Focke-Achgelis Fa 223 “Drache”

 

Nombre: Focke-Achgelis Fa 223 “Drache”
Tipo: Helicóptero
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Focke Achgelis
Motor: Bramo 323D-2 de 9 cilindros a 750 CV
Dimensiones: Envergadura= 24′ 50 m. Longitud= 12′ 22 m. Altura= 4′ 36 m
Peso: 3.180 kg
Velocidad: 182 km/h
Alcance: 437 km
Techo de servicio: 7.100 m
Armamento: Una ametralladora MG-15 de 7′ 92 mm y 2 dos bombas de 250 kg
Primer vuelo: 3 de Agosto de 1940
Historia:

Desde que en 1933 la compañía alemana Focke Achgelis adquiriera la patente de autogiros del ingeniero Juan de la Cierva en España, buscaba ser pionera y primera suministradora en el desarrollo de helicópteros para la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe). Pero desgraciadamente en varios años no consiguió buenos resultados tras cuantiosas pruebas con interminables prototipos. Fue entonces cuando la empresa aérea civil Deutsche Lufthansa se fijó en uno de los modelos experimentales que Focke Achgelis tenía en Delmenhorst, Baja Sajonia, llamado Achgelis Fa 226 “Hornisse (Avispón)”. Para sorpresa de Focke Achgelis la fijación de Lufthansa por el aparato que aperentemente no parecía servir para nada, derivó en que el Ejército Alemán (Werhmacht) se sintiese atraído por la necesidad de un helicóptero, obligando a la compañía a transformarlo y adecuarlo para caso de guerra. Así se produjo un nuevo helicóptero rebautizado como Focke-Achgelis Fa 223 “Drache (Dragón)”.

El Focke-Achgelis Fa 223 se construyó con una estructura de fuselaje tubular recubierto de acero soldado y tela que se organizaba en cuatro secciones consistentes en la carlinga acristalada para piloto y observador, compartimento de carga, alojamiento del motor y la cola. El motor Bramo 323D-2 de 9 cilindros a 750 caballos de vapor se situaba en el centro del fuselaje, del cual sobresalían dos estructuras sujetas por cables que almacenaban los rotores de tres palas de madera. La velocidad que podía conseguir era de 182 kilómetros por hora a 528 metros por minuto con un techo de servicio de 7.100 metros de altura.

Focke-Achgelis Fa 223 en misión de rescate sobre los Alpes de Baviera, Austria.

Mal empezó la carrera del helicóptero, ya que el primer prototipo llamado Focke-Achgelis Fa 223 V1 se estrelló el 5 de Febrero de 1941 tras detenerse su motor en el aire. La segunda versión, el Focke-Achgelis Fa 223 V2 que se caracterizaba por un tener una ametralladora MG-15 de 7′ 92 milímetros, también acabó destruido por culpa de un bombardeo aliado sobre la factoría. El elegido definitivamente fue el Focke-Achgelis Fa 223 V3, también conocido como Focke-Achgelis Fa 223E, el único con más uso militar durante la guerra tras superar una prueba en la que transportó a un cañón de 75 milímetros mediante un cable. Hubo también una versión que voló a manos del piloto de pruebas Karl Bode llamada Focke-Achgelis Fa 223 V11, de la cual se rodó un film en Laupheim haciendo de grúa a una avioneta Fieseler Storch Fi 156 y a un fuselaje de un caza Messerschmitt Bf 109. Otros prototipos que quedaron sobre la mesa sin ni siquiera fabricarse fueron el Focke-Achgelis Fa 223A para la guerra antisubmarina capaz de lanzar dos cargas de profundidad o dos bombas de 250 kilogramos; el Focke-Achgelis Fa 223B de reconocimiento con un depósito extra de combustible deshechable que le permitía alcanzar los 700 kilómetros; el Focke-Achgelis Fa 223C para tareas de salvamento; y el Focke-Achgelis Fa 223D con la misión de auxiliar a tropas de montaña llevando avituallamiento a las altas cumbres, trabajo que ahorraba el acompañamiento de 50 mulas.

