Messerschmitt 323 Gigant

Nombre: Messerchmitt Me 323 Gigant
Tipo: Transporte militar
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Messerschmitt Ag
Motores: Seis Gnôme et Rhône GR-14N 48/ 49 de 14 cilindros refrigerados de 1.035 CV
Dimensiones: Envergadura= 55, 00 m. Longitud= 28? 25 m. Altura= 9′ 60 m.
Peso: Cargado= 32.900 kg. Vacío= 29.060 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 253 km/h. Trepada inicial= 150m/min
Alcance: 1.300 km
Techo de servicio: 4.800 m
Armamento: Dos cañones Mauser MG 151/20 de 20 mm, siete ametralladoras MG-131 de 13mm
Primer vuelo: 7 de Marzo de 1941
Historia:

El Messerschmitt Me 323 Gigant fue uno de los aviones más grandes construidos por el Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial. Bautizado como “gigante” en honor a su enorme tamaño, esta aparato sextamotor sería un transporte clave a la hora de llevar grandes cantidades de tropas e incluso tanques en el interior, hasta diversos escenarios bélicos como Rusia, Italia o el Norte de África.

Sextamotor Messerschmitt Me 323 Gigant.

Justo después de la Batalla de Inglaterra y tras haberse extendido la Segunda Guerra Mundial al ámbito del Mar Mediterráneo, en Octubre de 1940 el Departamento Technisches Amt ordenó a la Compañía Messerschmitt la construcción de un aparato de transporte capaz de albergar cien soldados o incluso a un tanque Panzer, incluyendo a toda su dotación. Esta investigación que recibió el nombre de “Operación Warschau” u “Operación Varsovia”, concluyó con la aparición del Messerschmitt Me 323 Gigant con 55 metros de envergadura (era el más grande del mundo por detrás del avión soviético Tupolev ANT-20 Bis), del que rápidamente se produjeron cien unidades y finalmente acabarían por fabricarse un total de 213 ejemplares gracias a sus excelentes prestaciones.

Pintura de un Messerschmitt Me 323 Gigant sobrevolando un convoy italiano sobre el Mar Mediterráneo.

El Messerschmitt Me 323 Gigant era un enorme avión con fuselaje de perfil metálico con sección cuadrangular y unas alas atirantadas con planta trapezoidal que poseían elementos secundarios de tela y madera, a cuyo interior se accedía por una rampa de dos puertas que se abrían por la mitad de la parte frontal justo por debajo la cabina, donde comenzaba una amplia bodega de 110 metros cúbicos (11 metros de largo por 3’5 metros de ancho y 3’30 metros de alto) que podía albergar a 200 soldados o un tanque Panzer. Este conjunto que tenía un tren de aterrizaje de cinco de ruedas, se movía por seis motores Gnôme et Rhône GR-14N 48/ 49 de 14 cilindros refrigerados de 1.035 caballos de vapor, aunque en el despegue tenía que ser remolcado mediante un cable de acero por tres cazas Messerschmitt Bf 110 (antes se probó sin éxito con bombarderos Junkers Ju 90 y Heinkel He 111); mientras que para defenderse de cazas enemigos contaba con dos cañones Mauser MG 151 de 20 milímetros en las torretas y de cinco o siete ametralladoras MG.131 de 13 milímetros en posiciones individuales o ventanillas.

Apertura de la compuerta delantera de un Messerschmitt Me 323 Gigant por la que desciende un tanque alemán.

Oficialmente en 1941, los Messerschmitt Me 323 Gigant entraron en servicio en la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe), llevando tropas y suministros al Mar Mediterráneo y al Norte de África para los efectivos del Afrika Korps del general Erwin Rommel en Libia; aunque durante una de estas misiones se produjo un accidente entre uno de los sextamotores y los remolcadores (a causa de no encenderse uno de los cohetes de impulsión), lo que provocó un incendio en el aparato y la trágica muerte de 129 personas a bordo. Simultáneamente los Messerschmitt Me 323 Gigant fueron esenciales a la hora de transportar soldados y tanques al Frente Oriental de Rusia y Ucrania, además de contribuir a la ocupación de algunas islas en el Mar Báltico.

Túnez fue la mayor gesta de los Messerschmitt Me 323 Gigant porque reforzaron a las fuerzas del Eje con miles de soldados y numerosos tanques Panzer en 1942; aunque también significó su declive porque en el incidente del 22 de Abril de 1943 durante la “Operación Flax”, un total de 21 sextamotores (de un escuadrón de 27) fueron derribados por cazas de la Fuerza Aérea Estadounidense, perdiéndose solamente tres interceptores norteamericanos P-40 Warhawk. No obstante y pese a esta catástrofe, los Messerschmitt Me 323 Gigant se resarcieron durante la campaña de Sicilia en el verano de 1943, trasladando a dos divisiones paracaidistas desde Italia sin sufrir una sóla baja. A partir de entonces y entre 1944 y 1945, los Messerschmitt Me 323 Gigant fueron relegados a tareas de transporte secundarias en Europa, así como a tareas experimentales como soltar una bomba gigante de 18.000 kilogramos sobre un falso objetivo, hasta que definitivamente fue retirado del servicio activo al término de la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Nico Sgarlato, Cuadernos de Aviación Histórica, “Messerschmitt 323 Un gigante para Rommel”, Ediciones Camponas (2004), p.19-24
-Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Messerschmitt Me 321 y Me 323 Gigante”, Optima, p. 238-239