Arte

 

Fue la Gran Guerra (1914-1918) y no la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) la que produjo la mayor revolución artística y cultural del siglo XX. No obstante también el segundo conflicto alimentó otros talentos, aunque a diferencia del anterior se dejó de lado el pacificismo para promocionar la violencia y el belicismo, incluyendo las vanguardias soviética y fascista. Este cambio radical a favor de las guerras víno por el odio ideológico entre las diversas facciones, lo que generó el exilio de muchos artistas, sobretodo alemanes y rusos, pero también una venganza intelectual en el país de acogida apoyando el esfuerzo bélico.

 

Arte en la II Guerra Mundial: