17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen”

Interesado el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, en que las Waffen-SS tuvieran una fuerza de cañones de asalto, surgió la idea de crear la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen”. Esta unidad semiblindada que combatiría a lo largo de batallas tan importantes como Normandía o el Palatinado, sería una de las más activas del Frente Occidental en la lucha contra Estados Unidos.

Emblema de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen”.

“Götz Von Berlichingen” fue el nombre que se otorgó a la División Nº17 de las Waffen-SS en honor al caballero Götz Von Berlichingen” que peleó a las órdenes del Emperador Carlos V en el siglo XVI y que pasó a la fama gracias a una obra divulgativa del popular escritor alemán Johann Wolfang Von Goethe. Precisamente el mismo símbolo de la unidad fue un guante de hierro, idéntico al que Götz Von Berlichingen llevó toda la vida tras perder la mano derecha en una batalla durante el año 1504.

Poiteirs en Francia fue el lugar de origen de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” cuando sus efectivos comenzaron a entrenarse mediante un programa táctico que dirigieron los generales Otto Binge y Werner Ostendorff. Curiosamente la mayor parte de los voluntarios fueron alemanes étnicos de Rumanía, conocidos como “rümanien-volksdeutsche”, así como algunos alsacianos, loreneses e incluso un reducido número de franceses; quienes fueron equipados con bicicletas y 42 cañones autopropulsados Sturmgeschütz IV y Marder III.

El 10 de Abril de 1944 fue dada de alta la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” en una ceremonia a la que acudieron el mismo Heinrich Himmler y los generales Sepp Dietrich y Leo Geyr Von Schweppenrung. Justo a continuación del juramento a la bandera, la unidad fue encuadrada dentro del Grupo de Ejércitos D (Heeresgruppe D) al mando del mariscal de campo Gerd Von Rundest con el siguiente organigrama: 37º y 38º Regimientos SS de Granaderos, 17º Regimiento SS de Artillería y los 17th Batallones SS Panzer, Cañones Autopropulsados, Artillería Antiaérea, Ingenieros, Reconocimiento, Sanitario, Reparación, Intendencia, Postal, Reserva e Inteligencia, además de la 17ª Compañía SS de Gendarmería.

17ª División SS Panzergrenadier “Götz Von Belichingen”:
-37º Regimiento SS de Granaderos (SS-Panzergrenadier-Regiment 37)
-38º Regimiento SS de Granaderos (SS-Panzergrenadier-Regiment 38)
-17º Regimiento SS de Artillería (SS-Artillerie-Regiment 17)
-17th Batallón SS Panzer (SS-Panzer-Abteilung 17)
-17th Batallón SS de Cañones Autopropulsados (SS-Sturmgeschütz-Abteilung 17)
-17th Batallón de Artillería Antiaérea (SS-Flak-Abteilung 17)
-17th Batallón SS de Ingenieros (SS-Pioner-Bataillon 17)
-17th Batallón SS de Reconocimiento Panzer (SS-Panzer-Aufklärungs-Abteilung 17)
-17th Batallón SS de Reconocimiento (SS-Nachrichten-Abteilung)
-17th Batallón SS Sanitario (SS-Sänitats-Abteilung 17)
-17th Batallón SS de Reparación Panzer (SS-Panzer Intandsetzungs-Abteilung 17)
-17th Batallón SS de Intendencia (SS-Wirtschafts-Bataillon 17)
-17th Batallón SS Postal (SS-Feldpostamt 17)
-17th Batallón SS de Inteligencia (SS-Kriegsberichter-Zug 17)
-17th Batallón SS de Reserva (SS-Feldersatz-Bataillon 17)
-17ª Compañía SS de Gendarmería (SS-Feldgendarmerie-Kompanie 17)

Solamente seis días más tarde del desembarco de Normandía, el 11 de Junio de 1944, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen” se estrenó en combate abalanzándose contra las cabezas de playa que acababan de consolidar los Aliados. El punto de contacto fue el pueblo de Carentán el 13 de Junio, donde los alemanes se enfrentaron a los paracaidistas de la 101ª División Aerotransportada Estadounidense durante 48 horas hasta que el enemigo se hizo con el control de la localidad. Sin embargo escasas después, tras organizarse y recibir refuerzos, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” protagonizó un contraataque contra Carentán que expulsó a las fuerzas paracaidistas norteamericanas. Lamentablemente no pudieron permanecer más tiempo en la ciudad porque la llegada de los tanques Sherman de la 2ª División Blindada Estadounidense forzó a los alemanes a abandonar Carentán para siempre.

