Hayabusa Ki-43

 

Nombre: Nakajima Ki-43 Hayabusa
Tipo: Caza
Nacionalidad: Japón
Compañía: Nakajima Hikoki K.K.
Motor: Uno. Ha-115 radial de 14 cilindros en doble estrella a 1.150 CV
Dimensiones: Envergadura= 10′ 84 m. Longitud= 8′ 92 m. Altura= 3′ 27 m
Peso: Cargado= 2.590 kg. Vacío= 1.975 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 530 km/h. Trepada inicial= 990 m/min
Alcance: 1.760 Km
Techo de servicio: 11.200 m
Armamento: Dos ametralladoras Ho-103 de 12′ 7 mm
Primer vuelo: 12 de Diciembre de 1938
Historia:

A finales de 1937 el Ejército Imperial Japonés ordenó a la compañía Nakajima Hikoki K.K. un nuevo caza con tren retráctil, algo muy poco común en el Japón de aquella época. El equipo técnico del ingeniero Hideo Itokawa se puso manos a la obra y diseñó un aparato que llevaba un modesto motor radial Ha-25 de 959 caballos de vapor. El primer vuelo lo efectuó el 12 de Diciembre de 1938 sin resultados muy buenos de maniobrabilidad. Debido a las pruebas negativas, al avión se le introdujo en la parte delantera del fuselaje dentro de un carenado abierto un motor Ha-115 radial de 14 cilindros a 1.150 caballos de vapor que podía estar accionado por una hélice tripala o bipala tanto de madera como de metal, llevando además el radiador en la parte frontal. La novedad del ala era que incluía nuevos flaps apodados “tipo golondrina”, justo sobre los trenes retráctiles. La cabina de tres secciones incorporaba un nuevo visor de tiro con mira telescópica para facilitar la puntería. El único defecto del aparato era su pobre armamento de sólo dos ametralladoras Ho-103 de 12′ 7 milímetros.

Vista delantera de un caza japonés Hayabusa Ki-43. Arte digital.

Cuando el avión estuvo listo en Abril de 1941 para entrar en producción de manera seria, el nombre elegido fue Hayabusa Ki-43. El primer prototipo del Hayabusa fue el Ki-43-I fueron las tres subvariantes Ki-43-Ia, Ki-43-Ib y Ki-43-Ic, entre las cuales apenas había diferencias, pues todas disponían de dos ametralladoras de 7′ 7 milímetros. La versión del Hayabusa Ki-43-II la fabricaron en conjunto las compañías Nakajima y Tachikawa con mejoras muy notables como la reducción de la estructura alar del aparato para aumentar la rapidez y la resistencia, así como la incorporación de afustes subalares para albergar bombas de 30 a 250 kilogramos; fabricándose de este modelo unas 5.000 unidades. El Hayabusa Ki-43-III apareció en 1944 como interceptor, poco después salió la última variante llamada Ki-43-IIIb que iba armado con dos cañones de 20 milímetros. En total se fabricaron durante la Segunda Guerra Mundial 5.919 unidades de Hayabusa Ki-43.

Iniciada la ofensiva japonesa del Sudeste Asiático en 1941, los Hayabusa Ki-43 entraron en acción por primera vez apareciendo sobre los cielos de China, Birmania, Hong Kong, Malasia y las Indias Orientales Holandesas, donde destrozaron con facilidad a los cazas Buffalo y Hurricanes británicos y a los P-40 estadounidenses de la Escuadrilla “Tigres Voladores”. Precisamente en este período escoltaron a los bombarderos Sally Ki-21 a las zonas enemigas de retaguardia. También protagonizaron incursiones muy efectivas contra las refinerías petrolíferas holandesas de Palembang en Sumatra.

Varios Hayabusa Ki-43 aparcados con camuflaje en Nueva Bretaña.

Al comenzar 1943 las unidades de Hayabusa Ki-43 barrieron los cielos de Nueva Guinea de aviones británicos y australianos. Thailandia también usó en los combates del Sudeste Asiático a los Hayabusa Ki-43 dentro de la Fuerza Aérea Real Thailandesa contra los cazas americanos y británicos. A finales de 1943 los Hayabusa Ki-43 inutilizaron la carretera de Birmania con China. Desde ese instante empezó una campaña de transporte aéreo de los Aliados sobre el Himalaya, allí, en las montañas más altas de la Tierra entre la India y el Tíbet, los Hayabusa Ki-43 se cobraron muchas víctimas de bombarderos B-24 y B-29 americanos. Japón también durante todo el conflicto empleó al aparato Hayabusa Ki-43 contra las fuerzas comunistas chinas del Norte de China, el Yenan y Manchuria.

El revés de los Hayabusa Ki-43 ocurrió cuando en el conflicto entraron los nuevos cazas americanos P-38 Lightning, P-47 Thunderbolt y P-51 Mustang. A partir de entonces los aparatos japoneses empezaron a sufrir muchas pérdidas y a perder el control aéreo. Como la situación era crítica, en 1945 los Hiyabusa Ki-43 se destinaron a la defensa de Tokyo y a las grandes ciudades japonesas. Aunque derribaron unas cuantas superfortalezas volantes B-29 sobre Japón, la contienda terminó sin haber conseguido este avión tantas victorias como el Zero u otros aparatos nipones mejores.

Vista trasera de un caza japonés Hayabusa Ki-43. Arte digital.

Curiosamente el último combate aéreo de la Segunda Guerra Mundial lo llevó a cabo un Hayabusa Ki-43 contra un P-61 Black Widow estadounidense el 14 de Agosto de 1945 en el islote japonés de Ie Shima. El resultado fue la victoria del P-61 debido al choque del Hayabusa Ki-43 contra el suelo por un despiste del piloto.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Francia utilizó a varios Hayabusa Ki-43 en la Guerra de Indochina (1945-1954) contra los comunistas vietnamitas. Holanda por otra parte usó dicho aparato contra la guerrilla independientista en las Indias Orientales Holandesas, es decir, la futura Indonesia.

 

Bibliografía:

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “Un nuevo caza: el Hayabusa”, Altaya (2004), p.35-36

Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “A la sombra del Zero”, Altaya (2004), p.69-72
http://en.wikipedia.org/wiki/Nakajima_Ki-43