Focke Wulf Fw 190

 

Nombre: Focke Wulf Fw 190
Tipo: Caza
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Focke-Wulf Flugzeugbau GmbH
Motor: Uno. Motor radial BMW 801D-2 de 14 cilindros
Dimensiones: Envergadura= 10′ 49 m. Longitud= 8′ 84 m. Altura= 3′ 96 m
Peso: Cargado= 4.900 kg. Vacío= 3.200 kg.
Velocidad: Velocidad máxima= 653 km/h. Trepada inicial= 720 m/min
Alcance: 900 km
Techo de servicio: 11.410 m
Armamento: Dos ametralladoras MG131 de 15 mm y dos cañones MG151 de 20 mm
Primer vuelo: 1 de Junio de 1939
Historia:

Focke Wulf-190 alemán.

Curiosamente el Focke Wulf Fw 190 fue un caza que ideó la compañía Focke-Wulf Flugzeugbau GmbH con tal de hacer la competencia al Messerschmitt Bf 109 que tan buenos resultados estaba dando en la Guerra Civil Española (1936-1939). En 1939 se fabricó el primer prototipo con un motor radial BMW 801D-2 de 14 cilindros, el cual tras su primer vuelo obtuvo resultados aceptables que despertaron los deseos de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) para formalizar sus primeros pedidos. Pero antes de que estuviese terminado el aeroplano estalló la Segunda Guerra Mundial, con lo cual la compañía retrasó la producción para dedicarse a observar las demandas de los cazas que irían surgiendo a partir de los primeros combates aéreos con los aviones disponibles. Gracias a dicho estudio el Focke Wulf Fw 190 fue mejorado y modernizado hasta convertirse en un caza digno de combatir en 1942, siendo superados todos los inconvenientes técnicos que había tenido el Messerschmitt Bf 109 contra el inesperado caza británico Spitfire. Cuando ya estuvo listo básicamente cambios a lo largo de los tres años anteriores habían sido el acoplamiento de una hélice tripala, aletas inferiores recortadas para la estabilidad del aparato, ruedas retráctiles o a veces interiores dentro del fuselaje, carenados subalares con sistema de propulsión de emergencia basado en inyección, velocidades de 653 kilómetros por hora, una cabina ensanchada que proporcionaba mejor visibilidad de combate al piloto y un arsenal de dos ametralladoras MG131 de 15 milímetros coordinadas con dos cañones MG151 de 20 milímetros.

Los primeros 100 Focke Wulf-190 se construyeron en las fábricas de Hamburgo y Bremen. Sus variantes más conocidas fueron la serie Focke Wulf Fw 190A y Fw 190B, aunque posteriormente las superó la versión Focke Wulf Fw 190F que operaba con un lanzacohetes Panzerblitz R4M para acabar con tanques y fortalezas volantes. La última variante destacable fue el Focke Wulf Fw 190G que podía transportar una bomba SC 1000 de 1.000 kilogramos. Con estas mejoras la producción se intensificó en las factorías de Marienburg, Neubrandenburg, Schwerin y Tutow. Se llegaron a fabricar unos 20.000 Focke Wulf Fw 190 durante toda la guerra.

Vista lateral del Focke Wolf-190.

Inesperadamente los Spitfire se toparon con el Focke Wulf-190 en 1941, quedando los pilotos británicos impresionados y a la vez asustados por su temible superioridad, siendo decenas de ellos derribados. Clave fueron los Focke Wulf Fw 190 en la escolta de los acorzados Scharhorst y Gneisenau, protagonizando una gran cacería de aviones británicos en el Canal de la Mancha. Numerosos Focke Wulf Fw 190 sirvieron en el Norte de África, muchos de ellos escoltando a los convoyes del Eje o bien atacando las líneas de suministros ango-estadounidenses entre Argelia y Túnez. La victoria más destacada del Focke Wulf Fw 190 fue durante un ataque a una formación de bombarderos americanos sobre las ciudades de Regensburg y Schweinfurt, donde derribaron 79 fortalezas volantes B-17 y dañaron a otras 121 más. El piloto y as más famoso de Focke Wulf Fw 190 fue el teniente Otto Keitel con 276 victorias en su haber.

Un Lancaster británico de la RAF es derribado por un Focke Wolf-190 del mando de caza nocturna.

Tarde llegó el Focke Wulf Fw 190 para enfrentarse con los cazas aliados en 1942, ya que si hubiera combatido antes contra el Spitfire, la Historia hubiera sido diferente probablemente con una victoria alemana en la Batalla de Inglaterra, pero ya en esa época tenía que hacer frente a la superior industria de cazas norteamericanos. Para solucionar este desnivel la Luftwaffe encargó el proyecto del Focke Wulf-190 Dora 9, hermano del anterior, pero con modificaciones especiales para volver a ser un caza de nivel superior en el aire contra cualquier enemigo.

FOCKE WULF FW 190 DORA 9

Nombre: Focke Wulf Fw 190 Dora 9
Tipo: Caza
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Focke-Wulf Flugzeugbau GmbH
Motor: Uno. Motor Junkers Jumo 213A-1 de 12 cilindros en línea y 1.776 CV
Dimensiones: Envergadura= 10′ 50 m. Longitud=10′ 20 m. Altura= 3′ 36 m
Peso: Cargado= 4.840 kg. Vacío= 3.500 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 704 km/h. Trepada inicial= 1.000 m/min
Alcance: 1.200 km
Techo de servicio: 10.000 m
Armamento: Dos ametralladoras MG131 de 15 mm y dos cañones MG151 de 20 mm
Primer vuelo: Finales de 1942
Historia:

Focke Wolf-190 Dora 9.

