B-26 “Marauder”

Nombre: B-26 Marauder
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Martin
Motor: Dos. Motor radial Pratt & Whitney R-2800-43 a 1.920 CV
Dimensiones: Enverdadura= 21′ 64 m. Longitud= 17′ 75 m. Altura= 6′ 55 m
Peso: Cargado= 10.896 kg. Vacío= 16.798 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 454 km/h. Trepada inicial= 351 m/min
Alcance: 1.851 km
Techo de servicio: 6.405 m
Armamento: Cinco ametralladoras Browning de 12’7 mm y 1.800 kg de bombas
Primer vuelo: 25 de Noviembre de 1940
Historia:

Muy escasos aviones fueron elegidos para servir en la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF) nada más superar la primera inspección presentada a concurso. Eso mismo sucedió con el Modelo 179 de la Compañía Martin que sin tan siquiera haber pasado la fase de prototipo, fue comprado por el Gobierno de Washington bajo la forma de un bombardero bautizado como B-26 Marauder con la única finalidad de participar en la Segunda Guerra Mundial.

B-26 Marauder estadounidense con los colores blanco y negro del Día-D sobre las alas.

Originalmente el B-26 Marauder era una mejora del viejo bombardero B-18 Bolo de la Compañía Martin que a diferencia de su antecesor, poseía el doble de peso y una velocidad duplicada a la hora de tomar tierra, además de ser uno de los pocos aviones de ala alta utilizados por Estados Unidos, característico por un fuselaje de sección circular y un tren de aterrizaje triciclo de función retráctil. Respecto a su motor, el aparato tenía dos motores de pistón radial Pratt & Whitney R-2800-43 a 1.920 caballos de vapor que le conferían una rapidez de 450 kilómetros por hora (aunque esto último le hacía vulnerable cuando volaba a baja altura y también propenso a accidentes); mientras que su armamento consistía en 1.800 kilogramos de bombas y cinco ametralladoras Browning de 12’7 milímetros situadas en el morro, la torreta dorsal, el costado del fuselaje, el frontal y la parte trasera.

Cada B-26 Marauder costaba 261.000 dólares desde que el ejemplar original efectuó su primer vuelo el 25 de Noviembre de 1940, aunque por suerte sus variantes posteriores se pagarían a un precio mucho más barato de 192.000 dólares gracias a que la Compañía Martin mejoró sus cadenas de montaje industriales. Oficialmente la primera versión fue el B-26A con suplementos extra de combustible, armamento pesado y un torpedo en lugar de bombas; al que siguió el B-26B con alas y motores más grandes; el B-26C como una subvariante tropicalizada para el desierto que se fabricó en Nebraska; y el B-26JM-1 pensado para el entrenamiento y remolque de objetivos que utilizó exclusivamente el Cuerpo de Marines (US Marine Corps).

Un B-26 Marauder bombardeando las posiciones del Ejército Croata sobre Banja Luka en Bosnia-Herzegovina.

Justo un día después del ataque de Japón a Pearl Harbor, el 8 de Diciembre de 1941, Estados Unidos envió a sus primeros B-26 Marauder a Australia para proteger al país de la ofensiva aérea desencadenada por el Fuerza Aérea Imperial Japonesa. Al frente del 22º Grupo de Bombarderos, los B-26 Marauder que operaban desde el Aeródromo de Garbutt, recibieron su bautismo de fuego el 5 de Abril de 1942 cuando bombardearon la base japonesa de Rabaul en Nueva Bretaña. Tan sólo dos meses después, el 4 de Junio de 1942, un grupo de cuatro B-26 Marauder atacaron al portaaviones japonés Akagi durante la Batalla de Midway después de protagonizar un descenso desde los 244 metros de altura hasta situarse a 3 metros sobre la superficie del agua, donde lanzaron sus torpedos (sin que ninguno de estos alcanzase el objetivo y dos de los aparatos resultasen derribados por cazas nipones Zero). Simultáneamente a lo ocurrido en el Atolón de Midway, otros B-26 Marauder intervinieron en la defensa de las Islas Aleutianas durante la campaña de Alaska y en fechas posteriores tomarían parte varias campañas sobre el Pacífico Sur, Nueva Guinea e Indonesia.

A inicios de Noviembre de 1942, doce B-26 Marauder fueron desplegados en el Norte de África como parte de la 12ª Fuerza Aérea Estadounidense para combatir a la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y a la Fuerza Aérea Real Italiana (Regia Aeronautica) sobre los cielos de Argelia y Túnez. Al mismo tiempo Gran Bretaña encuadró a 522 unidades de B-26 Marauder en la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force) con los que defendió la Isla de Malta y patrulló las aguas del Mar Mediterráneo. De hecho, una vez se agruparon los B-26 Marauder de origen estadounidense y británico, arrojaron hasta un total de 18.288 toneladas de bombas sobre las posiciones del Ejército Ítalo-Alemán en Sicilia, Cerdeña, Córcega e Italia entre 1943 y 1944. De igual manera, la Francia Libre del general Charles De Gaulle adquirió varios B-26 Marauder que empleó durante la invasión de Provenza en la “Operación Dragoon”; mientras que Sudáfrica compró un lote similar para hostigar a las fuerzas enemigas situadas en Grecia y la Isla de Creta. También en Yugoslavia, los partisanos del Mariscal Josip Tito contaron con algunos B-26 Marauder que incorporaron a la Fuerza Aérea Yugoslava y con los que bombardearon tanto al Ejército Croata como a la Guardia Patriótica Eslovena sobre los Balcanes. Incluso muchos B-26 Marauder de la Fuerza Aérea Estadounidense fueron esenciales para disolver las defensas de la “Muralla Atlántica” y acosar a las tropas germanas durante las campañas de Normandía, Bélgica y Alemania Occidental.

Bombardeo masivo de unos B-26 Marauder sobre Europa.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el B-26 Marauder fue retirado del servicio activo para siempre después de haberse construido hasta un total de 5.288 ejemplares. Entre su historial más destacado durante las campañas de Europa y el Mar Mediterráneo, se contabilizaron 129.943 salidas, 172.000 toneladas de bombas arrojadas sobre diversos objetivos en tierra y 402 aviones del Eje derribados.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Martin B-26 Marauder”, Tikal (2010), p.130-131
-http://en.wikipedia.org/wiki/Martin_B-26_Marauder