Battle

Nombre: Fairey Battle
Tipo: Cazabombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Fairey
Motor: Uno. Motor Rolls-Royce Merlin II de 12 cilindros a 1.030 CV
Dimensiones: Enverdadura= 14′ 45 m. Longitud= 12′ 90 m. Altura= 4′ 57 m
Peso: Cargado= 4.889 kg. Vacío= 3.018 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 414 km/h. Trepada inicial= 280 m/min
Alcance: 1.609 km
Techo de servicio: 7.930 m
Armamento: Dos ametralladoras Browning de 7’7 mm y 454 kg de bombas
Primer vuelo: 29 de Diciembre de 1939
Historia:

El monoplano Battle fue uno de los bombardeos más empleados por el Reino Unido a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de su obsolencia técnica y cualitativa frente a las potencias del Eje, estos aviones combatirían durante toda la contienda en escenarios secundarios e incluso serían utilizados hasta los mismos inicios de la Guerra Fría.

Ante la necesidad de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) de poseer un bombardero de ala baja que sustituyera a los viejos biplanos de tela Hind y Hart, el Ministerio del Aire del Reino sacó a concurso un proyecto de este tipo bajo la denominación P.27/32. Así nacería el Battle, una especie de cazabombardero que tras la Conferencia de Desarme de Génova celebrada en Italia en 1932, fue diseñado con la finalidad de alcanzar París ante la posibilidad de una guerra contra Francia (curiosamente jamás fue pensado ante la eventualidad de un conflicto contra Alemania).

Dos Fairey Battle de la RAF.

El Battle era un monoplano de ala baja con revestimiento tensado, tren de aterrizaje retráctil y una cabina cerrada y alargada para albergar a los tres tripulantes consistentes en el piloto, navegador y artillero de cola. Este aparato que se movía mediante un motor Rolls-Royce Merlin II de 12 cilindros a 1.030 caballos de vapor (tenía la novedad de contar con una hélice de paso variable), también se armaba con un arsenal comprendido en una capacidad de 454 kilogramos de bombas y dos ametralladoras Browning de 7’7 milímetros (una en el borde del ala de estribor y la otra en la parte trasera de la cabina).

Gran Bretaña construyó un total de 2.185 bombarderos Battle de los que 1.156 fueron fabricados por la Compañía Fairey y 1.029 por la Compañía Austin Motor Company, antes de ser encuadrados en Mayo de 1937 en un total de quince escuadrones sobre todo el Imperio Británico (habría más de mil operativos a comienzos de la Segunda Guerra Mundial). Según las variantes surgidas a partir del prototipo original Battle K4303, fueron diseñados el Battle Mk I con un motor Rolls-Royce Merlin I, el Battle Mk II con un Rolls-Royce Merlin II, el Battle Mk V con un Rolls-Royce Merlin V y el Battle T con un Wright Cyclone R-1820-G38.

Vista ventral de tres Fairey Battle.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, algunos centenares de Battle fueron enviados a Francia como parte de la Fuerza Avanzada de Ataque Aéreo. A pesar de que el día 20 de ese mes un Battle tuvo el honor de ser el primer cazabombardero en derribar un aparato de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) en el Frente Occidental, las enormes pérdidas sufridas en forma de cuatro de cada cinco de unos estos aviones a manos de los cazas germanos Messerschmitt Bf 109, llevaron a que todos fueran retirados al Reino Unido.

Cuando se produjo la invasión de Alemania a Francia el 10 de Mayo de 1940, un grupo de treinta y dos Battle atacó a una columna motorizada enemiga en la frontera con Bélgica que acabó en un completo desastre porque apenas alcanzaron a sus objetivos y la artillería antiaérea derribó a trece de los cazabombarderos. Tan sólo cuatro días más tarde, el 14 de Mayo, otro escuadrón de setenta y un Battle bombardearon los puentes sobre el Río Sedán, siendo abatidos en esta ocasión la alarmante cifra de cuarenta aparatos. De hecho Francia también adquirió dieciocho Battle comprados al Reino Unido que combatieron dentro del Ejército del Aire (Armée de l’Air), aunque igualmente la mayoría acabaron destruidos ante la superioridad de la Luftwaffe.

Con el inicio de la Batalla de Inglaterra en el verano de 1940, los Battle fueron relegados a tareas secundarias de reconocimiento, enlace y transporte debido a su vulnerabilidad frente a los cazas alemanes Messerschmitt Bf 109 y Messerschmitt Bf 110. Precisamente a partir del otoño cuando mejoró la situación de la RAF, los Battle volvieron a llevar a cabo intensos bombardeos contra las barcazas de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) situadas en puertos del Canal de la Mancha como Calais y Boulogne, consiguiendo hundir numerosas embarcaciones que impidieron poner en práctica la “Operación León Marino”.

Escuadrón de tres Fairey Battle formando en V.

Sudáfrica que era miembro de la Commonwealth, adquirió 340 ejemplares de Battle al Reino Unido que utilizó para atacar a las columnas del Ejército Italiano durante la invasión del África Oriental sobre Etiopía, Eritrea y Somalia. También Grecia defendió su patria con doce Battle cuando Italia invadió el Epiro desde Albania dentro del contexto de la Guerra Greco-Italiana; mientras que el Gobierno de Polonia en el exilio operó con unos pocas unidades lanzando incursiones contra las costas del noroeste de Francia.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, naciones como India, Turquía e Irlanda obtuvieron algunos Battle como aviones de instrucción, disuasión o reconocimiento. También los 739 ejemplares adquiridos por Canadá o los 364 comprados por Australia formaron parte del Plan de Entrenamiento Aéreo de Imperio (EATS) hasta su retirada oficial del servicio militar en 1949.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Fairey Battle”, Tikal (2010), p.90-91
-http://en.wikipedia.org/wiki/Fairey_Battle