Heinkel He 177

Nombre: Heinkel He 177 “Greif”
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Ernst Heinkel Ag
Motor: Dos. Daimler-Benz DB-610 de 12 cilindros en V a 2.950 CV
Dimensiones: Envergadura= 31′ 44 m. Longitud= 20′ 4 m. Altura= 6′ 39 m
Peso: Cargado= 31.000 kg. Vacío= 16.800 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 490 km/h. Trepada inicial= 260 m/min
Alcance: 5.500 km
Techo de servicio: 8.000 m
Armamento: Tres ametralladoras de 7’92 mm, tres ametralladoras de 13 mm, dos cañones de 20 mm, 1.000 kg de bombas, dos misiles Henschel HS 293 o FX-1400 o un misil V-1
Primer vuelo: 19 de Febrero de 1939
Historia:

La Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) jamás dispuso de un bombardeo estratégico operativo durante la Segunda Guerra Mundial. La única excepción fue el bimotor Heinkel He 177 que entre 1942 y 1945 protagonizaría vuelos a larga distancia para alcanzar objetivos enemigos como Londres y otras ciudades de Europa.

En 1938 la Compañía Arado fue elegida por el Ministerio del Aire para diseñar un avión multifunción que pudiese operar tanto como bombardero pesado como bombardero en picado. Lo ambicioso del proyecto terminó por naufragar el 19 de Febrero de 1939, cuando tras su primer test de pruebas se descubrieron fallos en el motor y además a lo largo de los meses siguientes se estrellaron en accidentes hasta un total de seis prototipos. A raíz de este fracaso de la Compañía Arado, los ingenieros de la Compañía Heinkel optaron por continuar la fabricación de este avión convirtiéndolo en un limitado bombardero estratégico, que aunque prosiguió con sus habituales averías e incluso fueron propensos a que se incendiasen sus motores en pleno vuelo, el aparato finalmente terminó siendo aceptado por la Luftwaffe bajo el nombre de Heinkel He 111.

Heinkel He 177 de la Luftwaffe.

El Heinkel He 177 era un bombardero de ala alta con un grueso fuselaje tubular capaz de albergar a seis tripulantes y una gran cantidad de armamento pesado que variaba desde los 2.000 kilogramos de bombas a dos misiles teleguiados Henschel HS 293 o FX-1400, e incluso un misil intercontinental V-1, además de estar protegido por un arsenal de seis ametralladoras de entre los 7’92 y 13 milímetros repartidas en el morro, cola, vientre y dorsal, así como otros dos cañones de 20 milímetros. Gracias a sus dos motores de Daimler-Benz DB-610 de 12 cilindros en V invertida a 2.950 caballos de vapor, alcanzaba una velocidad de 490 kilómetros por hora y un descenso casi en picado de 640 kilómetros por hora que sin duda convertía a este bombardero en un adversario formidable a la hora de atacar grandes objetivos como ciudades.

El Tercer Reich dispuso de un total de 1.169 bombarderos Heinkel He 177 en la Luftwaffe. A partir del Heinkel He 177A-0 que era el prototipo original de la Compañía Arado, la Compañía Heinkel produjo 826 unidades del Heinkel He 177A-5 con el fuselaje más grande y 170 del Heinkel 177A-1 con un cañón en montaje de bola. A continuación surgieron los 615 ejemplares del Heinkel He 177A-3 con una aerodinámica que le proporcionó más estabilidad en vuelo, así como el prototipo fallido del Heinkel He 177B que contó con una pieza de 15 milímetros.

Aeródromo de la Luftwaffe con Heinkel He 177 “Greif”.

La vida del Heinkel He 177 fue breve tras recibir su bautismo de fuego en la Batalla de Stalingrado arrojando suministros en paracaídas sobre los soldados del VI Ejército Alemán sitiados en la ciudad, donde llevaron a cabo trece misiones y resultaron derribados siete de estos bimotores entre 1942 y 1943. Precisamente en el Frente Oriental, los Heinkel He 177 bombardearon objetivos del Ejército Rojo sobre Rusia y Ucrania; exactamente igual que en Frente Occidental de Europa. De hecho, la mayor gesta de los Heinkel He 177 fue la “Operación Steinbock” a inicios de 1944 cuando 35 aparatos de este tipo lanzaron incursiones sobre distintos puntos del sur de Inglaterra y la capital de Londres, matando a numerosos civiles británicos y perdiéndose cuatro bombarderos.

Dibujo que representa a dos Heinkel He 177 “Greif”.

Otras de las funciones de los Heinkel He 177 fueron el reconocimiento aéreo y misiones antibuque sobre el Océano Atlántico, además de actuar como plataforma volante de lanzamiento para los misiles V-1 que en 1945 fueron disparados contra el Reino Unido. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, dos Heinkel He 177 fueron capturados por Francia y uno por Gran Bretaña para someterlos a pruebas, antes de su retirada en servicio definitiva en 1946.

 

Bibliografía:

-Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Heinkel He 177”, Optima, p. 188-189
-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Heinkel He 177”, Tikal (2010), p.110-111