Boston

Nombre: Douglas A-20 Boston/Havoc
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Douglas
Motor: Dos. Motor radial Wright R-2600-23 de 14 cilindros a 1.200 CV
Dimensiones: Enverdadura= 18′ 69 m. Longitud= 14′ 63 m. Altura= 5′ 36 m
Peso: Cargado= 12.348 kg. Vacío= 7.256 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 546 km/h. Trepada inicial= 401 m/min
Alcance: 3.380 km
Techo de servicio: 7.869 m
Armamento: Seis ametralladoras de 12′ 7 mm y 1.816 kg de bombas
Primer vuelo: 26 de Octubre de 1938
Historia:

Curiosamente el Boston A-20 de la Compañía Douglas fue el único avión de la Segunda Guerra Mundial que operó a partes iguales dentro de los cinco grandes imperios que conformaron el bando de los Aliados. De hecho entre los años 1939 y 1945, este bombardero medio estuvo al servicio de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, la Unión Soviética y los Países Bajos.

Las autoridades de Washington decretaron la construcción del Boston, también conocido como Havoc, después de emitir una especificación para el diseño aeronáutico de un avión de bombardeo rápido que debía nutrir ampliamente las filas de la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF). Así fue como los tres ingenieros Donald Douglas, Jack Northrop y Ed Heinemann se pusieron manos a la obra y elaboraron un prototipo que efectuó su primer vuelo el 26 de Octubre de 1938, siendo inmediatamente aceptado por el Gobierno de Estados Unidos.

Douglas A-20 Boston/Havoc.

El Boston era un bombardero medio de ala alta que introducía ciertas novedades como un tren de aterrizaje con rueda en el morro y una columna de mandos de emergencia extra en el asiento del copiloto (en caso de que el aviador quedase incapacitado para volar el aparato). Este avión que se movía por dos motores radiales Wright R-2600-23 de 14 cilindros a 1.200 caballos de vapor situados en cada ala y con unos innovadores tubos de escape que amortiguaban las llamas; gozaba de un poderoso armamento que incluía 1.816 kilogramos de bombas en la bodega y seis ametralladoras de 12’7 milímetros situadas una en el morro, una en la parte ventral, dos en la dorsal y dos en la lateral.

Diversas fueron las variantes de los 7.478 Boston construidos a lo largo de su carrera operativa. Del avión original que era el Boston A-20A, nacieron el Boston A-20B con un vidriado ovalado en el morro, el Boston A-20C armado con un torpedo, el Boston A-20G con un cañón Hispano de 20 milímetros, el Boston A-20H con mayor capacidad de transportar peso y el Boston A-20J con una sección de metacrilato de metilo. Hubo incluso algunas versiones destinadas al extranjero como el DB7 comprado por Francia que fue adaptado para el bombardeo diurno y el Havoc I adquirido por Gran Bretaña que fue acondicionado para el bombardeo nocturno en sustitución de sus anticuados Blenheim.

Boston en un aeródromo de la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF).

Bastante antes de que Estados Unidos accediese a la Segunda Guerra Mundial, el Boston se estrenó en Europa cuando Francia compró a la Compañía Douglas numerosos aparatos de este tipo que operaron contra la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) durante la invasión de Europa Occidental entre Mayo y Junio de 1940. Una vez se produjo la capitulación de la República Francesa y se fundó la Francia de Vichy al frente del Mariscal Philippe Pétain como miembro del Eje, los Boston pasaron a servir en el África Occidental Francesa para defender sus colonias de las incursiones protagonizadas por el Reino Unido. Precisamente la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) en Gran Bretaña, adquirió 781 unidades de Boston con los que llevó a cabo ataques nocturnos contra las ciudades del norte de Alemania y patrullas de rastreamiento de submarinos enemigos en el Océano Atlántico.

Al entrar Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial el 7 de Diciembre de 1941, algunos Boston fueron destruidos por la Fuerza Aérea Imperial Japonesa durante el ataque de Japón a Pearl Harbor en las Islas Hawaii. Al mismo tiempo en que tenía lugar la expansión del Imperio Nipón sobre el Asia Oriental y el Océano Pacífico, también Holanda compró algunos Boston a inicios de 1942 para defender el cielo de las Indias Orientales Holandesas, resultando la mayoría de estos bimotores abatidos en el aire por los cazas Zero o capturados cuando las tropas del Ejército Imperial Japonés invadieron Indonesia, exactamente igual que sucedió durante la campaña de ocupación a Nueva Guinea.

Escuadrilla de Boston sobrevolando las playas de costa francesa.

Oficialmente el 4 de Julio de 1942, los Boston de la VIII Fuerza Aérea Estadounidense al mando del general James Doolittle bombardearon los primeros objetivos en Europa, siendo en este caso los blancos todos aquellos aeródromos de la Luftwaffe situados en los Países Bajos. Acto seguido, todas las instalaciones militares ubicadas en el oeste de Francia o el norte de Alemania fueron víctimas de las bombas de los Boston, lo mismo que los acorazados alemanes Scharnhorst, Gneisenau y Prinz Eugen en el Canal de la Mancha durante la llamada “Operación Donnerkeil” (aunque en este caso no encajaron ningún impacto). Incluso en otros escenarios como el Mar Mediterráneo, los Boston con base en la Isla de Malta sobresalieron acosando a las tropas alemanes del Afrika Korps en Egipto durante la Batalla de El-Alamein, a los soldados del Ejército Vichysta en Marruecos y Argelia durante la “Operación Torch” o a los defensores del Ejército Italiano durante la invasión de Sicilia y el sur de Italia.

La Unión Soviética fue otra de las grandes potencias que operaron con el Boston después de que el Kremlin comprase a Estados Unidos un total de 3.414 unidades según la Ley de Préstamos y Arriendos. Estos bimotores que fueron desplegados en el Frente Oriental al servicio de la Flota Aérea Roja, tomaron parte en la campaña del Cáucaso, combatieron en la Batalla de Stalingrado y la Batalla de Kursk, realizaron incursiones contra las fuerzas de sitio durante el asedio a Leningrado y acosaron a buques del Eje tanto en las aguas del Mar Báltico como del Mar Negro.

Secuencia de dos Boston en un ataque contra Nueva Guinea. Izquierda: Uno de los Boston descendiende echando humo tras ser alcanzado por el fuego antiaéreo japonés. Derecha: El Boston finalmente se estrella contra el agua y salta en pedazos.

Cuando se produjo el desembarco de Normandía el 6 de Junio de 1944, los bombarderos Boston arrojaron numerosas bombas de humo sobre la Playa de Omaha para ocultar durante un tiempo a los soldados del Ejército Estadounidense del fuego de ametralladoras y artillería al que les sometió el Ejército Alemán. Simultáneamente, hubo otros países menores que también encuadraron Boston en sus filas como Canadá para ejercer patrullas navales en el Mar del Norte, Australia para bombardear la Islas Salomón, Polonia para atacar objetivos del Eje en Italia o Brasil para escoltar a los convoyes entre Recife y el Mar del Caribe. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, los Boston continuarían operativos al servicio de Estados Unidos hasta su retirada en 1949.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Douglas A-20 Boston/Havoc”, Tikal (2010), p.82-83
-http://en.wikipedia.org/wiki/Douglas_A-20_Havoc