Beaufighter

 

Nombre: Bristol Beaufighter
Tipo: Caza-bombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Bristol
Motor: Dos. Motor Bristol Hercules XVII de 14 cilindros a 1.770 CV
Dimensiones: Envergadura= 17′ 63 m. Longitud= 12′ 7 m. Altura= 4′ 82 m
Peso: Cargado= 11.440 kg. Vacío= 7.082 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 512 km/h. Trepada inicial= 461 m/min
Alcance: 2.366 km
Techo de servicio: 4.575 m
Armamento: Cuatro cañones de 20 mm, siete ametralladoras de 7′ 7 mm, dos bombas de 726 kg, un torpedo de 457 mm y ocho cohetes de 76′ 2 mm
Primer vuelo: 17 de Julio de 1939
Historia:

“Avión multiuso” fue el nombre con el que cariñosamente se apodó al Bristol Beaufighter en la Segunda Guerra Mundial. Empleado como caza, bombardero y torpedero en todos los escenarios del conflicto, el Beaufighter se convirtió en uno de los aparatos mejor valorados por los pilotos del Reino Unido.

“Beau” fue el mote que dieron los ingenieros de la empresa Bristol al Beaufighter después de su primer vuelo el 17 de Julio de 1939. Robusto y pesado en blindaje, equipo, potencia y arsenal; el Beaufighter fue característico por ser un monoplano biplaza de grueso y resistente fuselaje. Su planta motriz eran dos motores en cada ala que sobresalían por delante de la proa del modelo Bristol Hercules XVII de 14 cilindros a 1.770 caballos de vapor con enfriamiento por aire y con capacidad para una cifra considerable de combustible. Su armamento se componía de un impresionante arsenal repartido de la siguiente manera: cuatro cañones de 20 milímetros en el frontal; siete ametralladoras de 7’7 milímetros, de las cuales seis se situaban en las alas y una en la cabina dorsal del copiloto; dos bombas de 726 kilogramos; un torpedo de 457 milímetros y ocho cohetes tierra-aire de 76’2 milímetros.

Bristol Beaufighter de la RAF en Magrun, Libia.

Numerosas variantes se fabricaron a partir de los 5.928 Beaufighter que Bristol diseñó. Una de las primeras fue el Beaufighter I en versión bombardero, seguida por el Beaufighter II convertido en caza nocturno, el Beaufighter V con una torreta trasera del modelo Boulton Paul o las 1.000 unidades construidas del Beaufighter VI “Torbeau” capaz de transportar torpedos. Pero sin duda la mejor versión fue el Beaufighter X con 2.200 ejemplares que disponía de un radar A.I.VIII para blancos de superficie, un altímetro de radio, unos frenos de picado, un tercer tripulante complementario para ayudar a calcular la trayectoria de los torpedos y una aerodinámica que le permitía alcanzar velocidad máxima a sólo 150 metros del suelo. Australia también construyó algunas versiones de propia producción nacional como el Beaufighter XXI equipado con cohetes tierra-aire de alta velocidad HVAR.

El primer bautismo de fuego de los Beaufighter tuvo lugar en el verano de 1940 durante la Batalla de Inglaterra, cuando la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF), utilizó dichos aviones como cazas para combatir a los alemanes, aunque rápidamente se demostró que ese uso fue un error debido a las elevadas pérdidas a manos de los más veloces aviones germanos. Fue entonces cuando se decidió que el Beaufighter fuera destinado a patrullar las aguas del Océano Atlántico y el Mar del Norte, donde se curtió muy exitosamente cazando barcos alemanes y derribando en el Golfo de Vizcaya a un considerable número de bombarderos germanos antibuque Junkers Ju 88. A partir de 1941 numerosos Beaufighter participaron en la defensa aérea de la Isla de Malta, en los ataques contra los convoyes del Eje procedentes de Italia y en el hostigamiento a las tropas italianas durante la campaña de Libia y Egipto dentro de la Fuerza Aérea del Desierto Occidental (Wester Desert Air Force).

Escuadrón de Beaufighter canadienses sobre Reino Unido. Bajo las alas y la panza puede verse el cuantioso arsenal de cañones, cohetes y bombas.

Cuando estalló la Guerra del Pacífico, Australia y Nueva Zelanda compraron grandes cantidades de Beaufighter en 1942 para defenderse de la ofensiva de Japón en el Sudeste Asiático y el Océano Pacífico. Los Beaufighter se estrenaron contra los japoneses bombardeando sus posiciones en Birmania, Thailandia, Singapur y a lo largo de la frontera oriental con la India. Durante la Batalla del Mar del Bismarck los Beaufighter cosecharon un gran triunfo al hundir varias embarcaciones japonesas y acosando a la infantería nipona en Nueva Guinea y las Islas Salomón. Tras los intensos bombardeos sobre Indonesia entre 1944 y 1945, los japoneses llegaron a temer tanto a los Beaufighter que les apodaron con el nombre de “Whispering Death (El Susurro de la Muerte)”.

Otros usuarios del Beaufighter en Europa fueron Sudáfrica que los empleó para sobrevolar el Mar Mediterráneo y la Polonia Libre en las campañas de Francia y Europa Occidental. Canadá contó con algunos Beaufighter en Banff, Escocia, que utilizó para patrullar el Mar del Norte en busca de sumergibles germanos a finales del conflicto. Precisamente en aquellas aguas los Beaufighter hundieron en Marzo de 1945 a cinco submarinos alemanes en tan sólo dos días.

Beaufighter australiano cerca de Port Moresby en Nueva Guinea.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, el historial de los Beaufighter todavía sería largo porque la RAF continuó volando con estos aparatos en Oriente Medio y el Lejano Oriente algunos años más. Por ejemplo Reino Unido contó con algunos Beaufighter durante la Guerra Civil Griega de 1945 a 1949 para bombardear a los comunistas griegos; mientras que Israel le compró algunos durante la Guerra Árabe-Israelí de 1948 a 1949 para bombardear a las fuerzas de la coalición musulmana. Portugal, Turquía, Noruega y la República Dominicana también incorporaron al Beaufighter entre sus filas algún tiempo; aunque fue su creadora, Gran Bretaña, la nación que utilizó los últimos 35 Beaufighter como remolques hasta su retirada del servicio activo en 1960.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Bristol Beaufighter”, Tikal (2010), p.62-63
http://en.wikipedia.org/wiki/Bristol_Beaufighter