Barracuda

 

Nombre: Fairey Barracuda
Tipo: Torpedero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Fairey Aviation Company
Motor: Dos. Motor V-12 Rolls-Royce Merlin 32 a 1.640 CV
Dimensiones: Enverdadura= 14′ 99 m. Longitud= 12′ 12 m. Altura= 4′ 60 m
Peso: Cargado= 6.401 kg. Vacío= 4.245 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 367 km/h. Trepada inicial= 254 m/min
Alcance: 1.851 km
Techo de servicio: 5.060 m
Armamento: Dos ametralladoras Browning de 7 mm, seis bombas de 113 kg, 1 torpedo de 735 kg, cargas de profundidad y minas submarinas
Primer vuelo: 7 de Diciembre de 1940
Historia:

Tardía fue la aparición del Barracuda al servicio de la Real Marina Británica (Royal Navy). No obstante, a pesar de que este torpedero recibió su bautismo de fuego en la última etapa de la Segunda Guerra Mundial, su operatividad en combate resultó excelente.

Los Barracuda tuvieron su origen en la Especificación S.24/37 presentada por el Ministerio del Aire del Reino Unido. La compañía Fairey fue la empresa que tomó el reto fabricando el ingeniero Marcel Lobelle un prototipo que pasó las pruebas con éxito tras realizar su primer vuelo el 7 de Diciembre de 1940. Sin embargo cuando el aparato ya se encontraba preparado para su producción en serie, la prioridad dada por el Gobierno a la industria británica de construir cazas y bombarderos pesados retrasó el proyecto. No fue hasta finales de 1942 cuando los primeros Barracuda salieron de las factorías y hasta 1943 cuando por fin estuvieron listos para entrar en combate en un total de 17 escuadrones.

Torpedero Fairey Barracuda de la Royal Navy.

El Barracuda era un torpedero de ala alta plegable con cabina acristalada para tres tripulantes y con un motor V-12 Rolls-Royce Merlin 32 a 1.640 caballos de vapor. Tenía un arsenal muy poderoso compuesto a nivel defensivo por dos ametralladoras Browning de 7 milímetros en la cabina posterior; mientras que a nivel ofensivo de un torpedo de 735 kilogramos, cargas de profundidad, minas submarinas o una capacidad de bombas que podía variar con seis artefactos de 113 kilogramos, cuatro de 204 kilogramos o uno de 454 kilogramos. Otra de las novedades del Barracuda fue su despegue asistido por cohetes para tomar el vuelo desde las pistas cortas de los portaaviones, algo poco inusual en la época.

Fueron construidos un total de 2.607 Barracuda de manera compartida por las empresas aeronáuticas Fairey, Blackburn y Boulton Paul. Las dos primeras variantes fueron el Barracuda Mk I con 30 ejemplares fabricados que albergaban un motor Rolls-Royce Merlin 30 y el Barracuda Mk II con 1.688 unidades que equipaban un radar ASV II situado en un radomo de burbuja bajo la parte inferior del fuselaje. Siguieron a estos el Barracuda Mk III con 852 aparatos diseñados que incluyeron un radar antibuque ASV III y el Barracuda Mk V con 37 aviones construidos a los que acoplaron un radar ASH aire-superficie. También se intentó la producción del Barracuda Mk IV con un motor Rolls-Royce Griffon, aunque el proyecto finalmente se canceló.

Un Barracuda sobrevolando al portaaviones británico HMS Venerable y al destructor Alfredo Oriani de la Italia Cobeligerante en el Mar Mediterráneo.

Hasta Julio de 1943 los Barracuda no entraron en servicio dentro de la Royal Navy cuando bombardearon las costas de Noruega ocupadas por los alemanes. Ese mismo mes otros Barracuda a bordo del portaaviones HMS Illustrios atacaron los puertos italianos en Sicilia durante la “Operación Husky”, contribuyendo así a la salida de Italia de la guerra. No obstante, la más famosa acción de estos aviones tuvo lugar el 3 de Abril de 1944 cuando 42 torpederos procedentes de los portaaviones HMS Furious y HMS Victorious provocaron daños al acorazado alemán Tirpitz tras recibir 15 impactos en el fiordo noruego de Kaa, al cual dejaron fuera de combate tres meses a cambio solamente de dos Barracuda derribados. Sobre el Océano Pacífico a partir de 1944 y durante 1945 los Barracuda del portaaviones HMS Illustrious se dedicaron a bombardear objetivos navales japoneses en Java y Sumatra, destacando especialmente en el raid contra Sabang.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña retiró a los Barracuda del servicio activo. No obstante Francia y Holanda siguieron operando algunos años más con estos torpederos en sus respectivas aviaciones navales embarcadas. Canadá fue el último país en jubilar al Barracuda en 1948.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Fairey Barracuda”, Tikal (2010), p.92-93
http://en.wikipedia.org/wiki/Fairey_Barracuda