Blenheim

 

Nombre: Bristol Blenheim
Tipo: Caza-bombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Bristol
Motor: Dos. Motor Bristol Mercury XV a 920 CV
Dimensiones: Enverdadura= 17′ 7 m. Longitud= 12′ 11 m. Altura= 3 m
Peso: Cargado= 5.675 kg. Vacío= 3.677 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 428 km/h. Trepada inicial= 469 m/min
Alcance: 1.810 km
Techo de servicio: 8.320 m
Armamento: Dos ametralladoras Lewis de 7′ 7 mm y 454 kg de bombas
Primer vuelo: 25 de Junio de 1936
Historia:

Originariamente el Blenheim nació como un proyecto de crear un avión de pasajeros para una aerolínea civil. Bajo el nombre de Tipo 142 “British First”, el avión fue una petición del magnate de prensa Lord Harold Rothermere para transportar de manera rápida por todo el mundo a altos ejecutivos de los medios de comunicación. No obstante el Ministerio del Aire se interesó tanto por el aparato, que obligó a la compañía Bristol a cancelar su acuerdo con Rothermere y trasladar el proyecto a la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF). El nuevo prototipo, ahora de uso militar y bautizado como Tipo 142M, superó el concurso a la Especificación B28/35 tras su primer vuelo el 25 de Junio de 1936, para ser finalmente aceptado por el Ejército Británico con la denominación de Blenheim.

El Blenheim fue un bombardero bimotor de grueso fuselaje, alas de configuración media y morro acristalado adaptado para albergar al piloto y al observador. Tenía un motor Bristol Mercury XV a 920 caballos de vapor y una hélice tripala que le generaba una velocidad muy superior a los cazas de la época; aunque con un armamento reducido en 454 kilogramos de bombas y dos ametralladoras Lewis o Browning de 7’7 milímetros situadas una en el ala de babor y otra en la torreta dorsal servoasistida que manejaba el tercer tripulante.

Bristol Blenheim de la RAF.

Fueron construidos un total de 4.422 Blenheim en cuatro variantes distintas a destacar. Del original Blenheim I se fabricaron 1.552 unidades y del Blenheim II con un radar nocturno 200 ejemplares. Pero sin duda la mejor de todas las versiones fue el Blenheim IV del que se diseñaron 3.367 aparatos, ya que incluía un armamento más pesado de cinco ametralladoras y un blindaje bastante más grueso. La última variante la fabricó Canadá con el nombre de Bolingbroke a través de la Fairchild Aircraft Company que produjo 676 unidades.

Oficialmente el Blenheim tuvo el honor de ser el primer avión de Reino Unido en realizar la primera misión militar de la Segunda Guerra Mundial, cuando el mismo día de la declaración de guerra a Alemania, el 3 de Septiembre de 1939, un solitario Blenheim del 139º Escuadrón de Bombardero “Jamaica” efectuó un reconocimiento sin incidentes sobre el puerto de Wilhelshaven. Al día siguiente, el 4 de Septiembre, dos escuadrones de Blenheim atacaron el estuario del Río Elba y acertaron con tres bombas al acorazado alemán Admiral Scheer, aunque el buque no sufrió ningún daño porque todos los artefactos eran defectuosos y ninguno explosionó.

Escuadrón de Blenheim de la RAF.

Cuando Alemania invadió Francia en Mayo de 1940, los Blenheim británicos encajaron severas pérdidas a manos de los más modernos cazas alemanes Messereschmitt Bf 109 y Messerschmitt Bf 110. Lo mismo sucedió en la Batalla de Inglaterra, en las operaciones navales del Mar del Norte, en el asedio de Malta y en las campañas del Norte de África, donde los Blenheim fueron derribados por centenares sin lograr grandes objetivos tácticos. Un ejemplo de ello tuvo lugar el 13 de Agosto de 1940, después de que 11 de los 12 Blenheim que partieron a bombardear Aalborg en Dinamarca resultaran abatidos. De igual manera Yugoslavia y Grecia también fracasaron con sus respectivos Blenheim comprados a los británicos cuando fueron invadidos por alemanes e italianos en 1941.

Más suerte tuvieron los Blenheim en frentes secundarios en los que se enfrentaron a aviones técnicamente inferiores. En África Oriental soportaron mejor las balas de los cazas italianos sobre Etiopía y en la invasión de Irak en 1941 pudieron competir contra los aeroplanos irakís. Aquellas victorias en escenarios tan lejandos devolvieron el interés de la RAF por los Blenheim en Europa, siendo elegidos 50 de estos aparatos para bombardear Colonia el 12 de Agosto de 1941, misión en la que una vez más fracasaron tras ser 12 Blenheim derribados. Desde aquel momento los Blenheim fueron siendo retirados de la primera línea en sustitución de cazabombarderos mejores como los Beaufighter, Mosquito o Boston.

Blenheim aparcados en un aeródromo de Reino Unido.

Al estallar la Guerra del Pacífico en Diciembre de 1941, los Blenheim operativos en el Sudeste Asiático que supuestamente habían sido reteriados allí para evitar tener que enfrentarse a aviones superiores, se encontraron de frente con los modernos cazas Zero del Japón. A decenas, los Blenheim fueron siendo abatidos uno a uno por los aviones japoneses sobre Malasia, Singapur y Sumatra en Indonesia. Solamente en el área que comprendía Birmania y el Golfo de Bengala fueron derribados por los nipones 60 Blenheim en la primera mitad de 1942.

Debido a la gran cantidad de Blenhiem derribados tanto en Europa como en Asia, la mayoría de estos aviones fueron enviados a la retaguardia de Oriente Medio o zonas portuarias para realizar sencillas tareas de reconocimiento marítimo. No obstante, hubo otros país que sí continuaron usando Blenheim en primera línea como las fuerzas aéreas de la Francia Libre, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica o la India Británica que cumplieron diversas misiones a lo largo de África, Europa y el Pacífico.

Bombardero Blenheim finlandés en el Frente Oriental de Finlandia.

Algunas naciones del Eje tuvieron la suerte de contar con Blenheims entre sus filas porque previamente los compraron antes de la guerra al Reino Unido o simplemente cayeron en sus manos. Finlandia por ejemplo desplegó a 97 Blenheim en el Frente Oriental contra la Unión Soviética, los cuales se dedicaron a bombardear al Ejército Rojo al norte de Rusia y la ciudad Leningrado, sufriendo en estas operaciones unas pérdidas de 37 Blenheim derribados, aunque también logrando abatir a 8 aviones soviéticos. Cuando se produjo la independencia de Croacia a costa de Yugoslavia, los croatas se hicieron con todos aquellos Blenheim en su territorio, a los que usaron para defender su cielo de la aviación aliada. También Italia incluyó algunos Blenheim entre sus filas que utilizó en el Frente del África Oriental y Rumanía en el Frente del Este.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, los Blenheim a pesar de su obsolez técnica continuaron operativos varios años. Portugal y Turquía fueron algunas de las naciones que compraron varios Blenheim para uso militar o para el adiestramiento. Los últimos Blenheim fueron retirados del servicio activo para siempre en 1956 por Finlandia, la nación que más tiempo confió en estos aviones.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Bristol Blenheim”, Tikal (2010), p.60-61
http://en.wikipedia.org/wiki/Bristol_Blenheim