Como muy buenos habían sido los resultados del Focke Wulf-190, en Mayo de 1942 obligaron a la Luftwaffe a crear del mismo avión un hermano con mejores cualidades que su predecesor, ese sería el Focke Wulf-190 Dora 9. La idea la tuvo un director de la compañía Flugzeugbau llamado Kurt Tank. La primera mejora del nuevo caza fue acoplar a la célula del caza un motor Junkers Jumo 213A-1 de 12 cilindros con unas placas deflectoras en el fuselaje del aparato de apertura y cierre dependiendo del régimen del motor. Para el establecimiento del motor Junkers Jumo 213-1 se hubo de alargar notablemente el fuselaje porque que no cabía en la parte delantera, además de encajarse un radiador frontal anual. La estructura de la cabina fue modificada con una cubierda corrediza que disponía de un moderno sistema para desprenderse en caso de que el piloto tuviera que saltar en paracaídas, mientras que en la parte trasera acristalada se estableció un mamparo blindado que protegía la cabeza y espalda del piloto. Bajo el fuselaje se pusieron dos antenas, una en forma de anillo para el equipo de comunicaciones y otra en forma de mástil invertido para los sistemas de radionavegación. El armamento fue de dos ametralladoras MG131 de 13 mm y dos cañones MG151 de 20 mm, alojándose la munición en los tambores de las alas accesibles mediante un panel carenado. También el aparato podía alojar una bomba de SC500 de 500 kg.

Todas estas mejoras tecnológicas del Focke Wulf Fw 190 pasaron factura, pues no se pudo emplear el Dora 9 hasta principios del verano de 1944, es decir, cuando la guerra ya no iba bien para Alemania. Las subvariantes del Dora 9 fueron los Fw 190D-11 y Fw 190D-15 con nuevos desarrollos y ampliaciones del motor Jumo. La última versión fue el Focke Wulf Ta-152, sin duda el caza más moderno de hélice de la Segunda Guerra Mundial, el cual se convirtió en un gran interceptor que operaba a gran altitud, aunque por falta de tiempo sólamente se fabricaron 70 unidades. El Focke Wulf Fw 190 Dora 9 se construyó durante la guerra en las fábricas de su compañía en Sorau y Cottbus, mientras que se encomendó unidades a la empresa Fieseler en Kassel. En total se llegaron a fabricar 674 aparatos.

Vista lateral de Focke Wolf-190 Dora 9.

Oficialmente la primera escuadrilla de Focke Wulf Fw 190 Dora 9 se constituyó en Francia en Octubre de 1944, operando contra el Estuario del Río Orne y las ciudades de Caen, Lisieux, Evreux y Avranches, acciones en las que derribaron más de 100 aviones aliados. Tras abandonar Francia los Dora 9 se dedicaron a la defensa aérea de Alemania Occidental repartidos en cuatro escuadrillas. El 3 de Diciembre unos Dora 9 derribaron tres Typhoon británicos sobre Alemania; el día 5 abatieron algunos P-47 americanos; y poco después una fortaleza volante B-17. El Focke Wolf Fw 190 Dora 9 se convirtió por aquellos días en el mejor caza de hélice que volaba sobre Europa. Pero el 29 de Diciembre fue la jornada más negra de los Focke Wulf Fw 190 Dora 9, pues por un error de cálculo en un ataque contra un enemigo que los superaba de 10 a 1, fueron derribados 15 aparatos alemanes a costa de perder 11 aviones los británicos. Sin embargo durante la Operación Bondenplatte lanzada el 1 de Enero de 1945 los germanos recuperaron la iniciativa al destruir en sus aeródromos a más de 120 aparatos británicos y americanos en unas horas, todo ello con la pérdida de 46 Dora 9. A partir de 1945 numerosas unidades de Focke Wulf Fw 190 Dora 9 fueron asignadas a la protección de los cazas a reacción Messerschmitt Me 262 en su despegue y aterrizaje, misiones de mal uso porque aquellos aparatos hubieran venido muy bien en la defensa final del Tercer Reich.

Combate aéreo entre Focke Wulfs 190 Dora 9 alemanes contra Mustangs P-51 americanos.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial el Focke Wulf 190 Dora 9 fue vendido a Argentina en 1946, país que le sustituyó la denominación por N900. Nombres como Josef Priller figuraron como grandes pilotos del Focke Wulf Fw 190 Dora 9, aunque la mayoría no consiguió grandes victorias por falta de tiempo ya que el avión participó muy tarde en el conflicto.

 

Bibliografía:

Javier Ormeño, Focke Wulf 190, el pájaro carnicero de la Luftwaffe 1, Revista Serga Nº51 (2008), p.54-68
Javier Ormeño, Focke Wulf 190, el pájaro carnicero de la Luftwaffe 2, Revista Serga Nº52 (2008), p.2-15
Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe. “Focke-Wulf Fw 190”, Optima, p. 164-168
Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “El Dora 9: Un caza de alto techo”, Altaya (2004), p.13-14
Editores de Altaya, Aviones de Combate de la Segunda Guerra Mundial. “El mejor caza de hélice alemán”, Altaya (2004), p.25-28