Hellcat

 

Nombre: Grumman Hellcat
Tipo: Caza-bombardero
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Grumman Aircraft Company
Motor: Uno. Pratt and & Whitney R-2800-10W Double Wasp radial de 12 cilindros en estrella a 2.000 CV
Dimensiones: Envergadura= 13′ 08 m. Longitud= 10′ 20 m. Altura= 3′ 99 m
Peso: Cargado= 5.714 kg. Vacío= 4.190 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 620 km/h. Trepada inicial= 900 m/min
Alcance: 1.680 km
Techo de servicio: 11.370 m
Armamento: Seis ametralladoras Browning M2 de 12′ 7 mm, 3 bombas de 227 kg y 6 cohetes HVAR de 127 mm
Primer vuelo: 26 de Junio de 1942
Historia:

Grumman Hellcats sobrevolando el Océano Pacífico.

A finales de 1941, la Flota Estadounidense (US Navy) hizo un pedido de aparatos que pudieran reelevar a los XF6F Grumman, pues estos se habían quedado en inferioridad de condiciones frente al nuevo descubrimiento de los cazas Zero japoneses. La compañía Grumman se encargó de evaluar el proyecto y en Mayo se firmó un contrato de pedido para el nuevo avión. La Grumman modificó un XF6F y lo denominó F6F-3 Hellcat, se trataba de un aparato de fuselaje de amplia sección transversal que a partir de la cabina del piloto adoptaba una forma de pera con reforzamientos en la parte trasera. El monoplano tenía una ala baja cantilever de construcción completamente metálica, a excepción de las superfícies de control que estaban recubiertas de tela. Al Hellcat se le acopló un motor radial Pratt and & Whitney R-2800-10W Double Wasp de 12 cilindros en estrella a 2.000 caballos de vapor con una hélice tripala Hamilton Standard de 3′ 98 metros de diámetro, dicha planta motriz podía canalizar el flujo del aire con una toma subdividida en tres secciones: las laterales eran para la refrigeración y la central para el carburador. La cabina que tenía el Hellcat poseía un blindaje muy superior al de otros cazas, ya que gozaba de un cristal bastante robusto con un excelente visor de puntería Mk.8 y un radar APS-4 para las misiones nocturnas. Los modernos trenes de aterrizaje se recogían en dos sectores centrales de las alas bastante separados del fuselaje, lo que aportaba una estabilidad adecuada en tierra, siendo la rueda de cola retráctil de caucho macizo escamoteado de 26′ 6 centímetros de diámetro. Como el Hellcat estaba pensado como avión embarcado, se le dotó de un gancho de apontaje en la parte trasera del fuselaje y en sus alas se hicieron semiplanos exteriores plegables que se recogían en la sección central alar y que quedaban establecidos de manera vertical sobre el avión para ahorrar espacio en los portaaviones. La capacidad de combustible del Hellcat era de 890 litros, contando con los depósitos extra alojados en el encastre de las alas de 330 litros, más el depósito opcional externo lanzable de 567 litros más. El armamento que podía transportar el Hellcat eran seis ametralladoras Browning M2 de 12′ 7 milímetros, 3 bombas de 227 kilogramos y 6 cohetes HVAR, además en ocasiones podía llevar hasta una poderosa bomba de 900 kilogramos.

El primer modelo de Hellcat en fabricarse fue el F6F-3, del cual se construyeron 4.420 unidades, saliendo subvariantes como los cazas nocturnos Hellcat F6F-3E y 205 F6F-N. La versión Hellcat F6F-5 fue la que tuvo más mejoras, como la aerodinámica, alerones autorregulables y un sistema de inyección de agua que le daba hasta 200 caballos de vapor extra, además a partir de dicho prototipo se hicieron las subvariantes F6F-5N de caza nocturna y el F6F-5P de reconocimiento fotográfico. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial se fabricaron 12.270 Hellcat, saliendo todos de la misma fábrica situada en Bethpage, Nueva York. Asombrosamente la rápida y veloz fabricación del aparato no fue igualado en toda la guerra por ninguna otra industria.

