Hurricane Mk

 

Nombre: Hurricane Mk
Tipo: Caza
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Hawker Aircraft
Motores: Uno. Rolls-Royce Merlin XX de doce cilindros de 1.280 CV
Dimensiones: Envergadura= 12′ 19 m. Longitud= 9′ 45 m. Altura= 3′ 99 m
Peso: Cargado= 3.674 kg .Vacío= 2.586 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 540 km/h. Trepada inicial= 122′ 4 m/min
Alcance: 800 km
Techo de servicio: 10.125 m
Armamento: Ocho ametralladoras Bowning de 9 mm
Primer vuelo: Noviembre de 1935
Historia:

A principios de 1935 la compañía británica Hawker Aircraft con un equipo dirigido por Sidney Camm, empezó la construcción de un aparato lamado K5083, siendo su objetivo hacer el primer caza monoplano para Gran Bretaña. Así nació el Hurricane Mk como una de las innovaciones más características de la Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF).

Hurricane Mk surcando el cielo británico. Recreación histórica de la aeronáutica.

Se inició la fabricación del aparato bajo el nombre experimental de Hurricane Mk.I con un motor Rolls-Royce Merlin II o III de doce cilindros a 1.185 caballos de vapor, el cual se acopló en el morro con una hélice tripala. En un principio las alas eran de tela, pero posteriormente se fabricaron de metal, situándose las luces de aterrizaje y de posición en los bordes del ala, una en la parte media y la otra sobre las puntas respectivamente. Entre las curiosidades técnicas estaban los laterales del fuselaje con escapes de hierro fundido para evitar los fogonazos y una toma de aire en la parte inferior para el carburador. Los dos depósitos de combustible se encontraban bajo el fuselaje con capacidad para 157 litros y otro extra bajo la cabina de 127 litros, lo que permitía alcanzar al Hurricane una velocidad de 540 kilómetros por hora, aunque la duración del combustible no era muy larga, por lo que sólo podía recorrer cortas distancias. La cabina del piloto era acristalada y blindada en la parte frontal del parabrisas, desplegable hacia atrás con un colimador para apuntar delante del rostro del piloto. Curiosamente la rueda trasera era muy moderna, ya que contaba con un amortiguador para los aterrizajes, mientras que las ruedas delanteras se recogían hacía el interior. Por último el armamento utilizado se componía de ocho ametralladoras Bowning de 9 milímetros, cuatro de ellas en cada ala.

Las primeras unidades operativas estuvieron disponibles en Octubre de 1937, aunque por aquel entonces ya se habían sido probado varias veces en vuelo a partir de principios de 1935. Durante la guerra, en 1940, se hizo la versión mejorada del Hurricane, la Mk.IIA, con un motor Merlin XX de 1.280 caballos de vapor que participó por vez primera en la defensa del Reino Unido. De esta última versión salieron subvariantes de Hurricane como el Mk.IIB armado con cañones Hispano-Suiza de 20 milímetros, el Mk.IID con compartimentos aerodinámicos bajo las alas que portaban cohetes antitanque Vickers S de 40 milímetros y el Sea Hurricane naval para operaciones marítimas en portaaviones.

Escuadrilla de Hurricanes Mk sobrevolando la costa de Inglaterra con el Canal de la Mancha.

A principios de 1939, los 1º, 73º, 85º y 87º Escuadrones fueron los primeros en ser destinados a operaciones de cruzar el Canal de la Mancha para atacar Alemania. Concretamente el 30 de Octubre de ese año el Hurricane se anotó su primer derribo, exactamente un bombardero alemán Dornier Do17. Entre 1939 y Abril de 1940 los Hurricanes sumaron hasta un total de 60 derribos enemigos. Unos 46 Hurricanes del 46º Escuadrón participaron en la campaña de Noruega, de hecho en la gesta derribaron 12 aviones alemanes, aunque el escuadrón quedó destruido al completo tras hundirse sus aparatos y pilotos con el portaaviones HMS Glorious el 8 de Junio por culpa de los acorazados Scharnhorst y Gneisenau que lo cañonearon. Cuando Alemania inició la conquista de Francia muchos Hurricane fueron en ayuda al país galo, sin embargo de esta acción no salieron muy bien parados, pues a pesar de derribar 300 aviones alemanes, ellos perdieron 380 aparatos, además de muchos quedar averiados por el camino.

Para verano el Tercer Reich inició la Operación León Marino, es decir, el ataque por aire a Gran Bretaña para su futura invasión. En la guerra aérea el Hurricane fue el avión que más participó con 32 escuadrones en total, pero la mayoría de victorias fueron de los más modernos Spitfire. La táctica que siguieron los Hurricane en la Batalla de Inglaterra fue la de atacar a las formaciones de bombarderos mientras los Spitfire se ocupaban de los cazas. Al final de la campaña por las Islas Británicas, más de 400 Hurricane fueron derribados con las 2/3 partes de sus pilotos muertos.

Italia entró en la guerra en 1940 y el Hurricane se distinguió contra los aviones italianos en África Oriental y Libia. Un hecho destacable fue el combate de un solitario Hurricane contra tres modernos cazas italianos sobre Alejandría, Egipto, derribando él sólo a todos sus oponentes y saliendo ileso. Para 1941 varias unidades de Hurricane fueron enviadas a la Unión Soviética en su ayuda tras la Operación Barbarroja que había iniciado Alemania, aunque también a otros países como Canadá y Australia para defenderse de la ofensiva del Japón en el Océano Pacífico. Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial el Hurricane saltó a un segundo plano sustituido por el Spitfire y los cazas americanos. Únicamente se distinguió el Hurricane Mk.IID con lanzacohetes bajo las alas en la Batalla de El-Alamein y el Sea Hurricane lanzado desde catapultas en los barcos para interceptar navíos del Eje en los Océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

Un Hurricane Mk original en el Imperial War Museum de Duxford en Gran Bretaña. Fotografía realizada el miércoles 27 de Julio del año 2005.

El Hurricane Mk fue perdiendo importancia a medida que iban aumentando las hazañas de los Spitfire. Al final de la Segunda Guerra Mundial muchos fueron vendidos a Polonia y Noruega para sus nuevas fuerzas aéreas después de la ocupación. En la guerra, antes y después de esta se fabricaron 14.200 unidades. La historia más destacable del Hurricane fue la del piloto sudafricano Marmaduke J. Pattle que derribó en unos pocos meses a 41 aviones italianos y alemanes hasta que murió cuando fue él abatido por un avión un Messerschmitt Bf 110. No obstante su hazaña siempre fue recordada en Sudáfrica.

 

Bibliografía:

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial: Hurricane. “El primer monoplano de la RAF”, Altaya (2004), p.15-16

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “La defensa aérea del Reino Unido”, Altaya (2004), p.29-32
http://en.wikipedia.org/wiki/Hawker_Hurricane