Heyford

 

Nombre: Handley Page Heyford
Tipo: Entrenamiento
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Handley Page
Motor: Dos. Motor Rolls-Royce Kestrel IIIS a 575 CV
Dimensiones: Enverdadura= 22′ 86 m. Longitud= 17′ 68 m. Altura= 5′ 33 m
Peso: Cargado= 7.672 kg. Vacío= 4.177 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 229 km/h. Trepada inicial= 213 m/min
Alcance: 1.481 km
Techo de servicio: 6.405 m
Armamento: Tres ametralladoras Browning de 7′ 7 mm y 1.589 kg de bombas
Primer vuelo: Junio de 1930
Historia:

Aunque los bombarderos bimotores ya estaban obsoletos al inicio de la década de los años treinta en el siglo XX, la compañía Handley Page decidió apostar por ellos en el Reino Unido. Con esta idea nació el Heyford de manos del ingeniero George Volkert, un avión anticuado para su época, aunque con unas características muy especiales.

Rara fue la estructura del Heyford para un avión del contexto aeronáutico del momento cuando los tres prototipos iniciales efectuaron su primer vuelo en Junio de 1930. Mitad del fuselaje era de metal en la parte delantera y de tela en la trasera, exactamente lo mismo que la envergadura de ala alta arriba y separada ventralmente debajo con un tren de aterrizaje fijo cubierto de carenado. El avión tenía dos motores Rolls-Royce Kestrel IIIS a 575 caballos de vapor, situados curiosamente en el ala superior a diferencia de los bimotores de la Primera Guerra Mundial. Su armamento defensivo incluía tres ametralladoras Browning de 7’7 milímetros ubicadas una en el dorso, otra en la torreta ventral del tipo “cubo de basura” y una última abierta en el morro que hacía al artillero muy vulnerable; mientras que su armamento ofensivo constaba de 1.589 kilogramos de bombas en compartimentos bajo la sección central gruesa del ala inferior, la cual estaba tan cerca del suelo que obligaba al personal de tierra a tumbarse para cargarlas.

Handley Page Heyford de la RAF.

Operativamente el Heyford entró a servir en la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF) en Noviembre de 1933 dentro del 99º Escuadrón. Poco a poco los bombarderos fueron integrándose en otras unidades que incluyeron los 7º, 9º, 10º, 38º, 78º, 97º, 102º, 148º, 149º y 166º Escuadrones. Sus misiones siempre fueron las de entrenar pilotos o probar armamento, labor que cometieron positivamente, con la única excepción del accidente de un Heyford con matrícula K3500 en Mayo de 1937.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, se decidió que todos los Heyford fueran relegados a la retaguardia debido a su extrema vulnerabilidad respecto a los cazas alemanes, por lo que se envió en su lugar al Frente Occidental a los más modernos Whitley y Wellesley. A partir de entonces y en los dos años siguientes los Heyford fueron utilizados para entrenar a centenares de pilotos de la RAF que posteriormente manejarían los bombarderos pesados contra Alemania, Italia y Japón. Una vez entraron en servicio los bombarderos Wellington en 1941, los Heyford fueron retirados del servicio activo y jubilados para siempre.

Grupo de Heyford durante un entrenamiento sobre Reino Unido.

Poco o casi ninguno fue el papel de los Heyford durante la Segunda Guerra Mundial. No obstante, muchas de las expertas tripulaciones de los más famosos bombarderos Wellington, Lancaster o Halifax, fueron resultado del adiestramiento y fruto de la experiencia con el Heyford entre 1939 y 1941.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Handley Page Heyford”, Tikal (2010), p.105
http://en.wikipedia.org/wiki/Handley_Page_Heyford