Tupolev SB

 

Nombre: Tupolev SB
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Unión Soviética
Compañía: Tupolev
Motor: Dos. Motor M-100A de 860 CV
Dimensiones: Enverdadura= 20′ 33 m. Longitud= 12′ 57 m. Altura= 3′ 25 m
Peso: Cargado= 7.800 kg. Vacío= 4.768 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 450 km/h. Trepada inicial= 400 m/min
Alcance: 2.300 km
Techo de servicio: 7.800 m
Armamento: Seis ametralladoras de 7′ 62 mm y 600 kg de bombas
Primer vuelo: 25 de Abril de 1934
Historia:

Fue uno de los bombarderos más construidos por las industrias de la Unión Soviética y durante la Segunda Guerra Mundial el más utilizado por la Flota Aérea Roja. A pesar de su vulnerabilidad frente al enemigo, el Tupolev SB participó en las batallas más difíciles de la Historia.

Tupolev SB de la Flota Aérea Roja.

Originariamente el Tupolev SB nació de la especificación hecha por la Flota Aérea Roja en 1933 ante la necesidad de construir un bombardero rápido y ligero que pudiera volar a una velocidad de 330 kilómetros por hora en un techo de servicio próximo a los 8.000 metros y con una autonomía superior a los 700 kilómetros llevando 500 kilogramos de bombas a bordo. Así pues, la empresa estatal Tupolev presentó el Tupolev ANT-40 SB “Skorostnoy Bombardirovschik” o “bombardero de alta velocidad”, que tras efectuar su primer vuelo el 25 de Abril de 1934, sufrió un accidente como consencuencia de sus dos motores estadounidenses Wright Cyclone. Debido a este fallo, Tupolev fabricó un sustituto al que colocó una planta motriz M-87 de producción nacional, aparato que se convirtió en el Tupolev SB.

El Tupolev SB era un bombardero de ala alta, fuselaje redondeado, morro acristalado y cubierto en su totalidad de revestimiento metálico tensado. Poseía dos motores en línea M-100A de 860 caballos de vapor que le permitían superar todos los récords para los que había sido diseñado, incluyendo su capacidad de bombas de 600 kilogramos y su armamento defensivo de seis ametralladoras de 7’62 milímetros. Fueron construidos un total de 6.650 Tupolev SB, de los cuales surgieron variantes como el Tupolev SB-bis con motores M-103 a 960 caballos de vapor, el Tupolev SBM con estructura reforzada, el Tupolev SB en versión de entrenamiento y el Tupolev PS-40 utilizado como transporte civil para la compañía Aeroflot.

Dibujo que muestra a un Tupolev SB bombardeando una aldea finesa.

Cuando estalló la Guerra Civil Española en 1936, la Unión Soviética vendió a la II República un total de 93 Tupolev SB que utilizó para atacar a la España Nacional. Algunas de las ciudades bombardeadas por los Tupolev SB fueron Valladolid, Sevilla, Cabra o el aeródromo de Tablada en Andalucía. También dos Tupolev SB fueron los que impactaron con bombas al acorazado alemán Deutschland anclado en Ibiza que ayudaba al bando nacional, matando a 31 marineros alemanes e hiriendo a otros 83 más.

Sobre el teatro de Asia Oriental un total de 122 Tupolev SB fueron vendidos a la China del Kuomintang para ser usados contra Japón en la Guerra Chino-Japonesa de 1937. Estos Tupolev SB chinos bombardearon al Ejército Imperial Japonés en el Río Yang-Tse, en la ciudad de Wuhan e incluso en una sola jornada destruyeron 60 aviones japoneses tras un bombardeo por sorpresa sobre Formosa el 23 de Febrero de 1938. También la URSS desplegó a los Tupolev SB en la Guerra del Khalkin-Gol de 1939, aunque en este conflicto sufrieron muchas bajas a manos de las más modernos cazas japoneses cuando volaron sobre las estepas de la Mongolia Exterior.

Fotografía tomada desde las calles de Heilsinki mientras los bombarderos Tupolev SB sobrevuelan la ciudad para arrojar sus bombas.

De manera asombrosa, los Tupolev SB se distinguieron especialmente en la Guerra de Invierno de 1939 a 1940 entre la URSS y Finlandia, ya que ambas naciones contaron con numerosos Tupolev SB entre sus filas. Curiosamente los Tupolev SB soviéticos se dedicaron a ataques estratégicos a gran distancia, como por ejemplo los bombardeos contra la capital de Heilsinki que dejaron cientos de muertos; mientras que los Tupolev SB finlandeses se reservaron a misiones tácticas contra el Ejército Rojo en Carelia. Por este uso más inteligente por parte de los finlandeses, los soviéticos sufrieron muchas más bajas, llegando a contabilizar la pérdida de más de 100 Tupolev SB derribados.

Al invadir Alemania la Unión Soviética en Junio de 1941 durante la “Operación Barbarroja”, existían operativos Tupolev SB en 71 de los 82 regimiento aéreos, aunque la mayoría fueron destruidos en tierra por sorpresa o abatidos en el aire por los más poderosos cazas de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) en los primeros meses del conflicto. Esta vulnerabilidad frente a los germanos, obligó a los Tupolev SB a volar preferiblemente por la noche. Algunas de las campañas en las que participaron más intensamente fueron en los ataques por romper el asedio de Leningrado, en la contraofensiva de Moscú, en la defensa del puerto de Múrmansk y en los bombardeos nocturnos contra Finlandia durante la Guerra de Continuación. A finales de 1943, todos los Tupolev SB fueron retirados de los frentes por anticuados. Solamente Eslovaquia, nación del Eje, continuó volando con un Tupolev SB capturado hasta que sus tripulantes decidieron desertar a Turquía con el avión para evitar ir al frente.

Bombarderos Tupolev SB finlandeses en espera de atacar la Unión Soviética.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, los Tupolev SB jubilados en la URSS fueron vendidos a países del Pacto de Varsovia como Bulgaria, Polonia o Checoslovaquia, rebautizándolos esta última con el nombre de B-71. Curiosamente el último país que retiró del servicio militar a los Tupolev SB para siempre fue España en 1950, tras haber capturado 19 ejemplares al fin de la Guerra Civil.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Tupolev SB”, Tikal (2010), p.140
http://es.wikipedia.org/wiki/Tupolev_SB