Soldados de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen” en Carentán.

A lo largo de las semanas siguientes de Junio de 1944, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen”, liderada por el nuevo general Eduard Diesenhoffer, concentró su área de operaciones en torno a las localidades de Sainto Lô y Coutances, una zona en la que aprovecharon los obstáculos naturales del terreno compuesto por los matorrales “bocages” que tanto favorecieron la lucha contra los tanques enemigos al poder atacar por sorpresa desde los flancos y destruir innumerables Sherman. No obstante y a pesar de la ventaja táctica, las pérdidas alemanas por culpa de la superioridad material enemiga fueron enormes, lo que redujo los efectivos de la división a 8.500 soldados.

Durante la “Operación Cobra” lanzada por el general George Patton en Julio de 1944 contra el sector suroeste de la Península del Contentín, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” sufrió nuevamente cuantiosas bajas. Sin embargo aquellas pérdidas en hombres y cañones de asalto no impidieron a la unidad desencadenar una contraofensiva desde Mortain bautizada como “Operación Lüttich” que permitió a los alemanes avanzar paralelamente al Río Sée y poner en retirada a la 30ª División de Infantería Estadounidense. Desgraciadamente muy pronto la “Operación Cobra” terminó encerrando a la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” en la bolsa de Falaise, lo que forzó a sus miembros a romper el asedio dividiéndose en pequeños grupos que milagrosamente salieron a través de un corredor en Chartes hasta refugiarse el 28 de Agosto de 1944 en Mar-La Tour, una localidad próxima a Metz.

A raíz del agotamiento y las elevadas pérdidas sufridas en la Batalla de Falaise, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” se estuvo recuperando en Lorena los primeros días de Septiembre de 1944; por lo menos hasta que en la jornada del 8, los tanques de la 4ª División Blindada Estadounidense, junto a los soldados de las 5ª y 80ª Divisiones de Infantería Estadounidenses, atacaron el sector entre Arnaville y el Río Mosa, obligando a la unidad a emprender la huida cruzando el Río Mosela y adentrándose en el Sarre. Inmediatamente la división fue enviada a defender la zona y posteriormente Dornot para terminar replegándose hacia Metz. Precisamente en esta última ciudad, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” aguantó las continuas cargas del Ejército Estadounidense durante casi dos meses, hasta que el 8 de Noviembre, coincidiendo con la destrucción de su cuartel general a manos de la aviación aliada, los 4.000 supervivientes de la unidad huyeron hacia la protección de la “Línea Maginot”.

Blindados de cañón autopropulsados Sturmgeschütz IV pertenecientes a la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen” en Francia, 1944, se camuflan para lanzar una emboscada contra el enemigo estadounidense.

Reorganizada la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” sobre la antigua “Línea Maginot” construida por Francia antes de la guerra, los voluntarios fueron desplegados en Faulquemont e incorporados al XIII Cuerpo SS (XIII SS-Armee Korps) del general Max Simon. Afortunadamente allí vivirían tres semanas de tranquilidad en las que recibieron como refuerzo a un contingente de alemanes étnicos “volksdeutsche” venidos de toda Europa y de la Unidad de Instrucción SS “Kurmark” (SS Truppen Übungsplatz Kurmark), así como un lote de 34 cañones de asalto Sturmgeschütz operativos.

Cuando las tropas de Estados Unidos cargaron contra la “Línea Maginot” el 28 de Noviembre de 1944, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” resistió en Farébersviller más de dos semanas a la 80ª División de Infantería Estadounidense. Durante esta batalla que costó bajas muy elevadas a los norteamericanos, estos últimos terminaron por imponerse y finalmente la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” tuvo que refugiarse en Alemania el 11 de Diciembre después de ser puesto al mando el nuevo general Hans Linger. Por suerte y a pesar del repliegue, la operatividad no disminuyó porque tras desplegarse sobre las colinas adyacentes a la localidad de Habkirchen con vistas a un valle junto al Río Blies, la unidad abrió fuego contra la 35ª División de Infantería Estadounidense, a la cual puso en retirada con unas pérdidas humanas y materiales enormes.

