Wellesley

Nombre: Vickers Wellesley
Tipo: Cazabombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Vickers
Motor: Uno. Motor Bristol Pegasus XX a 925 CV
Dimensiones: Envergadura= 22′ 73 m. Longitud= 11′ 96 m. Altura= 3′ 75 m
Peso: Cargado= 5.039 kg. Vacío= 2.891 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 286 km/h. Trepada inicial= 366 m/min
Alcance: 4.168 km
Techo de servicio: 10.065 m
Armamento: Dos ametralladoras de 7’7 mm y 908 kg de bombas
Primer vuelo: 19 de Junio de 1935
Historia:

Cuando se introdujo el bombardero Wellesley, muchos expertos pensaron que aportaría uno de los mejores servicios a la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) desde los tiempos de la Gran Guerra. Lamentablemente las innovaciones surgidas en la década de 1930, relegaron a este aparato que batió todos los récords en distancia, a operar en teatros secundarios de la Segunda Guerra Mundial como el África Oriental y Oriente Medio.

El ingeniero Barnes Wallis de la Compañía Vickers fue el inventor del Wellesley después de presentar a un concurso del Ministerio del Aire celebrado en 1931, un prototipo llamado “G.4/31” que a pesar de no convencer a los mandos militares, finalmente fue aceptado tras su primer vuelo de pruebas el 19 de Junio de 1935. Bajo el nombre codificado de “22/35”, fueron construidos un total de 176 unidades durante los catorce meses siguientes, hasta que en Marzo de 1937 surgieron dos modelos definitivos: el Wellesley I basado en el ejemplar original y el Wellesley II con una cubierta extendida que incluía las dos cabinas.

Vickers Wellesley de la RAF sobre el África Oriental.

A nivel técnico, el Wellesley era un bombardero de su construcción geodésica y un largo fuselaje de dos cabinas para piloto y copiloto separadas a una distancia bastante prudencial (algo muy extraño en la época de aquel entonces). A pesar de que no podía alcanzar mucha velocidad debido a su motor Bristol Pegasus XX de 925 caballos de vapor, gracias a unos depósitos extra de combustible alcanzaba una distancia de más de 11.000 kilómetros, lo que le convertía en un poderoso aparato estratégico en conjunción con su armamento consistente en tres ametralladoras de 7’7 milímetros (situadas en el ala derecha y la cabina del copiloto) y una capacidad de 908 kilogramos de bombas instaladas en unas modernas góndolas aerodinámicas bajo las alas.

Oficialmente los Wellesley entraron en servicio en Abril de 1937 como parte del 76º Escuadrón de Finnigley, aunque rápidamente se extendieron a otras seis escuadrillas en el Reino Unido. Sin embargo y aunque estos aviones nunca destacarían por su calidad bélica, los Wellesley sí que se harían muy populares cuando dos modelos con la matrícula L2638 y L2680 establecieron un nuevo récord mundial tras volar sin escalas desde Ismalia en Egipto hasta Port Darwin en Australia, a lo largo de una distancia de 11.524 kilómetros que completaron en menos de 48 horas.

Bombardero británico Wellesley rastreando posiciones del Ejército Italiano sobre el desierto del África Oriental.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, únicamente había cuatro Wellesley en Gran Bretaña que se dedicaron al reconocimiento aéreo sobre el Mar del Norte, ya que el resto se encontraban desplegados en el Próximo Oriente ante el temor de una revuelta por parte de los árabes. Al año siguiente, en 1940, los Wellesley operativos en el Adén fueron enviados al África Oriental para tomar parte en la invasión de Etiopía, Eritrea y Somalia que por aquel entonces eran colonias de la Italia Fascista. Así fue como el 11 de Junio, los Wellesley efectuaron su primer bombardero contra la capital eritrea de Asmara; mientras que el 18 contra la capital etíope de Addis Abbeba; y en Noviembre contra la histórica ciudad de Gondar. Una vez asegurado el control del África Oriental Italiana, los Wellesley llevaron a cabo trabajos de peinado marítimo para buscar posibles submarinos italianos tanto en las aguas del Mar Rojo como en el Golfo de Adén.

La extrema vulnerabilidad de los Wellesley ante la caza enemiga, sobretodo después de que un biplano italiano Fiat CR.42 Falco al mando del capitán Mario Visintini abatiese con facilidad a uno de estos bombarderos en Massawa, hizo urgente sustituir a este monomotor por el mucho más fiable bimotor Wellington. Fue entonces, cuando a inicios de 1941, el Wellesley fue retirado del servicio activo por el Reino Unido (aunque continuaría operando como aparato de reconocimiento en Sudáfrica y Egipto hasta finales de la Segunda Guerra Mundial).

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos, Guía Ilustrada de la A a la Z, “Vickers Wellesley”, Tikal (2010), p.145
-http://en.wikipedia.org/wiki/Vickers_Wellesley