Avenger

 

Nombre: Grumman Avenger
Tipo: Torpedero
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Grumman
Motor: Uno. Motor radial Wright R-2600-20 a 1.900 CV
Dimensiones: Enverdadura= 16′ 51 m. Longitud= 12′ 48 m. Altura= 5 m
Peso: Cargado= 8.124 kg. Vacío= 4.787 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 444 km/h. Trepada inicial= 328 m/min
Alcance: 1.609 km
Techo de servicio: 7.625 m
Armamento: Cuatro ametralladoras de 12′ 7 mm , 2.725 kg de bombas, 1 torpedo de 560 milímetros y una carga de profundidad de 1.021 kg
Primer vuelo: 1 de Agosto de 1941
Historia:

“Vengador” fue el nombramiento más adecuado con el que se pudo bautizar al “Avenger”. Esta denominación vino con la idea de vengar Pearl Harbor, una tarea que cumplió magistralmente.

Solamente cinco semanas fue el tiempo que necesitó la compañía Grummen para construir el Avenger desde que presentó el boceto original hasta que efectuó su primer vuelo el 1 de Agosto de 1941. Sin ser muy diferente en forma a cualquier monoplano de ala media de Grumman como el Wildcat o el Hellcat, el Avenger destacó por una cabina alargada para tres tripulantes que permitía moverse a estos libremente por el avión hacia la ametralladora de popa mediante un asiento plegable o a la parte trasera del fuselaje que incluía un equipo de bengalas, paracaídas y municiones. La planta motriz era un motor radial radial Wright R-2600-20 a 1.900 caballos de vapor que le impulsaba a velocidades de 444 kilómetros por hora y le aportaba una autonomía considerable si se le añadían depósitos subalares de combustible. Su armamento era muy poderoso, ya que a nivel defensivo contaba con cuatro ametralladoras de 12’7 milímetros, dos en las alas, una en la torreta trasera superior y otra en la inferior; mientras que a nivel ofensivo disponía de una capacidad de 2.725 kilogramos de bombas y sobretodo un torpedo de 560 milímetros y una carga de profundidad de 1.021 kilogramos.

Izquierda: Avenger sobrevolando Estados Unidos a mediados de 1942. Derecha: Avenger en un portaaviones durante la Batalla de Midway.

Fueron fabricados un total de 9.836 Avenger (7.546 por General Motors Eastern Division y 2.290 por Grumman). Algunas de las versiones estadounidenses fueron el Avenger TBF-1C con el combustible aumentado en 2.748 litros, el Avenger TBF-1D con un radar centimétrico, el Avenger TBF-1E con maquinaria electrónica, el Avenger TBF-1J con equipamiento meteorológico, el Avenger TBF-1L con reflectores retráctiles o el Avenger TBF-1P en versión de reconocimiento. Gran Bretaña adquirió su propia variante de Avenger conocida como Tarpon y Nueva Zelanda el Kiwi Avenger.

El bautismo de fuego del Avenger tuvo lugar durante la Batalla de Midway el 4 de Junio de 1942 en un ataque que realizaron cinco Avenger contra los portaaviones japoneses y que fracasaron al ser abatidos cuatro de estos. Sin embargo la suerte de los Avanger cambió durante la Batalla de Guadalcanal, cuando dichos aviones con sus torpedos hundieron al portaaviones japonés Ryûjô el 24 de Agosto sobre el mar de las Islas Salomón Orientales y al acorazado Hiei el 14 de Noviembre.

Escuadrón de Avenger sobre el Océano Pacífico.

Tras la actuación triunfal en Guadalcanal, los Avenger fueron destinados a otras misiones ante las grandes expectivas generadas. Solamente en el Océano Pacífico y en el Océano Atlántico, los Avenger fueron responsables del hundimiento de 30 submarinos japoneses y alemanes. También los británicos y neozalendeses adquirieron varios Avenger por aquella época que emplearon en el Sudeste Asiático y Nueva Guinea para bombardear las posiciones japonesas, hundir a las embarcaciones que cruzaban sus aguas y rociar con gasóleo jardines japoneses.

Una de las mejores actuaciones de los Avenger al servicio de la Flota Estadounidense (US Navy) fue la que protagonizaron en la Batalla del Mar de Filipinas en 1944 con el hundimiento del portaaviones japonés Hiyô. Otros embarcaciones menores fueron atacadas y hundidas en las Filipinas, las Islas Marianas, las Islas Palau, las Islas Marshall, las Islas Carolinas, Truk o las Islas Ryuku, destacando en estas operaciones tripulantes de Avenger que se harían famosos por otras causas como el futuro Presidente George Bush (padre) y el actor Paul Newman. No obstante, las dos acciones más importantes de los Avenger fueron sin duda el hundimiento del acorazado Musashi en la Batalla del Golfo de Leyte y del acorazado Yamato en la Batalla de Okinawa.

Grumann Avenger preparándose para despegar en los portaaviones.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, un escuadrón de cinco Avenger procedentes de Florida protagonizaron el 5 de Diciembre de 1945 uno de los casos más extraños de la aviación y la parapsicología cuando todos desaparecieron sin dejar rastro en el Triángulo de las Bermudas. Este suceso conocido como “Vuelo 19” generó durante décadas polémicos debates sobre la existencia de agujeros negros, OVNIs, extraterrestres, tormentas eléctricas y otros elementos que sin éxito intentaron dar una explicación a lo ocurrido.

Sorprendentemente el Avenger continuó utilizándose en misiones después de la Segunda Guerra Mundial a pesar de la entrada en escena de aviones a reacción. Por ejemplo en la Guerra de Corea de 1950 a 1953 los Avenger actualizados bombardearon a nivel táctico las posiciones de los comunistas en Corea del Norte. También para uso militar en la década de los años 50 del siglo XX el Avenger tuvo otros usuarios como Francia, Holanda, Brasil, Uruguay e incluso el propio Japón cuando creó las Fuerzas de Autodefensa (Jietai). En 1955 Canadá empleó a los Avenger para la aviación civil en tareas de alerta temprana y transportando equipo de gran tamaño. Pero sin duda fue Nueva Zelanda el país que más funciones encontró para los Avenger como la extinción de incendios y la fumigación de cosechas con pruebas de sembrado y abonado desde el aire gracias a un tanque de combustible auxiliar en la tolba relleno de 1.017 kilogramos de fertilizante.

Bombardeo intensivo del puerto japonés de Hakodate por los Avenger.

Oficialmente los últimos Avenger fueron jubilados para siempre en 1962. Con su inigualable hoja de servicios, los Avenger se convirtieron de manera indudable en el mejor torpedero de la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Grumman Avenger”, Tikal (2010), p.100-101
http://en.wikipedia.org/wiki/Grumman_TBF_Avenger