Bajo el nombre de “Operación Viento del Norte”, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” desencadenó una contraofensiva destinada a aliviar la presión sobre el Frente Occidental tras la derrota alemana en la Batalla de las Ardenas. Así lo hizo junto a la 36ª División de Granaderos “Volksgrenadier”, chocando ambas en Rimling contra las 44ª y 100ª Divisiones de Infantería Estadounidenses, las cuales fueron distraídas de otros teatros de operaciones al verse obligadas a combatir en unas condiciones muy adversas de frío y nieve. Precisamente tan traicionero se volvió el clima que Hans Linger, general de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen”, derrapó con su coche sobre una carretera helada y muy cerca de un puesto avanzado enemigo, siendo inmediatamente capturado por los norteamericanos y sustituido en el cargo por el nuevo general Friz Klingenberg, quién el 25 de Enero de 1945 suspendió la “Operación Viento del Norte” y regresó a la unidad a sus posiciones iniciales.

La “Línea Sigfrido” fue el siguiente destino de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen”, por aquel entonces la mayor fortificación de Alemania Occidental, donde recibió los refuerzos de 62 cañones de asalto Sturmgeschütz, algunos tanques Panzer IV y varios carros antiaéreos Flakpanzer IV. Reunida esta fuerza, la unidad se enfrentó a la 3ª División de Infantería Estadounidense, contra la cual perdió en batalla un total de 9 Sturmgeschütz y 4 Flakpanzer IV, además de fallecer el general Friz Klingenberg, quién fue sustituido en un breve período de tiempo por los generales Vinzenz Kaiser, Jakob Fick y finalmente por Georg Bochmann. Sin embargo los cambios en el mando no sirvieron para evitar que la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” cruzase el Río Rin y se retirara hacia el Palatinado, siendo destruidos por el camino gran parte de sus cañones de asalto Sturmgeschütz y un buen número de soldados.

Tropas municionadas en formación de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Belichingen”.

Únicamente 500 miembros de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” consiguieron refugiarse en Wiesloch, localidad de Baden-Württemberg; antes de que fueran trasladados el 1 de Abril de 1945 al Río Neckar con 7.000 nuevos efectivos procedentes de la milicia civil del “Volkssturm” y de las Juventudes Hitlerianas. Una vez desplegada la unidad en la zona, los alemanes defendieron la ciudad de Heilbronn causando bajas muy elevadas a los norteamericanos gracias a los canales subterráneos que emplearon para tenderles emboscadas; además de rechazar también a los Aliados en el Río Jagst hasta que el 14 de Abril se ordenó el repliegue hacia Nuremberg.

Nuremberg constituyó la última gran batalla de la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” contra el Ejército Estadounidense, cuyas unidades salieron muy mal paradas como el 38º Regimiento SS de Granaderos que fue aniquilado en las ruinas de la metrópoli o la retirada del resto de batallones a través del Río Danubio en dirección Donauwörth. Tal fue la desesperación que en el sector de Moosburg, el general Georg Bochmann intentó emplear como escudos humanos a los prisioneros de la Prisión VII-A (Stalag VII-A) con el fin de ganar tiempo, aunque en el último instante el plan se fue al traste cuando la 14ª División Blindada Estadounidense bloqueó el único puente sobre el Río Isar.

Oficialmente el 6 de Mayo de 1945, la 17ª División SS de Granaderos “Götz Von Berlichingen” capituló en la localidad de Kufstein, junto al Lago Achensee de Austria, a la 101ª División Aerotransportada Estadounidense. Aquello sin duda fue algo simbólico porque todos los supervivientes alemanes de la unidad se rindieron a los mismos paracaidistas contra los que habían recibido su primer bautismo de fuego en la contienda.

 

Bibliografía:

-Redacción Serga, 17. SS Panzergrenadier-Division “Götz Von Berlichingen”, Revista Serga Nº76 (2012), p.37-45
-Chris Bishop, Divisiones Waffen-SS, “24ª División Panzergrenadier Götz Von Berlichingen”, Libsa (2009), p.148-154
-http://en.wikipedia.org/wiki/17th_SS_Panzergrenadier_Division_Götz_von_Berlichingen