Mosquito

Nombre: De Havilland Mosquito
Tipo: Caza-bombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Havilland Aircraft
Motor: Dos.
· Motor lineal Rolls-Royce Merlin 23 de 12 cilindros en V a 1.480 CV
· Motor lineal Rolls-Royce Merlin 25 de 12 cilindros en V a 1.640 CV
Dimensiones: Envergadura= 16′ 51 m. Longitud= 12′ 55 m. Altura= 5′ 31 m
Peso: Cargado= 10.124 kg. Vacío= 6.476 kg.
Velocidad: Velocidad máxima= 611 km/h. Trepada inicial= 870 m/min
Alcance: 2.985 km
Techo de servicio: 11.000 m
Armamento: Cuatro cañones Hispano de 20 mm, cuatro ametralladoras Browning de 7’7 mm y dos bombas de 227 kg
Primer vuelo: 25 de Noviembre de 1940
Historia:

El bimotor Mosquito fue uno de los casos más excepcionales de la Segunda Guerra Mundial. Fabricado en madera cuando la mayoría de aparatos estaban diseñados de otros metales mucho más resistentes, acabaría distinguiéndose como excelente caza derribando a un gran número de aviones enemigos y como bombardero destruyendo incontables objetivos en tierra tanto en el Frente Occidental como en la Guerra del Pacífico.

Pintura acerca de dos De Havilland Mosquito volando por encima de la campiña francesa.

La Compañía De Havilland Aircraft fue la empresa aeronáutica que proyectaría el Mosquito cuando en 1936 fabricó un bombardero ligero con un una estructura enteramente de madera llamado Albatross DH.91. A pesar de que el Ministerio del Aire del Reino Unido rechazó la idea, los ingenieros de este aparato mejoraron el prototipo sin renunciar a la madera y añadiéndole dos plazas en la cabina destinadas al piloto a la derecha y al bombardero-navegante a la izquierda, que a diferencia del anterior, cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en 1939, fue finalmente aceptado por los mandos de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF).

El Mosquito era un avión de ala baja “cantilever” que tenía un fuselaje de sección oval con estructura de madera tipo pícea y balsa prensada en dos mitades que se unían verticalmente por siete mamparos de contrachapado y un recubrimiento exterior de tela “mandapolam”. Curiosamente las únicas piezas metálicas que contenía el avión no alcanzaban los 130 kilogramos de peso de los 10.000 kilogramos totales, lo que permitía al cazabombardero ser fuertemente impulsado por dos motores lineales Rolls-Royce Merlin 23 accionados por hélices tripalas Havilland Hydromatic que se situaban en cada ala con un voluminoso carenado y dos radiadores. Respecto a su arsenal, el aparato poseía un armamento comprendido en cuatro cañones Hispano de 20 milímetros y cuatro ametralladoras Browning de 7’7 milímetros, además de una capacidad para albergar dos bombas de 227 kilogramos o cohetes, siendo el único inconveniente que el piloto no contaba con ningún punto de mira para el disparo y por tanto tenía que abrir fuego a ojo.

Al realizar el Mosquito su primer vuelo con éxito el 25 de Noviembre de 1940 después de haber obtenido un satisfactorio resultado en velocidad, inmediatamente la Compañía De Havilland decidió sacar una segunda serie del Mosquito I, concretamente el Mosquito II al que añadió una nueva planta motriz lineal Rolls-Royce Merlin 25. A partir de entonces y desde una fecha tan tardía como Febrero de 1943, surgirían un total de 44 variantes, siendo las más destacadas el Mosquito I PR de reconocimiento fotográfico, el Mosquito II F de caza diurna, el Mosquito II NF de caza nocturna, el Mosquito III T de entrenamiento, el Mosquito IV B como bombardero, el Mosquito IV BF como cazacarros, el Mosquito VI FB con función apagallamas, el Mosquito TT para remolques de blancos aéreos o el Mosquito TF/TR como caza-buques.

Mosquitos británicos de la RAF sobre cielo Europa.

