Sunderland

Nombre: Short Sunderland
Tipo: Hidroavión
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Imperial Airways
Motor: Cuatro. Motores radiales Pratt & Whitney R-1830 de 14 cilindros a 1.200 CV
Dimensiones: Envergadura= 34′ 36 m. Longitud= 26 m. Altura= 10′ 01 m
Peso: Cargado= 27.240 kg. Vacío= 16.798 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 343 km/h. Trepada inicial= 256 m/min
Alcance: 4.795 km
Techo de servicio: 5.456 m
Armamento: Doce ametralladoras Browning de 7′ 7 mm y 2.252 kg de cargas de profundidad
Primer vuelo: 16 de Octubre de 1937
Historia:

Los hidroaviones fueron una de las grandes apuestas de Gran Bretaña a comienzos del desarrollo de la aviación naval en el siglo XX. Dentro de este ámbito el Short Sunderland constituyó uno de sus mayores logros en ingeniería tras convertirse en el mejor aparato de acción marítima durante la Segunda Guerra Mundial.

Bajo el nombre de Especificación R.2/33 del Ministerio del Aire, los hermanos Short de Rochester de la Compañía Imperial Airways fabricaron un prototipo a partir de un hidroavión Short Clase C que efectuó con éxito su primer vuelo el 16 de Octubre de 1937. Se trataba del Short Sunderland que destacaba por su enorme envergadura de ala alta y una considerable altura en el fuselaje que le permitía sumerger cómodamente la panza sobre el agua justo al nivel de sus patines aerodeslizantes. Estos espectaculares despegues y aterrizajes los realizaba gracias a sus cuatro motores radiales Pratt & Whitney VI de 14 cilindros a 1.200 caballos de vapor que tenían la ventaja de estar refrigerados por aire y a su excelente estructura aerodinámica. Respecto a su armamento, el aparato fue declarado uno de los más potentes de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) al poder albergar cargas de profundidad de 2.252 kilogramos y contar con doce ametralladoras Browning, de las cuales ocho eran de 7’7 milímetros repartidas por las torretas del avión y dos de 12’7 milímetros en los bordes laterales que se accionaban manualmente. Curiosamente una de las últimas características más llamativas del Sunderland, fue ser el único avión británico de la Segunda Guerra Mundial que dispuso de una cocina propia en el interior para alimentar a sus diez tripulantes durante las largas distancias oceánicas.

Amerizaje de un Short Sunderland en el agua.

Aproximadamente fueron fabricados un total de 749 Sunderland, entregándose el primer lote en Junio de 1938 al 230º Escuadrón de Reconocimiento estacionado en la colonia de Singapur para sustituir a los viejos biplanos de patrulla marítima. Del prototipo inicial “S.23 Empire”, nacieron diversas versiones como el Sunderland I armado con ametralladoras Vickers K de 7’7 milímetros y equipado con minas submarinas. Más tarde se produjo el Sunderland II que llevaba cuatro motores Pegasus XVIII con sobrealimentadores de dos etapas y un radar ASV-II aire-navío de superficie; mientras que el Sunderland III un casco más aerodinámico que planeaba mejor a la hora de despegar y amerizar sobre el agua. Posteriormente surgió Sunderland IV apodado como “Seaford” que jamás llegó a producirse; aunque el Sunderland V sí lo hizo con unas modificaciones que incluían una planta motriz Pratt & Whitney R-1830-90 y un radar ASV-VI; además de una variante de transporte bautizada como Sandringham.

Solo dos semanas después de la entrada de Inglaterra en la Segunda Guerra Mundial, el 18 de Septiembre de 1939, el Sunderland se estrenó operativamente cuando dos de estos hidroaviones rescataron del agua a 34 náufragos del mercante SS Kensington Court que previamente había sido hundido por un submarino alemán a 113 kilómetros de las Islas Scilly. Otra de las grandes actuaciones del Sunderland a principios de la contienda fue la captura del submarino germano U-55 el 31 de Enero de 1940 al que obligaron a rendirse tras una serie de intimidaciones. De hecho durante aquella fase del conflicto, el Sunderland destacó por su capacidad defensiva después de que uno de estos hidroaviones fuese atacado por seis bombarderos Junkers Ju 88 sobre Noruega y resultara ileso, logrando además derribar a uno de los aviones alemanes, lo que le valió al aparato ser apodado en el Tercer Reich con el nombre de “Puercoespín Volador”.

Hidroavión Short Sunderland de la Royal Navy.

Durante toda la Segunda Guerra Mundial el Sunderland se convirtió en el hidroavión de vanguardia de Reino Unido a lo largo de la Batalla del Atlántico. Bajo las cargas de profundidad de los Sunderland un gran número de submarinos alemanes fueron hundidos en el Océano Atlántico, el Mar del Norte, el Mar Mediterráneo y el Océano Glacial Ártico. También otras naciones como Australia emplearon a los Sunderland en las aguas de Nueva Guinea contra los buques de la Marina Imperial Japonesa; exactamente igual que Nueva Zelanda partiendo con los hidroaviones de las Islas Fidji. Igualmente Sudáfrica realizó escoltas con los Sunderland a los convoyes que pasaban por Ciudad del Cabo, la Francia Libre sobre las aguas de Senegal y Noruega que equipó a sus mercantes en Islandia para proteger a los convoyes destinados al puerto de Múrmansk en la Unión Soviética.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, los Sunderland pasaron a operar al servicio de los Aliados durante la Guerra Fría. Por ejemplo entre 1947 y 1949, los Sunderland llevaron más de 5.080 toneladas de alimentos para la población berlinesa a través del Aeropuerto de Gatow durante el conocido como “Puente Aéreo de Berlín” después de que la Unión Soviética bloqueara la capital de Alemania. Otro número considerable de Sunderland participaron en la Guerra de Corea de 1950 a 1953, realizando vuelos desde la Base de Iwakuni en Japón durante más de 13 horas al día para rescatar a los pilotos de las Naciones Unidas derribados en el mar a manos del Ejército Norcoreano. Finalmente, las últimas misiones de los Sunderland se desarrollaron sobre la Península de Malaya durante la Guerra de Independencia de Malasia respondiendo a tareas de emergencia para el Ejército Británico en 1958.

Un Sunderland ofreciendo escolta aérea a un convoy naval aliado.

Oficialmente la Fuerza Aérea Real Británica retiró del servicio a los Sunderland el 15 de Mayo de 1959, después de que uno de estos hidroaviones del 205º Escuadrón de Reconocimiento realizara un vuelo de despedida sobre la Base de Changi en Singapur (curiosamente el mismo lugar donde se había estrenado operativamente veinte años atrás). Algunos de los Sunderland que sobraron fueron vendidos a Portugal, aunque sería Nueva Zelanda la nación que jubiló el último hidroavión de este modelo en Marzo de 1967.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Short Sunderland”, Tikal (2010), p.138-139
-http://en.wikipedia.org/wiki/Short_Sunderland