Shusui J8M

 

Nombre: Shusui J8M
Tipo: Reactor
Nacionalidad: Japón
Compañía: Mitsubishi
Motor: Uno. Toko Ro 2 de 1.500 kg
Dimensiones: Envergadura= 9′ 50 m. Longitud= 6′ 6 m. Altura= 2′ 70 m
Peso: Cargado= 3.885 kg. Vacío= 1.445 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 900 km/h. Trepada inicial = 699 km/h
Alcance: 130 km
Techo de servicio: 12.000 m
Armamento: Dos cañones de 30 mm
Primer vuelo: 7 de Julio de 1945
Historia:

Bien curiosa fue la historia del reactor japonés Shusui J8M a pesar de su fracaso operativo. Todo empezó cuando Alemania vendió a la Marina Imperial Japonesa una maqueta de su caza a reacción Messerschmitt 163 Komet acompañada de su correspondiente motor Walter HWK 209. Obtenidas estas dos piezas tan valiosas, el submarino japonés las trasladó desde el puerto de Lorient en Francia de donde zarpó el 15 de Abril de 1944 hasta amarrar en el Singapur ocupado por el Imperio del Sol el 15 de Julio. Una vez a salvo el cargamento, éste fue llevado a Japón y examinado por ingenieros de Mitsubishi hasta la creación del caza Shusui J8M.

Reactor japonés Mitsubishi J8M Shusui.

Imitando el caza reactor alemán Messerschmitt 163 Komet, el Shusui J8M fue calcado exactamente a su antecesor en todo: estructura enteramente metálica de revestimiento mixto, ala central en forma de punta de flecha, cola carente de planos, dos cañones de 30 milímetros y un tren de despegue desechable al tomar el vuelo, así como un patinete adaptado a los aterrizajes en hierba. Como el Shusui J8M era un interceptor ideado para echarse al aire y derribar a todos los enemigos posibles en el menor tiempo, únicamente tenía unos 130 kilómetros de autonomía, aproximadamente 7 minutos en vuelo, aunque a una increíble velocidad de 900 kilómetros por hora gracias a su cohete con carburante líquido Toko Ro2 de 1.500 kilogramos de empuje a propulsión.

Dos reactores Shusui J8M, uno en tierra y otro en vuelo, observados por personal de la Fuerza Aérea Imperial Japonesa.

Fueron construidos un total de 7 cazas a reacción Shusui J8M por la empresa Mitsubishi. Sin embargo pronto el proyecto quedaría paralizado cuando en el vuelo de pruebas realizado el 7 de Julio de 1945 en un aeropuerto de Yokosuka, un Shusui J8M sufrió una parada del motor nada más despegar y se estrelló, rompiéndose en mil pedazos y muriendo su piloto e ingeniero Toyohiko Inuzuka. Aquel incidente retrasó el proyecto hasta que se averiguó la causa del incidente consistente en una avería dentro del aparato de alimentación. No obstante, una vez resuelto el error, Japón anunció su rendición y la Segunda Guerra Mundial finalizó sin haberse podido emplear en combate el Shusui J8M.

 

Bibliografía:

Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. Volumen 5. “Mitsubishi J8M Shusui”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.868-1.869
http://en.wikipedia.org/wiki/Mitsubishi_J8M