Focke Wulf Fw 200 Cóndor

Nombre: Focke Wulf Fw 200 Cóndor
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Focke Achgelis
Motor: Cuatro. BMW Bramo Fafnir 323R-2 de 9 cilindros a 1.200 CV
Dimensiones: Envergadura= 30′ 85 m. Longitud= 23′ 46 m. Altura= 6′ 30 m
Peso: Cargado= 22.700 kg. Vacío= 12.951 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 360 km/h. Trepada inicial= 600 m/min
Alcance: 3.550 km
Techo de servicio: 5.800 m
Armamento: Tres ametralladoras de 13 mm, dos ametralladoras de 7′ 92 mm, un cañón de 20 mm, 2.100 kg de bombas, dos misiles Henschel HS 293 o FX-1400
Primer vuelo: 27 de Julio de 1937
Historia:

Bien el Focke Wulf Fw 200 Cóndor podría haberse convertido en el mayor bombardero estratégico que tanto precisó Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Desgraciadamente, la visión de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) a la hora de otorgar prioridad a los bombarderos tácticos, relegó a este cuatrimotor a desempeñar tareas antibuque que demostraron ser muy exitosas, poniendo en serios aprietos al Reino Unido durante la Batalla del Atlántico.

Bombardero cuatrimotor alemán Focke Wulf Fw 200 Cóndor.

Inicialmente el Focke Wulf Fw 200 Cóndor se construyó con la idea de convertirse en un avión civil de pasajeros para la Compañía de Aerolíneas Lufthansa. Desde su primer vuelo el 27 de Julio de 1939, el Focke Wulf Fw 200 Cóndor realizó grandes vuelos sin escalas desde Alemania a aeropuertos como el de Nueva York en Estados Unidos o Tokyo en Japón que le hicieron ser popularmente conocido entre los pilotos de la época. Curiosamente aquellas rutas que despertaron el interés de países como Brasil, Finlandia o Dinamarca, los cuales formularon solicitudes de compra a Berlín tras descubrir las excelentes virtudes del monoplano; todavía hicieron ir más lejos a Japón que se convirtió en la primera nación en comprender el potencial militar del Focke Wulf Fw 200 Cóndor como aparato de reconocimiento naval de largo alcance. Así fue como el Imperio Japonés mandó estudiar al Focke Wulf Fw 200 Cóndor para ser usado por la Marina Imperial Japonesa, una actitud que condujo a los alemanes a llevar a cabo una profunda reflexión sobre el aparato que acababan de fabricar, por lo que al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, la Luftwaffe autorizó la conversión del Focke Wulf Fw 200 Cóndor en un bombardero.

El Focke Wulf Fw 200 Cóndor era un enorme monoplano cuatrimotor diseñado de forma enteramente metálica tanto en la superestructura del fuselaje como en la gran envergadura del ala baja. Con una capacidad para 26 pasajeros en el ámbito civil, dentro del uso militar se redujo a 5 tripulantes: el piloto, copiloto y los tres artilleros. Simultáneamente, su fuerza motriz se elevó a 360 kilómetros por hora gracias al impulso de sus cuatro motores (dos en cada ala) del modelo BMW Bramo Fafnir 323R-2 de 9 cilindros a 1.200 caballos de vapor; mientras que se le añadieron otras ventajas adicionales como el tren retráctil, su radar FuG 200 Hohentwiel y un armamento pesado consistente en dos ametralladoras de 7’92 milímetros en las torretas frontal y dorsal, tres ametralladoras de 13 milímetros en el morro y la parte trasera, un cañón de 20 milímetros atrás, una capacidad de 2.100 kilogramos de bombas y dos misiles teleguiados Henschel HS 293 o FX-1400.

Escuadrón de Focke Wulf Fw 200 sobre el Océano Atlántico.

A pesar de que solamente fueron construidas 276 unidades del Focke Wulf Fw 200 Cóndor, se fabricaron un buen conjunto de versiones y variantes. Las más famosas fueron el Focke Wulf Fw 200 Cóndor C-1 armado con cuatro bombas de 250 kilogramos, el Focke Wulf Fw 200 Cóndor C-2 con barquillas en los motores que rebajaban la resistencia, el Focke Wulf Fw 200 Cóndor C-3 equipado con una mira de bombardero Lotfe 7D, el Focke Wulf Fw 200 Cóndor C-4 con un artillero extra cubierto por dos nuevas ametralladoras, el Focke Wulf Fw 200 Cóndor C-6 con lanzaderas para misiles y el Focke Wulf Fw 200 Cóndor con un radar Hohentwiel. Incluso se produjeron siete unidades del Focke Wulf Fw 200 Cóndor B para ser vendidas al extranjero, en esta caso cinco a Japón con adaptaciones tropicales y dos a Finlandia acondicionados para operar en climas árticos.