La corta vida del Focke-Achgelis Fa 223 “Drache” no fue nada fácil. Los dos primeros que se construyeron, nada más estar acabados y listos para marchar al frente, fueron destruidos en 1942 bajo los escombros de su fábrica en Delmenhorst por un ataque de aviones aliados. La primera misión de rescate para el Focke-Achgelis Fa 223 tuvo lugar el 11 de Mayo de 1944 tras estrellarse un bombardero Dornier Do 217 entre Osnabrück y Oldenburg, Austria, desgraciadamente el primer helicóptero se estrelló, siendo necesario enviar un segundo pilotado por Karl Bode y Helmut Gerstenhauer que logró rescatar a las tripulaciones y llevarse en una red los restos del avión y el helicóptero siniestrados. Otras operaciones ese año fueron el traslado de un motor de 1.012 kilogramos de peso de un caza Focke Wulf Fw 190 o un rescate en el Mont Blanc, Suiza. Pero la mala suerte volvió a caer sobre el helicóptero, cuando una incursión aérea aliada destruyó su fábrica en Laupheim, acabando con 13 Focke-Achgelis Fa 223. Ante el acoso desde el aire, la compañía trasladó su factoría al más seguro Aeropuerto de Tempelhof en Berlín, donde se esperaba lograr la cifra de diseño de 400 helicópteros mensuales, algo que nunca se logró. Lo que sí consiguió el Focke-Achgelis Fa 223 fue tener el honor de estrenar la primera escuadrilla de helicópteros del mundo, la “Transportstaffel 40 (TS/40)” ubicada en Mühldorf, Baviera, al mando del capitán Josef Stangl y equipada con 6 unidades y una tripulación de 12 personas que recibieron el entrenamiento en la Escuela de Guerra Alpina de Fulpmes. Prácticamente, la mayor parte de las acciones de la “Transportstaffel 40” fueron labores de reconocimiento en los Alpes despegando los helicópteros desde Airing. La última misión del Focke-Achgelis Fa 223 fue un vuelo sobre Danzig cuando estaba siendo invadida por las tropas del Ejército Rojo, lo que obligó al helicóptero a retirarse volando en paralelo al Mar Báltico antes de ser abatido por los soviéticos. También durante la evacuación de helicópteros de Berlín, un Focke-Achgelis Fa 223 fue derribado por un cañón de artillería soviético. Pocos días antes de acabar la guerra sucedió un caso más que curioso protagonizado por un piloto apellidado Schmid, el cual deseoso de tener un helicóptero personal, robó un Focke-Achgelis Fa 223 y volando desde Alemania lo aterrizó en su casa de Wallern, Austria, donde él y su mujer lo oculturon en el granero; no obstante las tropas de ocupación norteamericanas se dieron cuenta y le requisaron el aparato.

Focke-Achgelis Fa 223 rescatando a la tripulación de un bombardero Dornier Do 17 estrellado.

Una vez acabada la Segunda Guerra Mundia, el Focke-Achgelis Fa 223 tuvo tiempo de protagonizar un último vuelo, fue el cruce de uno de estos helicópteros pilotado por Helmut Gerstenhauer sobre el Canal de la Mancha el 6 de Septiembre de 1945 con la finalidad de entregar el modelo a los británicos de cara a la Guerra Fría contra la Unión Soviética. En la postguerra tanto Francia bajo el nombre de SE.3000 como Checoslovaquia emplearon al Focke-Achgelis Fa 223 en algunas misiones. Gran Bretaña perdió su único helicóptero en un accidente sobre Beaulieu. Sólamente se construyeron 20 unidades de este helicóptero.

 

Bibliografía:

Calvo Mateo, Helicópteros en la Segunda Guerra Mundial. Proyectos y primeros vuelos operativos, Revista Serga Nº 73 (2011), p.47-54

Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Focke-Achgelis Fa 223 Drache”, Optima, p.159
http://es.wikipedia.org/wiki/Focke-Achgelis_Fa_223