Hurricane

Nombre: Hurricane Mk
Tipo: Caza
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Hawker Aircraft
Motores: Uno. Rolls-Royce Merlin XX de doce cilindros de 1.280 CV
Dimensiones: Envergadura= 12′ 19 m. Longitud= 9′ 45 m. Altura= 3′ 99 m
Peso: Cargado= 3.674 kg .Vacío= 2.586 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 540 km/h. Trepada inicial= 122′ 4 m/min
Alcance: 800 km
Techo de servicio: 10.125 m
Armamento: Ocho ametralladoras Bowning de 9 mm
Primer vuelo: Noviembre de 1935
Historia:

A inicios de 1935, la Compañía Hawker Aircraft inició la construcción del primer caza monoplano al servicio de Gran Bretaña. Numerado con las siglas K5083, el ingeniero Sidney Camm creó el Hurricane, un avión que iba a tener el honor de convertirse en uno de los interceptores más conocidos de la Segunda Guerra Mundial y sobretodo de la Batalla de Inglaterra.

Caza británico Hurricane Mk.

El Hurricane Mk.I era un caza con alas de metal (hubo algunos en tela) y con los laterales del fuselaje con escapes de hierro fundido para evitar los fogonazos. Se movía mediante un motor Rolls-Royce Merlin II o Melin III de doce cilindros a 1.185 caballos de vapor con una toma de aire para el carburador que estaba alimentado por dos depósitos de combustible bajo la panza con capacidad para 157 litros y otro extra bajo la cabina de 127 litros que le permitían alcanzar 540 kilómetros por hora (aunque la duración del carburante no era muy larga, por lo que sólo podía recorrer distancias cortas). Otras de sus características fueron una cabina acristalada y blindada en la parte frontal del parabrisas (desplegable hacia atrás con un colimador para apuntar delante del rostro del piloto), un moderno sistema de luces de aterrizaje y de posición (dos en los bordes del ala, una en la parte intermedia y dos sobre las puntas respectivamente), una rueda trasera con un amortiguador y delanteras retráctiles, y un armamento comprendido en ocho ametralladoras Bowning de 9 milímetros (cuatro en cada ala).

La Compañía Hawker fabricó hasta un total de 14.200 unidades de Hurricane desde su salida de fábrica en Octubre de 1937 (aunque su primer vuelo de pruebas había sido en Noviembre de 1935). Entre las principales series del Hurricane Mk.I original, estuvieron el Hurricane Mk.IIA con un motor Merlin XX de 1.280 caballos de vapor, el Hurricane Mk.IIB armado con cañones Hispano-Suiza de 20 milímetros, el Hurricane Mk.IID con compartimentos aerodinámicos bajo las alas que portaban cohetes antitanque Vickers S de 40 milímetros y el Sea Hurricane para llevar a cabo operaciones marítimas sirviendo a bordo de portaaviones.

Escuadrilla de Hurricanes Mk sobrevolando la costa de Inglaterra con el Canal de la Mancha.

A inicios de 1939, los 1º, 73º, 85º y 87º Escuadrones de Caza fueron equipados con Hurricane, por lo que al estallar la Segunda Guerra Mundial en Septiembre, comenzaron a llevar a cabo operaciones de patrulla sobre el Canal de la Mancha. Sería precisamente el 30 de Octubre cuando el Hurricane se anotó su primer triunfo al derribar un bombardero alemán Dornier Do17; unos éxitos que se repitieron entre Noviembre de 1939 y Marzo de 1940 con la destrucción de 60 aparatos germanos en el Mar del Norte. También durante la campaña de Noruega en Abril de 1940, los Sea Hurricane abatieron a 12 aviones alemanes (aunque todo el escuadrón fue aniquilado cuando los cazas acabaron en el fondo del agua tras ser hundido el portaaviones HMS Glorious en el que viajaban a manos de los cañones de los acorazados Scharnhorst y Gneisenau); mientras que durante la invasión de Francia y la evacuación del Cuerpo Expedicionario Británico de Dunquerke, eliminaron a otros 300 aparatos enemigos, a costa de perderse 380 de los interceptores ingleses y quedar decenas de ejemplares averiados.

Con el inicio de la “Operación León Marino” que dio comienzo a la Batalla de Inglaterra en el verano de 1940, los cazas Hurricane, junto a los más modernos Spitfire, tuvieron la misión de defender el espacio aéreo de Gran Bretaña de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe). Agrupados en torno a 32 escuadrones, los Hurricane que eran inferiores a los interceptores alemanes Messerschmitt Bf 109, tuvieron que centrarse en atacar las formaciones de los lentos bombarderos Heinkel He 111 o Junkers Ju 88 mientras los mucho mejores Spitfire se ocupaban de abatir a los cazas. Gracias a esta táctica, los Hurricane derribaron cientos de aviones enemigos, a costa de perderse 400 unidades propias y el equivalente a 2/3 partes de sus pilotos muertos.

La entrada de la Italia Fascista en la Segunda Guerra Mundial en 1940, implicó que los Hurricane fuesen enviados al Norte de África para enfrentarse a la Fuerza Aérea Real Italiana (Regia Aeronautica) en Libia y Egipto, destacando especialmente uno de los cazas que en solitario derribó tres aviones italianos sobre Alejandría. Al año siguiente, en 1941, algunos Hurricane fueron vendidos a la Unión Soviética para participar en la defensa de Rusia durante la “Operación Barbarroja”, a Canadá para patrullar las aguas del Océano Atlántico, a Sudáfrica para vigilar el Mar Mediterráneo y a Australia para proteger sus dominios en el Océano Pacífico Sur tras la expansión del Imperio Japonés. Sin embargo su última gran gesta tendría lugar en la Batalla de El-Alamein en 1942, después de que el modelo Hurricane Mk.IID equipado con cohetes, destruyera a varios tanques alemanes e italianos sobre el Desierto del Sáhara; al mismo tiempo en que la Fuerza Aérea India adscrita a la Commonwealth, también se distinguió con estos aparatos acosando al Ejército Imperial Japonés en Birmania e Indonesia. Lamentablemente a partir de 1943, el caza sería sustituido por los Spitfire y los modernos interceptores desplegados por Estados Unidos, quedando únicamente operativo el Sea Hurricane para llevar a cabo misiones desde catapultas a bordo de buques durante la Batalla del Atlántico.

Un Hurricane Mk original en el Imperial War Museum de Duxford en Gran Bretaña. Fotografía realizada el miércoles 27 de Julio del año 2005.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, algunos Hurricane fueron vendidos a Polonia y Noruega hasta su retirada del servicio a inicios de la Guerra Fría. Hasta ese momento, el “as” más famoso de este caza fue el piloto sudafricano Marmaduke J. Pattle que derribó a 41 aviones italianos y alemanes (hasta que finalmente falleció abatido por un cazabombardero germano Messerschmitt Bf 110), lo que demostró las excelentes cualidades de este interceptor.

 

Bibliografía:

-Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial: Hurricane, “El primer monoplano de la RAF”, Altaya (2004), p.15-16
-Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial, “La defensa aérea del Reino Unido”, Altaya (2004), p.29-32
-http://en.wikipedia.org/wiki/Hawker_Hurricane