Manchester

Nombre: Avro Manchester
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Avro
Motor: Dos. Motores Rolls-Royce Vulture de 24 cilindros a 1.760 CV
Dimensiones: Enverdadura= 27′ 46 m. Longitud= 21′ 34 m. Altura= 5′ 94 m
Peso: Cargado= 25.424 kg. Vacío= 13.362 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 426 km/h. Trepada inicial= 185 m/min
Alcance: 2.623 km
Techo de servicio: 5.795 m
Armamento: Ocho ametralladoras Browning de 7’7 mm y 4.699 kg de bombas
Primer vuelo: 25 de Julio de 1939
Historia:

El avión Manchester fue un excelente bombardero en todos los sentidos técnicos y militares. Al servicio del Reino Unido, una una serie de infortunios y accidentes circunstanciales, relegarían a este bimotor a ostentar un papel muy secundario durante la Segunda Guerra Mundial en Europa.

La necesidad del Comando de Bombarderos (Bomber Command) de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) para la obtención de un bombardero bimotor pesado, llevó al Ministerio de Aire del Reino Unido a sacar a concurso este proyecto que finalmente terminaría ganando la Compañía Handley Page tras la presentación de un prototipo llamado H.P.56. No obstante y a pesar de ya estar el proceso de diseño en marcha a inicios de 1939, los planes se modificaron cuando esta empresa aeronáutica se decantó por la producción del bombardero cuatrimotor Halifax, mientras que la Compañía Avro y el ingeniero Roy Chadwick construyeron el Manchester.

Avro Manchester en vuelo sobre Gran Bretaña.

El Manchester era un bombardero entre medio y pesado que gozaba de un diseño simple con una estructura de doble cola y capacidad para siete tripulantes. Se movía mediante dos motores en cada ala Rolls-Royce Vulture de 24 cilindros a 1.760 caballos de vapor que le permitían alcanzar una velocidad considerable; al mismo tiempo en que se defendía con un formidable arsenal compuesto de ocho ametralladoras Browning de 7’7 milímetros (dos en el morro, dos en la popa, dos en la panza y dos en la cubierta) y con una bodega con espacio para 4.699 kilogramos de bombas.

A los mandos del piloto Sam Brown, el Manchester llevó a cabo su primer vuelo el 25 de Julio de 1939 en el Aeródromo de Ringway situado a las afueras de Manchester (curiosamente la ciudad que ostentaba el nombre del avión). A partir de esta demostración, el Ministerio del Aire quedó tan satisfecho que ordenó la construcción de 1.200 unidades de Manchester para sustituir a los viejos bombarderos Handley Page Hampden, por lo menos hasta que comenzaron los problemas tras detectarse graves averías técnicas en los motores Rolls-Royce Vulture, tal y como manifestaron las autoridades del 5º Grupo del Comando de Bombarderos en Noviembre de 1940. Fue entonces cuando se registraron accidentes en hasta un total del 5’8% de los despegues de los Manchester (con la mayor parte de los aviones destrozados y las tripulaciones fallecidas); además de verse interrumpida su línea de producción después de que la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) pulverizase el 23 de Diciembre de 1940 la Fábrica de Trafford-Park donde eran ensamblados, incluyendo doce bimotores que resultaron destruidos mientras se hallaban suspendidos en las cadenas de montaje. Ante tal cúmulo de casualidades y desaciertos, el Ministerio del Aire suspendió la producción total del Manchester cuando ya se habían construido 209 bimotores que inmediatamente fueron transferidos al Comando de Bombarderos.

Tripulantes de Avro Manchester se disponen a subir al aparato para una misión.

Oficialmente el bautismo de fuego de los Manchester tuvo lugar la noche del 24 al 25 de Febrero de 1941 durante un bombardeo sobre el puerto de Bremen en Alemania, a los que siguieron otros ataques sobre Colonia y Berlín que protagonizaron las fuerzas aéreas tanto del Reino Unido como del Canadá. A partir de ese instante, los Manchester fueron empleados en tareas de vigilancia costera, reconocimiento, instrucción e incursiones rápidas sobre Francia, incluyendo un bombardeo nocturno a la capital de París que acabó en la destrucción de una planta industrial de la Fábrica Renault. De hecho el último raid de los Manchester, tuvo lugar sobre Bremen (la misma ciudad donde se habían estrenado) que castigaron con sus bombas el 25 de Junio de 1942, antes de ser retirados definitivamente del servicio por el Reino Unido.

Durante la Segunda Guerra Mundial, fueron destruidos un total de 76 ejemplares de Manchester (64 en combate y 12 en accidentes aéreos) de los 209 construidos por la Compañía Avro. Una vez consumada su baja operativa, el Imperio Británico apostaría por los mucho más devastadores cuatrimotores Lancaster y Halifax.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Avro Manchester”, Tikal (2010), p.51
-http://en.wikipedia.org/wiki/Avro_Manchester