Oficialmente el bautismo de fuego de Focke Wulf Fw 200 Cóndor tuvo lugar el 8 de Abril de 1940 después de que uno de estos aparatos bombardease a un navío británico cerca de las costas de Dinamarca. No obstante, sería a partir de Junio de 1940, cuando los Focke Wulf Fw 200 Cóndor se convirtieron en una pieza clave durante la Batalla del Atlántico a la hora de interceptar y hundir numerosos navíos aliados desde las bases de Burdeos y Mérignac. Por ejemplo en Septiembre de 1940, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor echaron a pique 91.440 toneladas de buques; mientras que en Abril de 1941, se batió el récord con el hundimiento de 116 mercantes con un total de 328.185 toneladas brutas. Por si fuera poco, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor no sólo se dedicaron a bombardear a los cargueros enemigos, sino que además guiaron a sus propios submarinos contra los convoyes que navegaban en dirección al Reino Unido. A raíz de esta nueva amenaza que se cernió sobre el Imperio Británico, no fue raro que el Primer Ministro Winston Churchill calificara al Focke Wulf Fw 200 Cóndor como “el Azote del Océano Atlántico”.

Focke Wulf Fw 200 en un aeródromo de Francia.

Al mismo tiempo en que los Focke Wulf Fw 200 Cóndor causaban el terror en el Océano Atlántico, también cosecharon pérdidas a manos del enemigo. Precisamente el Focke Wulf Fw 200 Cóndor fue el primer avión abatido en el año 1941 tras la acción de un caza británico Hurricane; mientras que al entrar Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en la primera víctima de un avión norteamericano, en este caso un caza P-38 Lightning que interceptó y derribó a uno de los cuatrimotores sobre Islandia. Sin embargo y a pesar de que el Mando Costero (Coastal Command) hizo todo lo posible por acabar con los Focke Wulf Fw 200 Cóndor, estos siguieron produciendo graves pérdidas a los mercantes aliados en el mar gracias al incremento de su radio de acción desde las 10 horas a las 18 horas de vuelo. De igual forma, algunos Focke Wulf Fw 200 Cóndor combatieron en el Frente Oriental como los que se dedicaron a abastecer al VI Ejército Alemán sitiado en la Batalla de Stalingrado entre 1942 y 1943; o también a bombardear convoyes en el Océano Glacial Ártico con rumbo a los puertos soviéticos de Múrmansk y Arkángel.

Cuando se produjo el desembarco de Normandía en Junio de 1944, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor perdieron sus bases de partida en Francia y tuvieron que ser enviados a los aeródromos de Alemania. Desde entonces, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor se dedicaron en exclusiva al reconocimiento aéreo o al transporte militar, lanzando agentes secretos en paracaídas en diversos lugares de la Europa ocupada por los Aliados o la URSS. Precisamente Adolf Hitler y Heinrich Himmler, también utilizaron a los Focke Wulf Fw 200 Cóndor como avión personal, siendo el de éste último acondicionado con sillones de cuero, una escotilla de escape y una capa de blindaje extra.

Focke Wulf Fw 200 de la Luftwaffe.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor prosiguieron utilizándose como avión civil por diversos países como Reino Unido, la Unión Soviética, España o Brasil, siendo esta última la nación que más empleó a este bombardero a través de la Compañía Syndicato Cóndor. Curiosamente durante gran parte del siglo XX, los Focke Wulf Fw 200 Cóndor continuaron operando en el mundo hasta 1999, fecha en que el último aparato efectuó su último vuelo aterrizando en el Fiordo de Trondenheim en Noruega. Con este expediente, sin duda alguna los Focke Wulf Fw 200 Cóndor fueron catalogados como unos de los mejores cuatrimotores de la Historia Aeronáutica.

 

Bibliografía:

Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Focke Wulf Fw 200 Cóndor”, Optima, p. 170-171
-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Focke Wulf Fw 200”, Tikal (2010), p.96-97
-http://en.wikipedia.org/wiki/Focke-Wulf_Fw_200_Condor