Hudson

 

Nombre: Lockheed Hudson
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Lockheed
Motor: Dos. Motor radial Wright GR-1820-G-102A a 1.000 CV
Dimensiones: Enverdadura= 19′ 96 m. Longitud= 13′ 51 m. Altura= 3′ 61 m
Peso: Cargado= 7.945 kg. Vacío= 45.280 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 396 km/h. Trepada inicial= 493 m/min
Alcance: 3.154 km
Techo de servicio: 7.625 m
Armamento: Cuatro ametralladoras de 7′ 7 mm y 635 kg de bombas
Primer vuelo: 10 de Diciembre de 1938
Historia:

Grandes y extensas eran las costas que tenía que defender Gran Bretaña ante un eventual conflicto mundial debido a su particular carácter insular. Por esa razón en 1938 la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF) sacó de manera urgente a concurso el proyecto de fabricar un avión capaz de patrullar la costa inglesa y desempeñar tareas de navegación aérea. Sin embargo ningún trabajo convenció a los mandos en Londres, ya que los aviones no se ajustaban a las características, por lo menos hasta que desde Estados Unidos la compañía Lockheed presentó un prototipo diseñado a toda prisa en cinco días y cinco noches que cautivó a los británicos. Se trataba de un aparato construido a partir del avión civil Lockeed Modelo 10, curiosamente el mismo que había pilotado el famoso aviador Howard Hughes y el que había transportado al Primer Ministro inglés Neville Chamberlein a su entrevista con Adolf Hitler y Benito Mussolini en la Conferencia de Munich. Convencidos los británicos de sus ventajas tras observarle en vuelo el 10 de Diciembre de 1938, solicitaron las primeras 250 unidades a las que bautizaron como Hudson.

Lockheed Hudson de la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF).

Estructuralmente el Hudson era un monoplano de ala media y doble cola con un fuselaje de sección elíptica y la proa con un morro acristalado pensado para defenderse con la ametralladora y tener una mejor visión del objetivo a la hora de lanzar las bombas. Contaba con dos motores de pistón radiales Wright GR-1820-G-102A a 1.000 caballos de vapor en cada ala, las cuales además incluían modernos flaps “fowler” adaptados a pistas cortas. Su armamento defensivo constaba de 4 ametralladoras de 7’7 milímetros situadas en la proa de cristal, en la torreta dorsal y en las dos escotillas lateral y ventral; mientras que el armamento ofensivo se reducía a una capacidad de 635 kilogramos de bombas.

Diversas fueron las variantes de los Hudson a lo largo de su existencia. Gran Bretaña utilizó el Hudson III del que se construyeron 1.228 unidades, seguidas por las 450 del Hudson VI a imitación de los modelos americanos, por las 409 del Hudson V que disponía de un motor Pratt & Whitney y por las 351 del menos efectivo Hudson I. Estados Unidos por otra parte se quedó con los 490 Hudson A-29 destinados básicamente al transporte, además de los 300 de la serie Hudson AT para el entrenamiento y los 20 Hudson AT-18 para la caza submarina. Australia contó con la variante Hudson IV de la que se construyeron 82 unidades y 50 del Hudson I vendido por Londres; mientras que Brasil con 27 unidades denominadas Hudson A-29A.

Hudson de la Real Fuerza Aérea Británica (RAF).

Nada más empezar la Segunda Guerra Mundial, el Hudson tuvo el honor de ser el avión británico que derribó el primer avión alemán del conflicto, concretamente un bombardero Dornier Do 18 sobre Jutlandia el 8 de Octubre de 1939. Sin embargo durante los meses siguientes el Hudson no tendría tanta suerte al verse sus escuadrillas desbordadas por la invasión de Francia, acontecimiento en el que tuvieron que ofrecer cobertura a la Royal Navy durante la evacuación de Dunkerque. Por si fuera poco uno de los pocos Hudson de los que disponía Australia se estrelló accidentalmente sobre Canberra el 13 de Agosto de 1940 cuando transportaba a 9 pasajeros, entre ellos a los tres ministros Geoffrey Austin, Valentine Fairbairn y Henry Gullet, más los dos mandos militares Cyril White y Francis Thornthwaite, una tragedia de carácter nacional en la que todos resultaron muertos.

Terminadas las operaciones en tierra europea, los Hudson estacionados en Aldergrove, una base del Ulster en Irlanda del Norte, se centraron casi exclusivamente en la Batalla del Atlántico, llevando para ello instalado un nuevo radar aire-navío de superficie que tenía la función de detectar submarinos alemanes. El 27 de Agosto de 1941 un Hudson procedente de Islandia ametralló en varias ocasiones al submarino alemán U-570 en la superficie hasta forzar su rendición. Aquel fue el primer triunfo de los Hudson británicos en la guerra antisubmarina, aunque a lo largo de todo el conflicto causarían daños a un total de 25 sumergibles alemanes.

Pintura en la que se muestra el ataque de un Hudson sobre un submarino alemán durante la Batalla del Atlántico.

Al estallar la Guerra del Pacífico los Hudson encontraron un escenario idóneo y extenso para continuar sus cacerías. Por ejemplo el 7 de Diciembre de 1941, coincidiendo con el ataque a Pearl Harbor, un Hudson británico hundió en Khota Baru al carguero japonés Awazisan Maru que intentaba desembarcar tropas en Malasia. También en Asia la China del Kuomintang utilizó a varios Hudson para atacar las posiciones de los soldados japoneses que ocupaban su patria y Nueva Zelanda empleó a otros pocos para bombardear la Isla de Vella Lavella.

Cuando Estados Unidos se concentró en la campaña por el Océano Atlántico a partir de 1942, los Hudson ampliarían su radio de acción desde Brasil al Canadá. El primer Hudson estadounidense en hundir un submarino alemán lo hizo el 1 de Marzo sobre Terranova cuando envió al fondo del mar al U-656. Tres meses después, el 7 de Julio, otro Hudson destruyó al sumergible U-701 cerca del Cabo Hatteras. Canadá que también incluía Hudson en sus fuerzas aéreas pudo hundir el 31 de Julio al submarino germano U-754 junto a la Estación de Yarmouth.

Interesante imagen de un Hudson sobrevolando la Gran Pirámide en Egipto.

Variadas fueron las misiones de los Hudson en la Segunda Guerra Mundial además de las típicas búsquedas de submarinos. Muchos Hudson fueron utilizados en el Norte de África, el Mar Mediterráneo, Birmania, Italia y el Mar del Caribe. También algunos Hudson llegaron a participar en el bombardeo sobre la ciudad alemana de Colonia y atacar diversos puertos al norte de Alemania.

Fueron construidos un total de 2.584 Hudson hasta que finalizó su producción en 1943. Al terminar la Segunda Guerra Mundial países como Portugal, Holanda, Irlanda, Israel, Sudáfrica o Trinidad y Tobago continuaron usando el Hudson algunos años más como aparato de entrenamiento y transporte.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Loockheed Hudson”, Tikal (2010), p.124-125
http://en.wikipedia.org/wiki/Lockheed_Hudson