irse a los bosques para organizar una guerrilla contra el Ejército Rojo. Por suerte no muchos estonios decidieron por convertirse en partisanos, ya que preferían enfrentarse a los bolcheviques en campo abierto, lo que permitió a la división disponer todavía de 13.500 efectivos, entre los que había 11.000 estonios y 2.500 alemanes.

Grupo de soldados estonios de la 20ª División SS Estonia juegan cariñosamente con un gatito que duda en si divertirse con la granada o con la flor.

Al comenzar el año 1945 la 20ª División SS Estonia se asentó en Neuhammer para recobrarse del cansancio. Desgraciadamente no tuvieron mucho tiempo porque en Febrero los estonios fueron enviados a defender la línea entre el Río Oder y el Río Neisse. Precisamente allí, en la frontera germano-polaca, fueron rodeados por el Ejército Rojo en el área que comprendía los pueblos de Oberglogau, Falkenberg y Friedberg. El 17 de Marzo realizaron un intento para romper el cerco, pero fracasaron tras sufrir cuantiosas bajas. Por suerte dos días más tarde, el 19, los estonios rompieron por un sector el asedio y milagrosamente escaparon de la bolsa, luchando por el camino en la localidad de Goldberg, de donde también salieron con vida.

Durante los primeros días de Mayo de 1945 los restos de la 20ª División SS Estonia pasaron por Checoslovaquia, junto a Praga, enfrentándose a los rusos y a partisanos checos. Su intención era entregarse a las tropas de Estados Unidos, pero no todos lo consiguieron. Muchos cayeron cautivos del Ejército Rojo sin remedio. Pero todavía peor fue el destino de los 500 prisioneros al mando de Paul Maitla que capturaron los checos, ya que todos fueron linchados en las calles de Praga, humillados, torturados y muchos quemados en hogueras públicas. Tampoco mucha suerte tuvieron los que se entregaron a los estadounidenses el 8 de Mayo, pues un puñado de ellos fueron devueltos a los soviéticos para que los deportasen a Siberia a morir.

Soldado de la 20ª División SS Estonia en combate.

Un buen número de voluntarios de la 20ª División SS Estonia tuvo la suerte de permanecer en Europa Occidental. A Estados Unidos le interesó quedarse con muchos de ellos de cara a la futura Guerra Fría que estaba por venir contra el común enemigo: la Unión Soviética. Curiosamente la 4.221ª Compañía de Guardias que vigilaba a los criminales de guerra alemanes en la prisión durante los Juicios de Nuremberg, contaba con 300 veteranos de la 20ª División SS Estonia al mando del antiguo capitán Vaido Viitre.

Con la caída del comunismo en Estonia tras la Guerra Fría en 1990, las autoridades declararon a los miembros de la 20ª División SS Estonia con el título de “héroes nacionales”. En el Museo de la Lucha por la Libertad de Estonia en Tallin se erigió un monumento que rezaba: “A los voluntarios estonios que lucharon contra el bolchevismo y por la restauración de la independencia de Estonia entre 1940 y 1945”.

 

Bibliografía:

Redacción de Serga, 20. Waffen-Grenadier-Division der SS (Estonische Nr,1), Revista Serga Nº79 (2012), p.36-37
http://en.wikipedia.org/wiki/20th_Waffen_Grenadier_Division_of_the_SS_(1st_Estonian)