Hampden

Nombre: Handley Page Hampden
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Handley Page
Motor: Dos. Bristol Pegasus XVIII de 9 cilindros a 1.200 CV
Dimensiones: Envergadura= 21′ 8 m. Longitud= 16′ 33 m. Altura= 4′ 55 m
Peso: Cargado= 8.515 kg. Vacío= 5.348kg
Velocidad: Velocidad máxima= 409 km/h. Trepada inicial= 300 m/min
Alcance: 3.034 km
Techo de servicio: 5.795 m
Armamento: Seis ametralladoras Lewis de 7’7 mm y 1.816 kg de bombas
Primer vuelo: 21 de Junio de 1936
Historia:

No muchos fueron los aviones que habiendo sido pensados inicialmente para servir como cazabombarderos, acabaron por convertirse exclusivamente en bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial. Aquel fue el caso de un bimotor de la Compañía Handley Page denominado “Prototipo H.P.52”, que tras realizar su primera prueba el 2 de Junio de 1936, fue elegido por los inspectores del Ministerio del Aire para servir en la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) bajo el nombre de Hampden.

Rápido, ágil y maniobrable fueron las tres características que definieron al Hampden, un monoplano bimotor de cinco plazas y doble cola que fue apodado por las tripulaciones como “Flying Suitcase” o “Maleta Volante” debido al poco espacio existente en su estrecho fuselaje. Este aparato que podía alcanzar altas velocidades gracias a sus dos motores Bristol Pegasus XVIII de 9 cilindros a 1.200 caballos de vapor, también constaba de un lujoso arsenal que le permitía albergar 1.816 kilogramos de bombas y seis ametralladoras Lewis de 7’7 milímetros situadas del siguiente modo: una en el morro acristalado, una en el costado de babor, dos en la torreta dorsal y dos en la posición central, todas fijas y manuales que conferían al avión una notable ligereza al no sufrir la resistencia del peso de la superestructura.

Bombardero británico Handley Page Hampden.

Operativamente los Hampden entraron en servicio en Lincolnshire dentro del 5º Grupo de Bombarderos en el verano de 1938. Una vez estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, los ocho escuadrones existentes de Hampden, se dedicaron a realizar las primeras incursiones aéreas contra Alemania, en concreto sobre los muelles, instalaciones militares y buques enemigos presentes en las costas del Mar del Norte. Curiosamente durante estas misiones se demostró la vulnerabilidad de los Hampen porque decenas de estos aviones cayeron abatidos a manos de los cazas alemanes Messerschmitt Bf 109 o de las baterías antiaéreas, lo que obligó a incrementar su blindaje. A raíz de estas malas experiencias y tras quedar demostrado que atacar Alemania se habían convertido en una tarea imposible para los Hampden, dichos aviones fueron empleados desde 1940 para bombardear de noche (como sucedió durante la incursión a Vaagso en Noruega), colocar minas submarinas en los puertos o hundir algunas lanchas de desembarco alemanas en el Canal de la Mancha que previamente se habían preparado para invadir Inglaterra durante la llamada “Operación León Marino”. También algunos Hampden participaron en la escolta del famoso Convoy PQ-18 sobre el Océano Glacial Ártico que transportaba material bélico hacia la Unión Soviética, sufriendo elevadas pérdidas a manos de los cazas que les interceptaron desde el Cabo Norte.

A mediados de 1943, los Hampden fueron retirados del servicio activo de la Fuerza Aérea Real Británica para siempre debido a que se habían convertido en “ataúdes volantes” tal y como los definieron sus pilotos. Solamente Canadá, Australia y Nueza Zelanda continuaron utilizando los Hampden para realizar algunas operaciones en el Mar del Norte, aunque también la Unión Soviética para patrullar los puertos de Arkángel y Múrmansk. Igualmente Suecia al terminar el conflicto en 1945, dispuso de algunos Hampden como avión de entrenamiento durante las primeras fases de la Guerra Fría.

Dos Hampden de la RAF sobrevolando Gran Bretaña.

Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial se habían construido 1.430 bombarderos Handley Page Hampden. Su historial fue trágico porque 714 de los bombarderos fueron destruidos (263 en accidentes, 214 por causas desconocidas, 128 derribados por cazas, 108 abatidos por baterías antiaéreas y 1 atrapado por un globo cautivo) y 1.816 de sus tripulantes causaron baja (1.077 muertos y 739 desaparecidos). Ante este oscuro pasado, el Hampden fue sin duda uno de los aviones que más pérdidas humanas causó a la RAF entre 1939 y 1945.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Handley Page Hampden”, Tikal (2010), p.104
-http://en.wikipedia.org/wiki/Handley_Page_Hampden