Arado Ar 234 Blitz

Nombre: Arado Ar 234 Blitz
Tipo: Bombardero
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Arado Flugzeugwerke GmbH
Motor: Dos. Junkers Jumo 004 axiales de 900 kg de empuje lineal
Dimensiones: Envergadura= 14′ 20 m. Longitud= 12′ 65 m. Altura= 4′ 30 m
Peso: Cargado= 8.410 kg. Vacío= 5.200 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 742 km/h. Trepada inicial= 735 m/min
Alcance: 1.630 km
Techo de servicio: 10.000 m
Armamento: Dos cañones MG 151 de 20 mm y tres bombas de 500 kg
Primer vuelo: 15 de Junio de 1943
Historia:

El Arado Ar 234 Blitz fue el primer bombardero a reacción en la Historia de la Aviación Militar. Al servicio del Tercer Reich, este aparato bimotor demostraría unas excelentes prestaciones como parte de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe), aunque su desarrollo en una fecha tan tardía como 1944 y 1945, solamente le permitió participar en las últimas fases de la Segunda Guerra Mundial.

Bombardero a reacción Arado Ar 234 Blitz sobrevolando las cumbres nevadas de los Alpes. Arte digital.

A mediados de 1941, el Ministerio de Industria de la Alemania Nacionalsocialista que estaba en pleno proceso de diseño de los cazas a reacción Heinkel He 280 y Messerschmitt Me 262, propuso a la Compañía Walter Brume la construcción de un bombardero a reacción siguiendo las directrices establecidas por el propio Adolf Hitler. A pesar de que esta empresa aeronáutica descartó el proyecto por falta de medios en 1943, la Compañía Arado Flugzeugwerke GmbH lo retomó hasta que presentó un prototipo elegante y sencillo que se caracterizó por una estructura de ala alta y alargada con el morro acristalado en forma de cabina presurizada (similar al del bombardero Heinkel He 111). Se trató del Arado Ar 234 Blitz que se movía mediante dos turborreactores axiales Junkers Jumo 004 de 900 kilogramos de empuje lineal suspendidos bajo la superficie alar que le conferían una increíble velocidad de 742 kilómetros por hora, además de poseer otras cualidades muy llamativas que incluían un nuevo asiento de inyección, sistema de piloto automático y un armamento comprendido en tres bombas de 500 kilogramos y dos cañones MG 151 de 20 milímetros en la parte posterior del fuselaje.

El 15 de Junio de 1943 el Arado Ar 234 Blitz realizó su primer vuelo de pruebas con éxito (aunque para levantar el conjunto del suelo se tuvieron que emplear una corredera de tres ruedas sobre trenes retráctiles). De hecho, las ocho primeras unidades bautizadas como Arado Ar 234V1 Blitz no tuvieron ningún tipo de tren para tomar tierra, por lo menos hasta que se fabricaron los siguientes veinte ejemplares de la serie Arado Ar 234V9 Blitz. A estos modelos también siguieron la variante del Arado Ar 234B-1 Blitz con capacidad para almacenar una gran cantidad de bombas y finalmente la subvariante del Arado Ar 234B-2 Blitz que alcanzó una velocidad tan elevada que le convirtió en inmune a los cazas de hélice de los Aliados.

Escuadrón de Arado Ar 234 Blitz en un aeródromo de Alemania a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Oficialmente el bautismo de fuego de los Arado Ar 234 Blitz tuvo lugar en Septiembre de 1944 tras realizar una serie de reconocimientos sobre las posiciones militares de los Aliados Occidentales en Gran Bretaña. A continuación, estos bombarderos a reacción tuvieron un papel muy destacado en la Batalla de las Ardenas al bombardear a las unidades del Ejército Estadounidense y destruir durante la “Operación Plataforma” a numerosos aviones enemigos en tierra sobre los aeródromos de Bélgica y Francia. Al año siguiente, en 1945, los Arado Ar 234 Blitz hostigaron a los Aliados en las tierras bañadas por el Río Rin y contribuyeron a provocar el derrumbe del Puente de Remagen que se fue abajo llevándose la vida de 28 soldados norteamericanos. Sorprendentemente y a pesar de la carencia de combustible, el personal de la Luftwaffe consiguió la gasolina suficiente para que los Arado Ar 234 Blitz pudiesen volar y continuar lanzado incursiones sobre el Ejército Rojo en el Frente Oriental y sobre el Ejército Aliado en el Río Elba hasta la capitulación del Tercer Reich.

Cuando la Segunda Guerra Mundial terminó sobre Europa en Mayo de 1945, se habían fabricado un total de 210 unidades de Arado Ar 234 Blitz. Curiosamente la mayor parte de los bombarderos supervivientes al conflicto serían evaluados y copiados por los Aliados Occidentales, facilitando el desarrollo posterior de los bimotores a reacción en el ámbito de la Aviación Civil.

 

Bibliografía:

Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Arado Ar 234 Blitz”, Optima, p. 128-130
http://en.wikipedia.org/wiki/Arado_Ar_234