Oficialmente el bautismo de fuego del Mosquito tuvo lugar el 3 de Octubre de 1943 cuando un grupo de estos cazabombarderos destruyeron dos centrales eléctricas al norte de Francia. A esta acción siguieron una serie de incursiones contra la costa de Europa Occidental y también contra objetivos en Italia y el Mar Mediterráneo, además de ataques contra las rampas de misiles V-1 que llevaron a cabo volando en grupos de cuatro a cinco aparatos para soltar la carga de forma simultánea. También sobre el Océano Atlántico los Mosquitos se estrenaron el 10 de Marzo de 1944 derribando dos bombarderos alemanes Junkers Ju 88 en el Golfo de Vizcaya, el 5 de Abril bombardeando un convoy naval del Eje que terminó con el hundimiento de varias embarcaciones y la muerte de 900 hombres, y en Mayo averiando a cuatro submarinos cerca de la costa de Noruega. Al mismo tiempo, los Mosquitos con base en la India que formaban parte tanto de la Fuerza Aérea Real Británica (RAF) como de la Fuerza Aérea Real Australiana (RAAF), acosaron sin descanso las posiciones del Ejército Imperial Japonés ocultas en las frondosas selvas de Birmania y el Sudeste Asiático.

Varios fueron los países de los Aliados que también emplearon a los Mosquitos durante la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo Canadá y Australia , junto a las fuerzas exiliadas de la Francia Libre, Bélgica, Noruega, Polonia y Checoslovaquia, volaron con los Mosquito para llevar a cabo ataques contra el litoral del norte de Alemania; mientras que Sudáfrica los utilizó para desencadenar bombardeos sobre la República de Saló en Italia; Nueva Zelanda para desencadenar operaciones contra Nueva Guinea y las Islas Salomón; la Unión Soviética para hostigar a Finlandia desde la Península de Kola durante la Guerra de Continuación; o Estados Unidos para proteger su espacio aéreo tanto en la Costa Este como la Costa Oeste.

Cuando se produjo el desembarco de Normandía el 6 de Junio de 1944, los Mosquitos hostigaron continuamente al Ejército Alemán sobre los “Bocages” y la Península del Contentín, distinguiéndose dieciocho de estos aparatos en el ataque del 14 de Julio tras destruir el Cuartel de Poiteirs y matar a 150 soldados alemanes, o el 2 de Agosto al arrasar el Cuartel Chateau de Fou de las SS. También el 31 de Octubre los Mosquitos echaron abajo el Cuartel de la Gestapo ubicado en la Universidad de Aarhus en Dinamarca tras acabar con la vida de 100 guardias germanos; mientras que en el bombardeo de la capital de Birmania en Rangún pulverizaron las instalaciones del Ejército Imperial Japonés, aunque a costa de la muerte de 1.000 civiles birmanos durante los incendios de las viviendas construidas en madera o bambú. Igual de trágicas resultaron las incursiones sobre Noruega y Dinamarca, sobretodo en esta última porque el 21 de Marzo de 1945 los Mosquitos destinados a bombardear Copenhague erraron durante el lanzamiento de sus bombas e impactaron en un colegio matando a 102 personas entre 86 niños y 16 adultos, además de herir a otros 100 inocentes (y perderse durante la acción cuatro de los cazabombarderos). De hecho y justo antes de decretarse el fin de las hostilidades entre Abril y Mayo de 1945, los Mosquitos prosiguieron con sus misiones como la destrucción del Cuartel de la Gestapo en Odense y el hundimiento de algunos submarinos alemanes en el Mar del Norte.

Pintura sobre un bombardeo de Mosquitos a una ciudad de Dinamarca.

Terminada la Segunda Guerra Mundial el 2 de Septiembre de 1945, los Mosquito actuaron como fuerza de ocupación de dos de los países del Eje derrotados, en este caso Alemania y Thailandia. También operaron en Israel durante la Guerra Árabe-Israelí de 1948; así como en las filas del Kuomintang y el Partido Comunista Chino durante la Guerra Civil China hasta 1949. Al año siguiente, en 1950, estos cazabombarderos fueron jubilados en el Reino Unido (aunque en esta última fecha todavía saldría una nueva variante de caza nocturno el 28 de Noviembre); siendo desde entonces exportados a otras naciones como Turquía, Yugoslavia, Suecia, Birmania y República Dominicana.

Nueva Zelanda retiró del servicio activo al Mosquito en 1952; mientras que Yugoslavia fue la última en hacerlo en 1962. Hasta ese momento se habían producido 7.781 modelos de los que 6.439 se construyeron en Gran Bretaña, 1.134 en Canadá y 208 en Australia. Curiosamente, este cazabombardero tendría el privilegio de protagonizar una película en su propio honor titulada Escuadrón Mosquito que fue estrenada en los cines en 1970 e interpretada por el actor David McCallum, lo que evidenció el papel tan importante que tuvo este aparato de madera durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial, “Mosquito: un rápido bombardeo”, Altaya (2004), p.33-34
-Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial, “La maravilla de madera”, Altaya (2004), p.65-68
-http://en.wikipedia.org/wiki/De_Havilland_Mosquito