Combate aéreo en el que un Hellcat derriba a un caza japonés sobre el mar.

Los Hellcat entraron por primera vez en combate a finales de Agosto de 1943 en el Océano Pacífico Central, donde en el período de un mes lograron abatir a 35 aviones japoneses. El 10 de Octubre los Hellcat atacaron el Atolón de Wake, derribando allí a otros 27 aparatos nipones más. A lo largo de otoño tal era el número de derribos que los Hellcats provocaban a los japoneses que los portaaviones americanos pujaban entre ellos para ver que buque conseguía más victorias con sus Hellcat; quedando en primer puesto el USS Essex con 55 victorias y en segundo lugar el USS Bunker Hill con 39. Durante la ofensiva de las Islas Gilbert y las Islas Marshall los Hellcats derribaron en Tarawa el día 23 de Noviembre a 17 aviones japoneses y el 4 de Diciembre acabaron con 18 aparatos enemigos sobre Kwajalein. En el bombardeo de Truk el 17 de Febrero de 1944, los Hellcat demostraron de nuevo su superioridad destruyendo a 50 aviones nipones, mientras que el 29 de Abril acabaron con otros 20 aviones más en el mismo lugar. Más triunfos obtuvieron en la invasión a las Islas Marianas, por ejemplo el 11 de Junio derribaron a 142 aviones enemigos en Saipán con la pérdida de sólamente de 11 Hellcats. Para el 20 de ese mismo mes los Hellcats derribaron un total de 60 cazas Zero en la Batalla del Mar de Filipinas, sin embargo ocurrió una gran tragedia cuando los americanos descubrieron que no tenían suficiente gasolina para llegar a sus portaaviones y se perdieron 80 aparatos en el mar, entre ellos la gran mayoría Hellcats. Fue precisamente en una de las jornadas de la Batalla del Mar de Filipinas donde los Hellcats llegaron a derribar la increíble cifra de 139 aviones en un solo día, perdiéndose a cambio un sólo Hellcat, acción que se conoció como “el tiro al pavo en las Marianas”.

Cuando se produjo el asalto americano a la Isla de Formosa los Hellcat derribaron a lo largo de varios días a 350 aviones japoneses con la pérdida de sólamente 30 aparatos propios. La invasión de Filipinas, Iwo Jima y Okinawa fueron otros ejemplos de las increíbles hazañas del Hellcat. Entre Febrero y Marzo de 1945 los Hellcat efectuaron misiones sobre Tokyo, llegando en los cielos de la capital japonesa a derribar a 320 aviones enemigos a costa de 80 Hellcats. A comienzos de Abril de 1945 las escuadras japonesas en la Isla de Kyushu se lanzaron contra la flota norteamericana en ataques kamikaze, encargándose durante esas acciones los Hellcat de interceptar a los cazas suicidas y destruir 250 aparatos japoneses. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en la campaña de bombardeo a Japón los Hellcats habían derribado a 800 aviones enemigos. A modo de triunfo, el 2 de Septiembre de 1945, decenas de Hellcats sobrevolaron en signo de victoria la Bahía de Tokyo y el acorazado USS Missouri donde se acaba de firmar la paz.

Aviones embarcados Hellcats con las alas recogidas en un portaaviones. Al fondo uno de los Grumman se dispone a aterrizar sobre cubierta.

Tras la Segunda Guerra Mundial el Hellcat sirvió en otras fuerzas aéreas como Gran Bretaña, Francia, Paraguay, Argentina y Uruguay. El Hellcat fue el avión estadounidense que más ases norteamericanos cosechó con un total de 307 pilotos expertos, además, en sólo dos años de servicio en el Pacífico derribó 5.000 aparatos enemigos, más que ningún otro avión de la US Navy.

 

Bibliografía:

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “El F6F Hellcat: un caza formidable”, Altaya (2004), p.51-52

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “El rey de la caza embarcada”, Altaya (2004), p.101-104
http://en.wikipedia.org/wiki/F6F_Hellcat